Argentina, el segundo equipo con más derrotas en los mundiales

Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco/Enviado Especial
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
30 de junio de 2018  • 23:59

Cuando la tristeza por la eliminación sea atenuada por el tiempo, surgirán los análisis y los repasos a los números. Y uno será particularmente decepcionante para Argentina: con los dos cachetazos que sufrió en Rusia 2018, figura como el segundo seleccionado en cantidad de derrotas por la Copa del Mundo.

El equipo albiceleste padeció 23 caídas en los 88 años de mundiales y, con la del 4-3 a manos de Francia, quedó solo en el segundo puesto, que hasta este sábado compartía con Alemania, vencido dos veces en este mundial. Claro que hay una diferencia de efectividad entre argentinos y germanos: los primeros perdieron en 28,3% de sus 81 actuaciones, y los aún campeones vigentes, apenas 20,1% de sus 109.

¿Quién está primero? El mismo que viene liderando desde hace muchos años ese rubro negativo: México, dueño de 26 caídas. Por supuesto que con una productividad mucho menor que las de aquellos ilustres conjuntos: 46,4% de sus 56 encuentros terminó en derrotas para los mexicanos.

¿Y Brasil, Italia y los demás que levantaron el trofeo por lo menos una vez? Muestran diversas eficiencias.

El pentacampeón, todavía en carrera en este certamen, ofrece un registro estupendo: perdió apenas 17 veces sobre 107 partidos, o sea, 15,8% de su total de salidas a la cancha. El cuadro azurro, ausente en Rusia 2018, fue superado también en 17 ocasiones, pero sobre 83 compromisos (20,4%). Francia, Inglaterra y España, que poseen un título cada uno, tienen cifras cercanas entre sí. Los británicos no se llevaron puntos en 17 de sus 65 presentaciones (26,1%); los ibéricos, en 18 de sus 62 (29%), y los galos, en 19 de sus 63 (30,1%). En tanto, Uruguay, a pesar de su invicto en el actual torneo, mantiene una alta tasa de malos resultados: 19 sobre 55 (34,5%).

Además, la despedida frente a los franceses empeoró otros números albicelestes. Ahora Argentina acumula el doble de traspiés que de victorias en su historial mundialista contra los otros campeones del mundo. Ganó 7 choques, empató 6 y perdió 14, marcando 28 goles y recibiendo 41. Su eficacia en esos 27 cruces con los grandes bajó a 37% en cuanto a puntos (a 2 por triunfo, como fue hasta Italia 1990). Además, en los playoffs (octavos de final en adelante) el rendimiento a lo largo de sus 17 participaciones retrocedió a 54%, consecuencia de 11 éxitos, 5 igualdades y 9 reveses, con 39 tantos propios y 34 ajenos.

Rusia 2018, con su marca de 1 victoria, 1 paridad, 2 traspiés, 6 tantos en favor y 9 en contra, queda, también en el aspecto estadístico, como un mundial de los malos para una Argentina que siempre aspira a levantar el trofeo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.