Diputados nacionales escucharon reclamos en Mar del Plata

Los familiares de las víctimas exigieron más medidas de seguridad

2 de julio de 2018  

MAR DEL PLATA (De nuestro corresponsal).- Diputados nacionales de la Comisión de Intereses Pesqueros trasladaron su sesión al puerto local, donde atendieron los reclamos de familiares de víctimas que exigen medidas de seguridad más estrictas para poner punto final a esta sucesión de tragedias.

"Que el Estado trabaje mirando al mar", demandó Gabriela Sánchez, hermana del capitán del Repunte, que se fue a pique con diez tripulantes, de los cuales solo dos sobrevivieron.

Sánchez, que se consolidó como principal voz de este grupo abrazado a la consigna "Ni un hundimiento más", recordó que desde 2000 hubo 40 hundimientos de pesqueros en aguas nacionales. "Todo tiene caducidad, un taxi, un avión, menos un barco", dijo.

Les advirtió a los legisladores que esta industria vive "la fiebre del oro rojo", en referencia al importante porcentaje de buques abocados a la captura de langostino, especie abundante en aguas patagónicas y que desde hace algunos años tiene un rendimiento económico notable.

El jueves pasado, los diputados Juan Aicega y Guillermo Montenegro (Cambiemos), Fernanda Raverta (Unión Ciudadana), Araceli Ferreyra (PPV), Roberto Salvarezza (FPV), Carlos Selva y Marcela Paso (FUNA) escucharon las quejas sobre los buques Rigel, Repunte y San Antonino, protagonistas de los últimos hundimientos, en el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata .

Acusan flaquezas en los controles e inspecciones que la Prefectura debe realizar para habilitar la zarpada de buques. También las precarias condiciones a bordo, la carencia de equipamiento adecuado y la lentitud en los trámites que deben afrontar cuando tramitan pensiones, seguros o compensaciones que les corresponden como familiares de víctimas.

Les recordaron además, tras lo ocurrido con el Rigel, que a algunos de los marinos que se animaron a denunciar de manera formal esas falencias en la estructura y el equipamiento de los barcos "ya no los quieren embarcar sus patrones habituales ni dueños de otros barcos".

Los legisladores confirmaron que para reconocer a estos marinos, y tomando como fecha la tragedia del Repunte, pretenden establecer el 17 de junio como Día del Desaparecido en el Mar.

TEMAS EN ESTA NOTA