Suscriptor digital

Trump y Putin tendrán su cumbre en Helsinki el 16 de julio

La reunión se realiza en uno de los peores momentos desde la Guerra Fría; acordaron hablar de temas de seguridad y de la agenda global,acercamiento. Hablarán de temas de seguridad y de la agenda global
(0)
29 de junio de 2018  

WASHINGTON.- En uno de los peores momentos desde la Guerra Fría, pero de una gran afinidad personal entre ambos líderes, el presidente norteamericano Donald Trump y el ruso Vladimir Putin acordaron ayer tener una reunión cumbre el 16 de julio en Helsinki.

"Los dos mandatarios debatirán las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, y el conjunto de problemas de seguridad nacional", señaló un comunicado de la Casa Blanca.

El embajador del Kremlin ante la ONU, Vassily Nebenzia, se mostró entusiasmado con la reunión. "Esto es solo el comienzo y debe ser seguido por un mayor diálogo en todos los niveles, no solo presidencial", dijo. "La cumbre fue necesaria durante mucho tiempo, y debemos hablar de muchos temas no solo de nuestros dos países, sino de interés para el resto del mundo", agregó Nebenzia.

Trump había anticipado anteayer que la reunión bilateral se realizaría después de una cumbre de líderes de la OTAN que tendrá lugar el 11 y 12 de julio en Bruselas, y que la capital de Finlandia era un posible escenario.

La cumbre se confirmó ahora para el día siguiente del partido final del campeonato mundial de fútbol, que hasta ahora resulta un éxito de relaciones públicas para Rusia, su anfitriona.

La agenda de la cumbre estará abocada "principalmente a las relaciones" entre Washington y Moscú, que deben mejorarse, pero "no podremos evitar abordar problemas como Siria o Ucrania", dijo el representante del Kremlin ante la ONU.

"Es difícil decir si estamos en una nueva Guerra Fría, porque vivimos en un momento diferente", aclaró Nebenzia, que también preside el Consejo de Seguridad.

"Así que no lo llamaría Guerra Fría, tenemos que usar un calificativo diferente, pero lo que sucede hoy ciertamente no es agradable", asumió. El diplomático reiteró que hoy vivimos en un mundo diferente, pero "esperamos que prevalezca el sentido común, necesitamos relaciones pragmáticas con un país importante" como Estados Unidos.

El distanciamiento en las relaciones se tornó más grave con la anexión de Crimea por parte de Rusia, en 2014, y se agravó peligrosamente a raíz del conflicto en Siria, donde Moscú apoya militarmente al gobierno de Bashar al-Assad.

Sin embargo, Trump no ahorra artillería verbal contra bloques tradicionalmente aliados de Washington, como el G-7 y la OTAN, que mantienen tensas relaciones con Rusia.

Durante una reciente reunión del G-7, Trump llegó al punto de decir que la OTAN "es tan mala" como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), e insistió en que los países europeos deben pagar más por esa alianza militar.

Incluso no se descarta que en la reunión atlántica en Bruselas que precederá a esta cumbre, el estadounidense reitere la presión para que sus socios europeos aumenten su cuota y actualicen sus pagos.

Hasta ahora, Trump y Putin solamente habían coincidido en eventos internacionales, pero ahora tendrán la oportunidad de conversar cara a cara después de una negociación que, según fuentes coincidentes, se prolongó durante meses.

El acuerdo para organizar esta cumbre se cerró anteayer en una visita a Moscú del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Putin, que recibió a Bolton en el Kremlin, afirmó que espera al menos "unos primeros pasos para restablecer relaciones completas", asegurando que nunca buscó "una confrontación".

"Hay que reconocer desgraciadamente que las relaciones ruso-estadounidenses no están en su mejor momento", agregó, estimando que se trataba del "resultado de una dura lucha política en Estados Unidos".

En el plano interno, un fiscal especial estadounidense investiga si en las elecciones presidenciales de 2016 el comité de campaña de Trump se asoció a funcionarios rusos para incidir en el resultado.

Agencias AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?