Nuevos colores: sello personal en la reforma de un departamento clásico en Barcelona

28 de junio de 2018  

Tecnología aplicada al diseño y una paleta que armoniza las últimas tendencias revitalizaron este antiguo y enorme (230m2) departamento en Muntaner, zona alta de Barcelona. El proyecto estuvo a cargo de los especialistas del estudio catalán Meritxell Ribé-The Room Studio, para quienes la reforma integral fue una oportunidad de aplicar lo que saben hacer mejor: crear atmósferas con diseño. ¿Lo mejor? Las señas de identidad del lugar, intactas.

Las condiciones, en este caso, estaban sobradamente dadas: la arquitectura antigua y el presupuesto para equipar los ambientes con una selección internacional de muebles, objetos y decoración.

La luminosidad del amarillo y la estabilidad del azul conforman una tendencia que arrasa. “De esa combinación resulta un salón elegante y dinámico”, describen los expertos del estudio. Crédito: Mauricio Fuertes

Como suele suceder con las propiedades de la primera parte del siglo pasado, modificar la compartimentación de la planta fue prioridad para modernizar la distribución. En esta vivienda, esa cualidad estaba enfatizada por su disposición alargada y suavizada por su ubicación en esquina.

El gran comedor circular definió el carácter de todo el proyecto.

Los espacios en colores neutros y atemporales dialogan con paletas más vibrantes gracias a un imperceptible hilo conductor que define este conjunto donde reinan dos sensaciones: elegancia y personalidad.

En el living, alfombra con motivo de pavo real en lana y bambú (Dac Rugs) y sofá (Joquer). Crédito: Mauricio Fuertes

El cuadro es de la artista Sol Fàbrega. Completan el ambiente una lámpara de pie en vidrio soplado (Pulpo), mesita redonda ‘TS’ con tapa de mármol (Gubi) y puf ‘Profile’ en terciopelo azul (Roche Bobois). Junto a la estufa, sillón y apoypiés en tono mostaza ‘Neva’ (Artisan).

Estantes ‘Démon’ (Gubi) y escritorio ‘Picard’ (Artisan) con lámpara ‘Birdy’ (Northern Lighting). Crédito: Mauricio Fuertes

Un amplio ambiente se destinó al escritorio del dueño de casa. El sofá ‘Face to Face’ (Tacchini) toma el centro del espacio y lo resuelve con un innovador diseño de múltiples orientaciones. En un extremo, lámpara colgante ‘Multi-Lite’ (Gubi) y alfombra de lana (Dac Rugs).

El parquet de roble juega con las múltiples direcciones de esta esquina barcelonesa. "Punta de Hungría" le llaman los españoles a nuestra "espina de pez", que se usó para jerarquizar los ambientes más importantes.

Aquí, Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech, de Meritxell Ribé-The Room Studio, responsables de la reforma y la ambientación. Crédito: Mauricio Fuertes

Las maderas de la marca bosnia Artisan se procesan con vapor sobrecalentado y secado natural para preservar sus propiedades y conseguir acabados asombrosamente naturales como los que vemos en la consola de arriba, hecha de nogal blanqueado al aceite. Sobre el mueble, fotografía de la artista Andrea Torres (Galería Miquel Alzueta).

Colocamos puertas con vidrio para que la luz natural pudiera circular a lo largo de toda la vivienda y crear una atmósfera más amplia y cálida
Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech

.

En el comedor, los 120 focos de la lámpara ‘Taraxacum’ (Flos) son el súmun del concepto de formas circulares y transparencias que plantea la decoración. Crédito: Mauricio Fuertes

El ambiente tiene tres ventanales al exterior y tres aberturas interiores que lo conectan con un largo pasillo distribuidor, con la cocina y con el despacho.

Las formas redondeadas pasan de la arquitectura al interiorismo, definiendo un conjunto homogéneo de pulidas líneas orgánicas.

La mesa ‘Alex’ y las sillas ‘Jens’ son dos diseños del italiano Antonio Citterio (BB Italia). Crédito: Mauricio Fuertes

Acá, como en todos los ambientes, los cables se dejaron a la vista para un aspecto más informal, que además permite lucir las molduras del techo.

Sobre la gran isla central, lámparas colgantes ‘Torino’ (Toscot). Completan, banquetas modelo ‘Lapala’ (Expormim). Crédito: Mauricio Fuertes

En la cocina se descubrió la bovedilla original de la propiedad; los pintorescos mosaicos calcáreos en el piso son el perfecto complemento vintage.

En el dormitorio principal, el rincón de la TV se dispuso junto a la ventana con un cómodo sofá y un banquito ‘Butterfly’ en madera de arce (Vitra). Crédito: Mauricio Fuertes
A la derecha, cajonera (Zeitraum) con lámpara modelo ‘Cestita’ (Santa Cole). Crédito: Mauricio Fuertes

Junto a la cama ‘Brick’ (Novamobili), un diseño de los años 70: la lámpara colgante ‘Here Comes the Sun’ (DCW).

Los grises aportan serenidad, mientras que el papel pintado añade energía y optimismo con un guiño a la naturaleza
Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech

En el baño de la suite, los detalles en madera compensan la frialdad de las superficies impecables. Crédito: Mauricio Fuertes
La fabulosa vista no requiere mucha decoración: un dúo de sillones (Tinekhome) y algunos accesorios en mimbre resultan suficiente. Crédito: Mauricio Fuertes

El balcón-terraza en el extremo opuesto al comedor tiene dos accesos: desde una habitación auxiliar y desde la zona de TV de la suite. Al espacio se sumó grandes plantas de hoja tropical y cortinas de esterilla que nos transportan a otra latitud en un abrir y cerrar de ojos.

Esta nota es parte de nuestra edición de julio.

TEMAS EN ESTA NOTA