Toy makers: los argentinos que fabrican sus propios juguetes y los transforman en arte

Jeremías Janikow, creador del universo Kosmo Toys, y responsable de la unión de un vehículo de Star Wars con un Fiat AT
Jeremías Janikow, creador del universo Kosmo Toys, y responsable de la unión de un vehículo de Star Wars con un Fiat AT Crédito: Gentileza: Martín Mombru
Tomás Balmaceda
(0)
4 de julio de 2018  • 00:34

Es una disciplina artística que está creciendo a pasos agigantados y que, gracias a las redes sociales, no conoce fronteras. Los toy makers son verdaderos alquimistas de la cultura popular y pueden mezclar a Los Simpson , Star Wars y He-Man en creaciones únicas e irreverentes y algunas de sus máximas figuras son argentinas.

"Si lo traducimos literalmente, toy maker es aquel que diseña y hace juguetes. Pero hoy en día es más que eso: es obra artística de edición limitada, como el grabado. Por lo menos en mi caso es algo 'de autor' porque diseño mis toys, los boceto, hago prototipos con piezas de cosas que tengo a mano, los armo en mi propio taller con matrices caseras, los pinto, hago las ilustraciones de las cajas... algo integral y muy artesanal", le explicó a LA NACIÓN Jeremías Janikow, creador del universo Kosmo Toys.

Este artista autodidacta toma lo popular como inspiración: "Amo la cultura popular ligada a los juguetes retro de los 80, que rebota en la ciencia ficción de los 60 y 70, mis ilustraciones siempre fueron para ese lado. Hace unos años vi gente haciendo sus propios juguetes en las redes, pero me motivó mucho más todavía saber que había gente que lo hacía acá en el país. Investigué, pregunté, busqué tutoriales y me dije : ¿Se puede hacer algo así? Ni lo dudé, pero tuve que aprender sobre químicos, cauchos, resinas, bombas de vacío... un mundo nuevo donde me probé a mi mismo e hice nuevos amigos", aseguró.

Otro de los nombres de mayor peso en la escena toy maker local es el de Matías "Kalaka", quien quedó nominado semanas atrás en el prestigioso premio Designer Toy Award, considerado "el Oscar" dentro del rubro, en la categoría Mejor Juguete Sin Licencia, por Crime, una serie que combina dos de sus pasiones, Los Simpson con el universo de He-Man y los Amos del universo.

"Me sorprendió la nominación porque quedé elegido entre cientos de artistas de todo el mundo, muchos de los cuales respeto y admiro. Somos 9 finalistas, la ceremonia fue en Nueva York y aún me parece una locura haber llegado hasta allí sin hacer lobby y sólo porque sé que hay gente de todo el mundo que sigue mi trabajo", reveló.

Convertido en un referente, las obras de este artista llegaron nada menos que a Matt Groening , el creador de Los Simpson, quien elogió su trabajo. "Mi encuentro con él fue loco e inesperado. Estaba en la feria Designer Con de Los Ángeles, compartiendo stand con Greg Mishka, que es un toy maker del carajo. Se me acerca alguien y me pregunta por mi 'Crime Pack', me pongo a hablar con él, le explico que es una edición limitada, que todo el cardboard fue serigrafiado a mano y le pregunto si estaba familiarizado con los personajes y el me responde 'Claro, soy el creador', entonces ahí me doy cuenta que era Groening. Me cayó la ficha y se me puso la piel de gallina", recordó.

Matt Groening, el creador de Los Simpson, también cayó rendido a los pies del argentino Matías Kalaka
Matt Groening, el creador de Los Simpson, también cayó rendido a los pies del argentino Matías Kalaka

"Matt Groening fue muy amable, halagó mi trabajo y elogió mucho el 'Crime Pack', me preguntó todo sobre el proceso y le impactó el trabajo que lleva. Le regalé uno y él muy amablemente firmó y dibujó uno para mí. Me pareció una persona muy humilde que se siente honrada cuando trabajan sobre su material", completó.

Janikow también tiene varias piezas que son conocidas en el circuito, entre las que se destaca una de las más recientes, el FIAT AT, una cruza del clásico auto que durante décadas pobló las calles argentinas con la icónica creación de George Lucas.

El Fiat AT AT, una creación del argentino Jeremías Janikow
El Fiat AT AT, una creación del argentino Jeremías Janikow

"Creo que del universo Star Wars el vehículo que más me impactó desde chico fue el AT-AT, con esas patas largas, algo totalmente innovador. Por otro lado me gustan los autos antiguos, sobre todo los coches que veías en tu barrio cuando eras chico. Hice un 'mashup' prototipo para divertirme, lo subí a mi perfil de instagram y la gente se re copó, me escribían para pedírmelo. Justo un año después hice el lanzamiento y la verdad que me sorprendió, fue mejor de lo que esperaba", aseguró.

Pero este argentino tiene varias creaciones: "El primer bootleg que hice fue Robocopia, el Robocop del conurbano. Luego Shogun Vador, un mecha japonés mashup de Getter Robot y Darth Vader, que fue muy importante para mi porque fue el primer encargo que recibí de un distribuidor en Estados Unidos y que se vendió en la Designer Con del año pasado. Mi muñeco más grande es Frankommando, una mezcla de Rambo, Cazafantasmas, Frankestein y Brigacop de Brigada Cola, ¡que era un bootleg viviente!"

Las redes sociales, y en especial Instagram, se volvieron una gran vía de difusión de estas obras, con artistas argentinos como Milonga Costums, que se inspira en memes argentinos; Comunie, que personaliza Pops! de Funko y Kohantoys, que fusiona íconos del peronismo con Evangelion.

Eva Perón Unit 00 production coming along! #eva #peron #evita #prototype

Una publicación compartida por Køhan Toys (@kohantoys) el

gracias x la magia perdon x tan poco respeta algo @chapumartinez #traemelacopamessi #messi #mundial #argentina

Una publicación compartida por Milonga Customs (@milongacustoms) el

Por ahora vivir sólo de la venta de este tipo de obras es difícil y no hay muchos compradores en el país, pero está creciendo. Kalaka reconoce que, por ejemplo, vendió toda la edición limitada de su "Warlord" en el exterior, a excepción de una decena que se quedaron en el país. A diferencia de otros artículos, en este caso fue hecho con un proceso industrial con matricería en una fábrica de juguetes, inyectados con PVC en las articulaciones. "Es una cuestión de tiempo, de a poco la gente va entendiendo un poco más este palo", graficó.

"Cada vez se conoce más la movida a nivel local y más gente se interesa por tener una edición limitada. Tengo muy buena onda con la gente que me compra acá en el país y además se dan cuenta que por un buen precio pueden tener una pieza única. Generalmente vendo más a Estados Unidos, pero también a Japón, Alemania, Austria o Suiza. El mes que viene voy a exponer en B.O.A.T. (Both of the Art & Toys Exhibition) en Hong Kong y estoy muy contento porque llegar al mercado asiático y estar al lado de gente tan creativa es un sueño"

Para algunos, la pregunta por posibilidad de que el mercado de toy makers crezca está vinculado al derecho de autor y si es legal reproducir propiedades intelectuales de grandes estudios de cine y TV. Para los artistas, no existe tal restricción.

"Se trata de creaciones artísticas originales basadas en cultura popular, en ningún momento tratan de ser plagio o hacerse pasar por un muñeco de la época. Sabemos que este país tuvo una industria nacional riquísima en juguetes y tratamos -o, al menos, trato en lo personal- de respetar ese pasado y apuntar a algo novedoso pero con ese background que nos da orgullo", explicó Janikow.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?