Autorizan la concesión de edificios y terrenos en el Zoo

Se trata de 21 inmuebles por vaciar y los espacios lindantes

29 de junio de 2018  

La Ciudad recibió una primera luz verde de la Legislatura porteña para dar en concesión 21 inmuebles dentro del exzoológico de Palermo , como parte de la anunciada reconversión del predio en ecoparque. Con 42 votos positivos, aprobó una ley que permite la entrega a privados de 33.050 metros cuadrados, por plazos de entre 10 y 20 años.

El polémico proyecto, impulsado por la Jefatura de Gobierno, deberá ahora discutirse en audiencia pública y volver a ser debatido en segunda lectura por los legisladores, probablemente antes de fines de año.

Muchos de los edificios y terrenos que serán dados en concesión quedarán en desuso por la liberación o el traslado de animales actualmente cautivos. Además se privatizarán el uso y la explotación de otros espacios cubiertos o al aire libre, lindantes con los anteriores. Todos -según prevé el texto sancionado- se destinarán a actividades educativas, recreativas y de servicios.

De una superficie total de casi 17 manzanas o hectáreas (167.522 m2) que tiene el exzoo, se dará en concesión el equivalente a casi cuatro manzanas (33.050 m2) de espacios que quedarán ociosos. En una primera etapa, durante este año, se activará el proceso de privatización por 20 años de las casas de los osos (6500 m2) y la condorera (2100 m2); por 15 años, de la confitería El Águila (1100 m2), la leonera o fosa de los leones (1600 m2), el pabellón de los loros (750 m2), el pabellón de las fieras (2700 m2), el sector acuario/caballerizas (3500 m2) y el reptilario (400 m2); y por hasta 10 años, de la Casita Bagley (400 m2).

Durante una segunda etapa, a partir de 2020, se prevé entregar por 20 años los templos hindúes de los elefantes (2800 m2) y de los cebúes (2700 m2), y por 10 años, el pabellón ruso (1200 m2), la casa de las jirafas (500 m2), el chalet de ciervos/bisontes (400 m2), y el chalet de rinocerontes (500 m2).

A partir de 2022, empezará la última etapa de concesiones, que incluirá el antiguo monario azul, el pabellón de los camellos, la casa de los ciervos/tapires, la Choza ex-Congoleña, las instalaciones de la administración y el Museo de Arte Infantil o excasa de pumas y víboras.

La aprobación ocurrió en medio de una polémica por el impacto que las actividades pueden tener sobre los 865 animales que todavía viven en el predio.

TEMAS EN ESTA NOTA