Rusia también cautivó a sindicalistas "amigables"

(0)
2 de julio de 2018  

Durante la primera semana de competencia, sobresalieron las presencias en Rusia de Gustavo Arribas, el jefe de los espías, y de Pablo Quirno, del Ministerio de Finanzas y mano derecha de Luis Caputo.

Los últimos días, durante el agónico triunfo ante Nigeria, hubo otra presencia política que no pasó inadvertida: el sindicalista de Luz y Fuerza Guillermo Moser. El heredero de Oscar Lescano evitó así estar en la Argentina durante la huelga de la CGT y el día en que militantes de su gremio intentaron agredir al gobernador cordobés, Juan Schiaretti, por un conflicto desatado a partir de la reducción de las horas extras en una planta eléctrica.

El origen sindical de Chiqui Tapia cautivó a más gremialistas, como el exmoyanista Jorge Mancini, su hombre en la Ceamse y diputado provincial de Cambiemos. Pablo Moyano, cuñado del presidente de la AFA, tenía previsto viajar, pero finalmente envió a uno de sus hijos con Pablo Campoamor, su mano derecha en el Club Camioneros. El parentesco con Tapia le permitió al hijo de Pablo Moyano visitar el entrenamiento de la selección y fotografiarse con Messi.

Obras públicas y la picardía de algunos intendentes del PJ

Atribuirse obras financiadas por el Estado nacional parece una picardía extendida entre los jefes comunales del conurbano bonaerense. Ahora ocurrió con Fernando Gray, quien mandó a instalar carteles con su nombre frente a la obra hídrica Rincón, en Esteban Echeverría, que abarca un área de cuatrocientas hectáreas y la pavimentación de unos dos mil metros cuadrados, una inversión total de $97 millones. Al intendente, que está en la recta final de su tercer período como jefe comunal, solo le faltó aclarar en los carteles de la obra que los fondos para concretar la ambiciosa obra provienen del gobierno nacional a través de la empresa AySA. Detalles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.