Jaguares regaló un triunfo y buen juego en un día deportivo triste

Jorge Búsico
Jorge Búsico PARA LA NACION
A Pablo Matera le sobran adversarios que lo presionan, pero se las ingenia para avanzar
A Pablo Matera le sobran adversarios que lo presionan, pero se las ingenia para avanzar Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
(0)
1 de julio de 2018  

Jaguares regaló una sonrisa en un sábado deportivo triste. Lejos de la magra serie de junio de los Pumas, los mismos jugadores cambiaron rápidamente el servidor y ayer mostraron de a largos ratos la misma imagen arrolladora con la que se habían despedido de Vélez el 25 de mayo contra Sharks, que será el rival en la última fecha, la del sábado 14, en Durban, Sudáfrica. Antes, el 7, la franquicia argentina se enfrentará con Bulls en Pretoria. Una victoria en ese encuentro aseguraría por primera vez el pasaje a los playoffs en el Súper Rugby ; una más otorgaría el liderazgo en la Conferencia Sudafricana y, con ello, la localía en los cuartos de final.

Con el claro triunfo por 25-14 sobre Stormers, el primero frente a esta franquicia en cuatro enfrentamientos, Jaguares enhebró la séptima victoria consecutiva y llega al final de la etapa regular dependiendo de sí mismo. O sea, en situación óptima. En los resultados y en el juego. Porque ayer el equipo borró de entrada la mala cara que había mostrado en junio, aunque cable aclarar que Stormers no puede ser equiparado de ninguna manera con Gales ni con Escocia.

La tabla de esta conferencia tiene primero a Lions. A 3 puntos está Jaguares, pero al conjunto de Johannesburgo le queda un solo partido (como local, ante Bulls, el sábado próximo). A 6 unidades de los argentinos se ubica Sharks. La mesa está servida, siempre y cuando el plantel dirigido por Mario Ledesma mantenga este nivel y no lo afecten la ansiedad de estar a las puertas del primer gran objetivo ni las dificultades que afronta en cada viaje.

"Los jugadores mismos tenían ganas de revancha, así que hubo terreno fértil para la recuperación. Es verdad que llegaron tristes por lo que les pasó por los Pumas, pero rápidamente fueron enfocándose en lo que veníamos desarrollando. Nosotros hicimos hincapié en los objetivos y también realizamos un par de trabajos para reforzar lo mental", explicó Ledesma tras el partido.

Los 20 primeros minutos de Jaguares fueron contundentes y, prácticamente, sellaron el futuro del encuentro. Un penal de Nicolás Sánchez, un try de un endiablado Bautista Delguy y otro de Guido Petti Pagadizábal tras una gran corrida concretaron un 15-0 que se les hizo cuesta arriba a los sudafricanos. En ese lapso se volvió a ver lo mejor del año por parte de los argentinos: pelota segura y rápida, control, disciplina y supremacía en el uno a uno.

Stormers reaccionó con un try pero no le alcanzó, ya que al minuto del segundo tiempo otra enorme corrida del segunda línea, con quiebres de cintura, culminó con Matías Orlando ingresando al in-goal. El 22-7 aseguró el triunfo argentino, que habría sido más amplio que el 25-14 final si Jaguares no hubiera cometido algunos errores de manejo.

"No me pregunten por la clasificación porque todavía no terminé de entender el sistema. Creo que hoy nos convenía que no ganara Sharks [venció a Lions en Durban], pero nosotros tenemos desde el primer día el objetivo de no apartarnos de ellos. Ahora hay que seguir por ahí. No hay nada que deba preocuparme, sino ocuparme, como algunas cosas que no hicimos bien en el segundo tiempo", agregó Ledesma en una incómoda rueda de prensa que suplantó a la tradicional conferencia (en ese rubro la UAR se interesa por la televisión y piensa solamente en ella).

Recta final para la meta inicial

Si Jaguares sigue por esta senda de juego, los resultados seguirán dándosele. Los dos compromisos que le restan no serán sencillos, pero sí de victoria accesible, por lo cual la vuelta a Vélez para jugar uno de los cuartos de final no suena imposible. Sí habrá que ver en lo que queda cómo juega lo mental, un aspecto en el que este grupo de jugadores viene fallando en los dos últimos años y medio. Nada debe distraerlo del objetivo, ni siquiera el posible anuncio por parte de la UAR de la asunción de la dupla Ledesma-Nicolás Fernández Miranda al frente de los Pumas. Anoche, en Vélez se rumoreaba que la oficialización podría llegar a ser efectiva pasado mañana.

En las plateas de Liniers se vio a Gonzalo Quesada, que aparece con cada vez más fuerza como candidato a quedar en Jaguares el año que viene, junto a otro exrugbier de Hindú, Juan de la Cruz Fernández Miranda.

Pero más allá de lo que vaya sucediendo afuera, lo cierto es que Jaguares dio quizás el examen más difícil de la temporada: recuperarse después de lo que pasaron estos mismos jugadores en los Pumas. "Son muy duros los años para estos chicos. Juegan 10 meses sin parar, pasando de un lado a otro. Hay que entender eso, también", acotó Ledesma. Ahora están en la recta final hacia el primer gran objetivo. A punto de lograrlo. Y con buen rugby, que es lo importante. Dándole algo de alegría a un sábado que tuvo aire de tristeza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.