"Nadie tiene que lamentar llevar una minifalda"

Lo dijo la víctima de violación del grupo español "La Manada"

28 de junio de 2018  

MADRID.- El incidente ocurrió hace dos años, pero aún estremece a la sociedad de España . En julio de 2016, durante la celebración de la fiesta de San Fermín en la ciudad de Pamplona, cinco hombres, entre ellos un guardia civil y un exmilitar, todos integrantes de una banda conocida como "La Manada", violaron a una joven de 18 años durante una de las madrugadas de la fiesta y hasta filmaron videos en los que se ve parte de la agresión. Ella los denunció y fueron arrestados.

Pero no fueron condenados por ese delito. El tribunal de Navarra que los juzgó aseguró no encontrar el modo de comprobar la figura de "violación" ante el ataque y los condenó en abril de este año por " abuso " a una sentencia provisional de nueve años de prisión.

Semanas después, tras dos meses en la cárcel, los cinco fueron liberados bajo fianza porque la Justicia entendió que no hay riesgo de fuga mientras se analiza la apelación que presentaron sus abogados, según lo publicado por el diario El Mundo. Y entonces la sociedad estalló en contra de la decisión judicial.

Ahora la propia víctima rompió el silencio. Por primera vez, la joven que hoy tiene 20 años y que prefirió no dar su identidad escribió una carta, hecha pública en exclusiva por El programa de Ana Rosa, del canal Telecinco, y animó a quienes sufrieron agresiones sexuales a contar su caso.

"Denunciad. Nadie tiene que pasar por esto. Nadie tiene que lamentarse de beber, de hablar con gente en una fiesta, de ir sola a casa o de llevar una minifalda. Nos tenemos que lamentar todos de la mentalidad que tiene esta sociedad donde esto le puede pasar a cualquiera", dice la joven en uno de los momentos más duros de su carta.

Además de dar las gracias a su familia y a todos sus seres queridos que la apoyaron en este momento, la víctima habló sobre los habitantes de su país.

"Quiero agradecer a toda la gente que sin conocerme tomó España y me dio voz cuando muchos me la intentaron quitar. Gracias por no dejarme sola. Por creerme, hermanas. Gracias por todo, de corazón (...) Gracias por hacerme sentir otra vez parte de la sociedad en que parece que si te violan tienes que llevar el cartel de violada pegado en la frente. Gracias por luchar, gritar, llorar y apoyar esta causa".

Por último, la joven intentó dar un mensaje de aliento a todas las personas que pasan por una situación similar.

"Para todas las mujeres, hombres, niñas, niños que estáis pasando por algo parecido: se puede salir. Pensaréis que no tenéis fuerzas para luchar, pero os sorprendería saber la fuerza que tenemos los seres humanos. Contadlo a un amigo, a un familiar, a la policía, en un tuit, hacedlo como queráis, pero contadlo. No os quedéis callados, porque si lo hacéis, les estáis dejando ganar a ellos".

Agencias DPA y AP

TEMAS EN ESTA NOTA