El fenómeno Combate, un programa que no necesita del rating para ser exitoso

30 de junio de 2018  • 00:47

Si algo logró Combate fue demostrar una extraña premisa: un programa de televisión no necesita televidentes para ser exitoso. O mejor dicho, los televidentes del pasado. Su éxito no es cuestión de rating, lo que sostiene este fenómeno desde hace cuatro años en la pantalla es otro factor. Un mix de reality show, una competencia entre dos equipos liderados por chicos y chicas atractivos, un buen community manager con mucha presencia en las redes sociales y un minuto a minuto en internet que casi no requiere tener que sentarse a ver el programa en el horario estipulado por elnueve.

En una época en la que cada vez se mira menos televisión y el encendido no se acerca a las marcas del pasado, se logró esperar que este proyecto madure, que encuentre su punto de conexión con centennials y millennials de hasta 25 años -que hasta el momento no estaban seducidos por contenidos audiovisuales acordes a sus gustos-, pero por sobre todo esto supieron sacar el máximo provecho de las herramientas digitales pasando de ser un complemento del programa a una parte principal del mismo.

"Fue una apuesta rara. Como el formato venía de otros países (Ecuador, Guatemala, Paraguay) se mandaron productores para ver cómo era, cuántos chicos participaban y se trajo todo. Fue una movida grande, una inversión enorme porque se montó una pileta en el estacionamiento del canal, se cerró un estudio para nosotros solos. Era una apuesta en vivo, con una producción de 20 personas más toda la técnica que son mínimo, otras 60. La primera temporada duró 3 meses, era ver qué pasaba, y en la segunda temporada explotaron las redes sociales. No entendíamos nada", recuerda a LA NACION Daniel Borro, productor ejecutivo y parte del equipo desde el comienzo.

Fierita Catalano y Thiago Batistuta, los conductores originales de Combate Fuente: Archivo

Desde entonces, cada tarde (en ese momento el formato era diario y lo conducía Fierita Catalano y Thiago Batistuta), era tendencia en las redes sociales. Combate se adueñaba de, al menos, los cinco primeros trending topic de Twitter. "Ahí comprendimos que pasaba por otro lado. La cuenta oficial del programa se disparó, las redes de los participantes también. Empezamos a cambiar la forma de generar contenido. Todos tuvimos que adaptarnos, incluso el canal tuvo que mutar porque estaban acostumbrados a vender comerciales como en un programa típico que se pauta en cortes o PNT y tuvieron que salir a incorporar esos espacios también", explica Borro que es bastante crítico con Ibope (el servicio que mide la audiencia). "Hay que cambiar la mentalidad, estamos atrás de la tendencia de las redes, pero nunca al mismo tiempo. Hoy Ibope mide Twitter, pero en la actualidad la cosa pasa por Instagram. Seguimos estando atrasados", advierte.

El verdadero boom

El detrás de cámaras de Combate Crédito: gentileza elnueve

Siempre tuvieron claro que tienen dos tipos de públicos: la familia que se sienta a ver el programa y seguidores más jóvenes (entre 13 y 25 años) que los consumen vía Internet. El contenido para ambos está diferenciado. Nicolás Wainer, el community manager del ciclo, lo entendió rápidamente: "Desde el principio, se retroalimenta mutuamente lo que pasa al aire y en las redes. Hay juegos que en vez de hacerlos en la tele se hacen exclusivamente para las redes. Incluso, hay muchas cosas que hacemos para ese público joven que si lo hiciéramos al aire, dejaría excluida a mucha gente que nos mira por el lenguaje o las formas".

¿Cuál es el plan para tener activos ambos frentes? "Hacemos juegos en redes con likes que cambian el rumbo del programa haciendo partícipe al público; mostramos tuits al aire en vivo que disparan un problema o recuerdan una pelea que pasó y genera algo que no estaba previsto. Creo que es lo que más les gusta a los seguidores, ser partícipes directos", cuenta el experto en redes que lidera un equipo audiovisual. Apenas termina el programa (que ahora se emite sábados y domingos, de 16 a 20), se sube completo a YouTube, como así también, secciones por separado para que quién no tenga tiempo de verlo completo y elija lo que quiere consumir. Mas contenido exclusivo como la sección "Combate canta", donde los chicos hacen imitaciones o algún desafío de baile. Los videos más populares, superan los dos millones de visualizaciones.

Combate: el equipo verde hace una coreo para el Duelo de baile (2015) - Fuente: Youtube

03:18

Para esta nueva temporada, la décimo tercera generación, que arranca mañana los planes en cuento a lo digital ya están trazados: "Estamos instalados en Twitter, ahora nos vamos a enfocar en Instagram. Siempre intentamos estar a la vanguardia con las nuevas tecnologías así que vamos a probar el Instagram TV. Cuando sale alguna novedad, queremos sumarnos porque es parte de nuestra identidad. Tenemos recursos limitados así que nos enfocamos en ir a lo nuevo sin perder lo viejo".

Más que dos caras bonitas

Laura Fernández y Juani Martínez, los conductores de este exitoso Combate, que recibirá a una nueva generación desde mañana Crédito: gentileza elnueve

Los encargados de comandar y poner orden frente a tanto movimiento humano, de infraestructura y decorado, son Laurita Fernández y Juani Martínez. La bailarina no es una recién llegada y empezó bien desde abajo: se coló en el casting, fue coreógrafa de los equipos, capitana, y finalmente se quedó con la conducción del ciclo. Para ella fue su debut como conductora y le aporta frescura y dinamismo.

Laura Fernández junto a los participantes hacen el pasito del #Desafíobaila - Fuente: Youtube

04:22

"Me siento feliz porque lo disfruto mucho, es un rol cargado de responsabilidad, es llevar adelante un programa muy extenso, de cuatro horas, tres estudios y que requiere de una gran organización, además de estar alerta a lo que puede estar sucediendo detrás de cámara porque es un reality. Es mi debut, desde chica sueño con conducir. Voy cada fin de semana con mucha alegría, amo el programa, amo hacer entretenimientos y tener la libertad como conductores de ir por cualquier lado, de pasar de la adrenalina a lugares sensibles, de presentar a un grupo musical a aprender un paso nuevo", cuenta Fernández a LA NACION y cree que lo que la distingue es poder sentir empatía por los chicos: "Como fui participante sé lo que están viviendo, los nervios, la ansiedad, el miedo de irse cada semana, me sensibiliza mucho cada caso y esa lucha por perseguir los sueños". "Levantan programas todo el tiempo, creo que el éxito de Combate es que somos una familia, que el canal apostó y supo esperar, que no hay programas para jóvenes en la pantalla y que se nota el esfuerzo que hay detrás de cada juego y propuesta. Es muy lindo cuando me cuentan que los chicos juegan en los recreos y en los cumpleaños a Combate. El público es lo mejor que tiene", asegura la multifacética bailarina, que tiene cada mañana además su programa de radio, Dale que va; debutará en el jurado de "Bailando 2018" y sigue encabezando la comedia musical Sugar hasta el 29 de julio (está casi confirmado que la obra hará temporada de verano en Mar del Plata).

El primer coconductor que tuvo Fernández fue el Pollo Álvarez, pero ahora su compañero es Juani Martínez (a quién Laurita recomendó sin conocerlo personalmente). Nacido y criado en Trenque Lauquen, este joven de 33 años ya tiene un recorrido extenso en radio y en televisión, pero asegura que este es un desafío grande: "Es un programa sorpresivo, nunca sabés qué va a pasar: presentás a una banda de música, relatás un juego de final, un chico se larga a llorar porque algo no le sale o se empiezan a pelear y tenés que mediar. Es mucha improvisación". Sin embargo, los roles están bien definidos y él es el encargado de aportar la parte divertida al programa. "Con Laura ya teníamos buena onda, es talentosísima y generosa. En la parte sentimental ella la maneja mejor y yo soy más rígido así que le guiño un ojo y sigue ella. Y cuando surge algo gracioso, yo remato. Pudimos encontrar ese equilibro por el compañerismo que hay", asegura. La clave es sacar de cada chico, algo que aporte al proyecto y los conductores están ante ese nuevo reto: "Se viene una nueva temporada, se van a conocer los nuevos participantes, así que deberemos darles identidad. Yo les miro el potencial que tienen más allá de los juegos: si es más galán hace algo de novela; el que es físico, se destacará más para los juegos. Me gusta descubrir eso de cada uno más allá de su carta de presentación".

El corazón de Combate

"Tito" Speranza, una figura que sabe acompañar a los participantes y apoyarlos

Si hay un factor clave, alguien que hace de contención, ese es Héctor Marcelo "Tito" Speranza. El excustodio de Ricardo Fort que saltó a la fama gracias a las bromas que le hacía Marcelo Tinelli en ShowMatch, es el entrenador de los participantes y participa del vivo. "Voy aprendiendo delante de la cámara, hace 9 años que fue lo de Tinelli y tenía mi vida estructurada, desde ese momento todo me va sorprendiendo y aparecen nuevos desafíos. Antes si me decías que iba a conducir un programa me reía, ahora a veces hasta hago los PNT", bromea el coach, que además desde hace dos años estudia periodismo deportivo en Éter para sumar más herramientas personales a las millas en cámara. "Los entreno toda la semana, hacemos trabajo físico y practican los juegos. Además, los contengo porque como son chicos jovencitos, trato de estar ahí y transmitirles mi experiencia. Genero empatía de modo personal. Me gusta este programa porque mezcla mi nuevo oficio con el deporte, que es lo que hice toda mi vida", cuenta Tito.

Cada chico llega con una mochila llena de expectativas, frustraciones, una historia de vida y es Tito quien los contiene, los cuida, intenta sacar de ellos lo mejor físicamente y les pone el hombro cuando alguno se desborda. "El foco del programa son los juegos de destreza física, entrenar, tener cultura general. Si lo entendés y no te desviás, podés crecer como muchos de los chicos que pudieron hacer carrera y dedicarse a lo que les interesaba. Estoy para contenerlos", promete el preparador físico.

Semillero de nuevas caras y talentos ( Flor Vigna , Mica Viciconte , Nicolás Occhiato), Combate aporta cada fin de semana una dosis de frescura, competencia y música para toda la familia.

Combate: una prueba difícil y casting de participantes - Fuente: Youtube

08:05

Los elegidos del público

Si algo dio Combate fue dos campeonas absolutas, las preferidas del público y, si bien ya no forman parte del ciclo y tienen vuelo propio, siguen siendo referentes y estallan en las redes sociales. Asimismo, Nicolás Occhiato es otra figura emblemática del programa, que no sólo compitió en el set sino que comenzó un romance muy mediático con unas de las campeonas.

FLOR VIGNA

MICA VICICONTE

NICOLAS OCCHIATO

Los participantes actuales...

Ellos la rompen desde sus equipos y mueven las redes sociales cada fin de semana antes de que Combate mande su señal de largada desde la pantalla de elnueve. Son las nuevas generaciones del programa, piden pista y quieren llamar la atención para poder seguirle los pasos a Vigna, Viciconte y Occhiato.

BRENDA GOMEZ

DAMIÁN AVILA

MARIANA CESAR