Con la flota oficial recortada, Macri depende de aerolíneas comerciales y aviones privados

Maia Jastreblansky
Bianca Pallaro
(0)
1 de julio de 2018  

Con la flota aérea oficial a medio motor y la compra frustrada de un nuevo avión presidencial, Mauricio Macri debió embarcarse en jets privados y vuelos comerciales para viajar al exterior en los dos años y medio que lleva su gestión.

Sus viajes internacionales implicaron un desembolso de casi $57 millones en el alquiler de charters y en la compra de pasajes regulares. Contrario a lo que dicta el decreto 1191/12 -dictado por Cristina Kirchner tras la estatización de la línea de bandera- solo uno de los vuelos de Macri se hizo con Aerolíneas Argentinas .

Así lo estableció LA NACION a través de dos pedidos de acceso a la información pública. Según los documentos, en sus 28 viajes al exterior Macri visitó 20 países y 32 ciudades. Solo siete de esos traslados (seis a países limítrofes y uno a Colombia) se hicieron con la flota presidencial.

Para los vuelos de cabotaje a las provincias, en cambio, Macri utilizó mayoritariamente los dos aviones de la flota oficial que sobrevivieron a los mecánicos: el Tango 10 (de 8 plazas) y el Tango 04 (de 67 plazas).

Macri hizo 91 vuelos dentro del territorio nacional. Solo tres de esos traslados domésticos se hicieron en aviones privados. Se efectuaron con Aerorutas Fly With Style SA, Baires Fly SA y Flysar por un monto total de $550.000.

Cada vez que Macri encara una misión al exterior, la Secretaría General de la Presidencia activa un complejo trámite de contratación. Si la flota aérea oficial no puede utilizarse, en primera instancia Casa Rosada solicita la reserva de pasajes a través de Optar, la agencia de Aerolíneas Argentinas. Pero muchas veces el sistema oficial no resultó eficiente para la agenda presidencial y es necesario acudir a los privados.

"Si los horarios o las escalas preestablecidas en la agenda del Presidente no concuerdan con las plazas que ofrece Optar, o existen opciones de vuelo más eficientes, se procede a realizar una compulsa de precios para la contratación de agencias de viaje o de vuelos privados", señalaron a LA NACION desde Casa Rosada.

En un trámite exprés, Presidencia solicita presupuestos a diferentes empresas y evalúa las características de la aeronave y el precio más conveniente para el traslado del jefe de Estado. Para trayectos internacionales, Macri alquiló vuelos privados por $54.774.543. Contrató a once empresas distintas, aunque la más beneficiada fue The Charter Store con cuatro vuelos por $22.689.817,20. El Presidente, en tanto, gastó unos $2 millones en 11 vuelos comerciales a destinos internacionales. Las aerolíneas preferidas fueron Air France y American Airlines. "Ante la decisión de dar marcha atrás con la compra de una nueva nave presidencial, se continuará con este tipo de contrataciones", señalaron desde Presidencia, consultados por las futuras misiones del jefe de Estado. Un nuevo avión presidencial hubiera costado al menos US$40 millones. El Gobierno evaluó que sería excesivo un gasto así en el actual contexto.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.