Ratificar el rumbo para sumar más inversiones

El funcionario buscó ofrecer certidumbre, pese al mayor recorte previsto
El funcionario buscó ofrecer certidumbre, pese al mayor recorte previsto Crédito: Hernán Zenteno
Francisco Jueguen
(0)
1 de julio de 2018  

Quizás sea uno de los desafíos más significativos, teniendo en cuenta que la inversión -para el Gobierno- es el corazón del modelo económico. Cómo hará para sumar desembolsos en un contexto de incertidumbre y cuando el margen para bajar impuestos colisiona con la necesidad de reducir el déficit fiscal, es la gran pregunta. ¿Se mantendrán los beneficios otorgados en la última reforma tributaria? El flamante ministro de Producción, Dante Sica , no lo duda.

"El gran desafío que tenemos como Gobierno es cumplir y hacer el ajuste para no tener que hacer eso [volver para atrás con la reforma]", afirmó Sica. "Esta reforma baja la distorsión y genera incentivos para invertir", explica el ministro sobre el paquete aprobado a fin de año.

"Tenemos que seguir haciendo lo que estábamos haciendo. Hay una voluntad clara y el rumbo no se cambia. Estamos trabajando en consolidar la macroeconomía e ir a una mejora en el déficit fiscal. Tenemos que seguir bajando el costo argentino y dar señales de institucionalidad. Las reglas están para cumplirse. El rumbo que eligió este Gobierno es un rumbo a respetar", sostuvo.

En ese camino, tal como anunció el presidente Mauricio Macri esta semana, el Gobierno ya trabaja en una nueva ley pyme con beneficios impositivos. "Es el upgrade de la ley que tenemos. De cara a la economía que viene, hay que dar instrumentos para un contexto más competitivo y abierto y la idea es que crezcan más en ese entorno. Es una continuación y una mejora de lo que teníamos, que va a permitir una consolidación de un entramado y que las empresas tengan una salida exportadora", estima Sica, que recalca que se imagina una industria "moderna, eficiente, competitiva y con mirada al exterior". Para el economista, al igual que para su predecesor en el cargo, Francisco Cabrera, no hay industrias viables o inviables, sino "empresas viables o inviables".

"Todos los sectores tienen que aportar al crecimiento, a la generación de empleo formal y a una economía mas estable. Ahora sí, todo va a requerir un esfuerzo muy fuerte de los empresarios", indica.

¿Y cuál cree el ministro que será el aporte de los sindicalistas, a los que también conoce profundamente por su trabajo como consultor privado? "Seguramente hay buenos y malos sindicalistas", afirmó. Y agregó: "El sector sindical en los últimos años ha puesto como su principal objetivo la defensa de los trabajadores, y ahí hay sindicalistas muy buenos negociando, que pelean palmo a palmo con el empresario los temas salariales. La gran mayoría son además muy cooperativos en materia de la discusión de normas".

"El sindicalismo tiene un gran desafío por delante. Y no es sólo un problema de la Argentina, sino mundial. Hay cambios en el mundo del trabajo y en la tecnología que impactan en el mercado laboral. El gran desafió es adaptarse a esos cambios y tomarlos. El sindicalismo ha tenido éxito en defender el interés de los trabajadores formales. Pero el sistema, tanto del sector empresarial como del gremial y también el Estado, fracasaron en incorporar a los trabajadores al mundo formal", estimó.

"Necesitamos un sistema de relaciones laborales que sea lo suficientemente moderno como para poder generar las condiciones de inversiones y de crecimiento del empleo formal, para absorber a los trabajadores que quedaron fuera del sistema", sentenció Sica, sin hacer referencia a la reforma laboral o al paquete de leyes que el Gobierno envió hace algunas semanas al Congreso y que aún no fueron discutidas.

Con la salida de Cabrera y del ministro de Energía, Juan José Aranguren , el ingreso de Sica trajo cambios en el diseño de los ministerios. Producción se quedó con la estratégica Secretaría de Minería. Allí, confirmó el ministro, ya no estará Daniel Meilán al frente. "Estamos terminando la reorganización de la secretaría. En los próximos 15 días vamos a tener el nombre del secretario", adelantó. "¿Qué minería quiere?", le preguntó LA NACION. "Una minería aceptada por la gente, no contaminante y que pueda aportar a los equilibrios macroeconómicos, pero con una mirada sobre la comunidad en la que trabaja", definió el ministro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?