Habitabilidad para la familia

El flamante Volkswagen Virtus se destaca por la amplitud del habitáculo y el baúl, a lo que suma un alto nivel de equipamiento de confort y seguridad, así como una mecánica confiable
Gabriel Tomich
(0)
30 de junio de 2018  

110 CV es la potencia del motor MSI de 1.6 L 16v que equipa al VW Virtus
110 CV es la potencia del motor MSI de 1.6 L 16v que equipa al VW Virtus

Con la misma estrategia que implementó entre sus hatchback, incorporando al nuevo Polo entre el Gol y el Golf, Volkswagen lanzó el sedán Virtus (básicamente el Polo; pero con baúl, una distancia entre ejes 85 mm más larga y una altura 4 mm mayor), para integrar una línea de tres entre los 4 puertas con este nuevo modelo y los ya existentes Voyage y Vento.

El Virtus, que se fabrica en Brasil, se posiciona en el mercado en el segmento Sedán B+, esto lo enfrenta con rivales como el Peugeot 301 y su mellizo Citroën C-Elyseé, Fiat Cronos, Ford Fiesta Sedán y Nissan Versa, todos ellos con versiones con caja automática, como la versión tope de gama Highline con caja AT de 6 marchas que probamos.

En cuanto a dimensiones, el Virtus está más cerca del mediano Vento que del Voyage, que compite en la franja baja de los sedanes del segmento B. Por ejemplo, es 252 mm más largo que el Voyage y apenas 72 mm más corto que el Vento, con el que tiene la misma distancia entre ejes (2650 mm) y casi empata el volumen del baúl: 527 contra 521 del Virtus. Estos datos ponen de relieve una de las características más destacadas del Virtus: el generoso espacio, tanto para los pasajeros en el habitáculo como para las valijas o bolsos.

La posición de manejo es muy cómoda, debido a que las butacas delanteras son confortables y se regulan en altura, igual que el volante, que también ajusta en profundidad; así, no es difícil encontrar una postura ergonómica, dentro de un interior de diseño sobrio y con buenas terminaciones (igual al del Polo). Para los pasajeros traseros queda un muy buen espacio para las piernas y la cabeza (las mismas de un mediano), por lo que dos adultos viajarán allí con gran comodidad.

El Virtus cuenta con el excelente tablero Active Info Display de 10,25" (grande como una tablet), íntegramente digital y al que se le puede modificar con facilidad la configuración con diversos estilos de pantallas e información, que también puede desplegarse en la touchscreen de 8" de la consola central, que incluye el sistema de infotainment (información y entretenimiento), que incluye los mapas del navegador satelital (en 2D y 3D). Además de esto, el equipamiento de seguridad y confort es amplio para el segmento B+: climatizador automático digital, guantera refrigerada, cámara de estacionamiento trasera (más sensores adelante y atrás), sistema de apertura de puertas y arranque sin llave (Keyless).

Interior de diseño sobrio y gran espacio
Interior de diseño sobrio y gran espacio

Sin embargo, el Virtus tiene un elemento exclusivo: es el primer modelo de América latina con inteligencia artificial; concretamente, algunas funciones del sistema Watson de IBM para consultar el manual del usuario cognitivo. Además, cuenta con cuatro airbags (todas las versiones los tienen), frontales y laterales, sistema Isofix y Top-tether para sillas infantiles, apoyacabezas y cinturones inerciales en las 5 plazas y más, por eso recibió el máximo de 5 estrellas de la LatinNCAP.

La mecánica del Virtus es la misma del nuevo Polo y de otros VW, como el Suran. Se trata del propulsor MSI 1.6 L de 16 válvulas, que desarrolla una potencia de 110 CV a 5750 rpm y un par motor de 155 Nm (15,8 kgm) a 4000 rpm, que se combina en esta versión con la moderna caja de velocidades automática Tiptronic (con levas al volante para hacer los cambios en forma manual-secuencial), de óptimo funcionamiento (no se "cae" de vueltas entre cambios) y que proporciona, en conjunto con el motor, no sólo confort de manejo en el tránsito más intrincado, sino también una marcha ágil (gracias también a la muy buena dirección con asistencia eléctrica) y un consumo contenido (en especial, en la ruta). En términos de aceleración, de 0 a 100 km/h requiere 12,5 s; de 0 a 400 m 18,4 s y de 80 a 120 km/h, en Drive, necesita 9,2 s. El consumo urbano es de 10,7 L/100 km y en autopista/ruta a 120 km/h gasta 7,2 L/100 km, esto último, debido a que los sedanes disfrutan en general de una buena aerodinámica. Además, frena de 100 km/h a 0 en 42 m.

El funcionamiento de las suspensiones es muy bueno y equilibrado; así ofrece un notable confort de marcha urbano (copia y absorbe bien las imperfecciones callejeras) y un comportamiento dinámico eficaz: el Virtus mantiene correctamente las trayectorias y tiene escaso rolido de la carrocería al doblar. Ayuda en todo esto la destacada seguridad activa que lo equipa: controles de estabilidad y tracción, ayuda de arranque en pendiente, luces antiniebla direccionales (giran al doblar) y más. En suma, la habitabilidad y el baúl hacen del Virtus una gran opción para una familia tipo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.