Chorros e improvisados

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
1 de julio de 2018  

"Dios, por suerte, sigue siendo peronista porque si los hubiese dejado ser chorros e inteligentes estaríamos fritos".

(De Aníbal Fernández)

Convocarte para que te digan que "hay 2019", me pareció una frase estupenda, dijo Aníbal Fernández al tomar el micrófono en Lomas de Zamora. Lo miraban con atención, entre otros, Gabriel Mariotto, Alberto Rodríguez Saa, Jorge Capitanich y Alessandra "Lali" Minnicelli (esposa de De Vido). Pero, inmediatamente, Aníbal calló. Fue para que la platea pudiera ver y vitorear la entrada de Hugo Moyano, acompañado por su hijo Pablo, en un acto en que se apeló a "darles por los dientes a estos tipos (del Gobierno), que se encaramaron en el poder para robarse todo", según Aníbal.

Fue un discurso corto el del exjefe de Gabinete. Corto y emotivo, como cuando relató: "En Lomas de Zamora encontré amor, en Lomas de Zamora vivo, en Lomas de Zamora me llevé dos mat... (se corrigió luego) dos carreras universitarias".

Pero hubo un momento que sobresalió, no tanto por lo que dijo, sino por lo que se puede llegar a interpretar de lo que dijo. Mire querido lector lo que sale de la boca cuando atropella la verba militante: "Lo que vemos -sentenció Aníbal- es un gobierno conducido por chorros improvisados. Dios, por suerte, sigue siendo peronista porque si los hubiese dejado ser chorros e inteligentes estaríamos fritos".

La distinción entre chorros improvisados y chorros inteligentes no consiente desperdicios. Fue casi una "autodelación premiada anticipada" ante el calor estimulante de los aplausos que festejaron tan exquisita categorización entre gobiernos que roban con sabia experiencia y los que lo hacen al tuntún.

Por un momento, hizo recordar una vieja frase del exjuez de la Corte Eugenio Zaffaroni: "Si después de 40 años de profesor de criminología y 35 años de juez penal, pongo un prostíbulo a mi nombre, soy un débil mental". Rotundo y doloroso.

"No somos nada nosotros si no tenemos voz para levantarla contra estos turros", siguió Aníbal, quien al mismo tiempo confesó que, por ahora, no estaría teniendo el PJ una figura de peso para competir en 2019. Con marcada esperanza y no poca contrición, contó: "Estamos buscando una compañera, un compañero que pueda ser el que levante la fórmula. Lo tenemos. Va a estar. O es un hombre o es una mujer del sector".

Será un candidate, entonces, para no discriminar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.