Felipe Ezcurra: "En una final es difícil imaginar un resultado así"

Felipe Ezcurra
Felipe Ezcurra Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
?Gonzalo Capozzolo
(0)
1 de julio de 2018  • 23:12

La costumbre no aplacó el festejo y el ritual se repitió una vez más. Por séptima vez en los últimos cuatro años, Don Torcuato volvió a ser el epicentro de una nueva consagración de Hindú. Después de superar a Newman 25-0 en la final del Nacional de Clubes, la caravana partió hacia allí, desde la cancha de Vélez, para celebrar el histórico tetracampeonato. "Nos quedamos en el club entre nosotros, como hacemos siempre" le dice Felipe Ezcurra a LA NACION, con la voz todavía rasposa producto de una larga noche.

Allí se mezclaron jugadores, hinchas y también los históricos que iniciaron este exitoso camino como Tito Fernández, Gonzalo Quesada y los hermanos Nicolás y Juan de la Cruz Fernández Miranda, entre otros. Es que el club es para ellos su segunda casa e incluso muchos viven allí. "Toda la vida viví ahí adentro hasta hace poco que me fui a vivir solo", comenta el medio-scrum.

Más allá de ser el claro dominador del rugby doméstico, habiendo ganado siete de los últimos ocho torneos entre URBA y Nacional de Clubes , otros equipos que mantuvieron un proyecto a largo plazo lograron consagrarse, al menos en una ocasión. El SIC, en 2010 y 2011, CUBA en 2013 y 2014 y Belgrano, en 2016. No es el caso de Newman, que perdió sus tres finales, todas contra Hindú.

Estos equipos volvieron a verse la cara después de la definición del Top 14 de 2015 en la que un drop en el cierre de Joaquín Díaz Bonilla le negó al Cardenal el primer título de su historia. El desarrollo esta vez no se pareció en nada a aquella final ya que esta vez Hindú se impuso desde el inicio.

-¿Esperaban que el partido se diera de esta manera?

-La verdad es que en una final es difícil imaginar un resultado así, es algo que solo puede pasar en un sueño. Por suerte se nos dio y nos sorprendió el resultado final.

-Hindú contó con jugadores como Horacio y Belisario Agulla y Santiago Fernández, que volvieron recientemente del exterior. ¿Pudo haber pesado esa experiencia?

- Es obvio que la experiencia ayuda ya que hablamos de jugadores que estuvieron mucho tiempo afuera, que jugaron mundiales y saben jugar este tipo de partidos.

- ¿Cuáles fueron las claves del partido?

-Estuvimos muy firmes en defensa y en ataque aprovechamos todas las que tuvimos. También fuimos claros en las salidas desde nuestro campo. Así nos fuimos alejando e hicimos la diferencia.

-Más allá de su juego, Hindú es un equipo que suele tener momentos de desconcentración.

- Muchas veces es difícil mantener el ritmo todo el partido y en las finales tenés que tratar que las lagunas no sean grandes. Por momentos Newman nos atacó mucho y ahí fue clave estar concentrados.

- ¿Por qué terminaron en cero?

- Porque defendimos bien y porque no los dejamos hacer su juego; igual, ellos tuvieron algunas jugadas claras que no pudieron definir. Creo que en cierto punto el cero habla también de nuestra fortuna y de la mala suerte de ellos.

- Hindú le aporta siempre jugadores a los diferentes seleccionados. ¿Sienten las bajas?

- Más o menos. Es una suerte que tengamos jugadores en los seleccionados y los que los reemplazan lo están haciendo muy bien.

- ¿Qué le aportan los nuevos?

- Son jugadores que están explotando ahora pero que vienen entrenando hace mucho. Panchito (Mateu) juega desde el año pasado y viene levantando, Martín (Cancelliere) jugó mucho en Primera y llegó con muchísimo trabajo y esfuerzo. Se merecen estar acá y lo están haciendo de una manera espectacular.

Aprovechando el partido de Súper Rugby entre Jaguares y Stormers, la UAR decidió que la final del torneo federal se realizará en la cancha de Vélez, una decisión muy criticada por ambos equipos que querían jugar el partido en un club de rugby. El único antecedente similar data de 2007, cuando la final del torneo de Buenos Aires se jugó en la cancha de Ferro. "La verdad es que hubiera preferido jugar en un club de rugby para poder tener a la gente más cerca. Un poco la costumbre te hace querer que sea igual", explica el joven, de 25 años. De todos modos, la apuesta de capitalizar un partido de jerarquía le salió bien a la unión ya que alrededor de 12 mil personas presenciaron la final.

- ¿Pensás que el escenario pudo haber influido en el resultado?

- Decía que fue raro tener al público lejos pero más allá de eso era un partido de rugby y había que abstraerse del resto, teníamos que jugar y listo. No creo que jugar en Vélez haya influido en el resultado.

Hindú puede perder pero difícilmente lo haga en las finales. En este Nacional de Clubes terminó primero de su grupo aunque perdió dos de los seis partidos y superó por apenas un punto a Duendes. En cuartos superó a Alumni y en semis a San Luis, en ambos casos por un estrecho margen. Pero en la final no dejó dudas.

- ¿Qué análisis hacés de este Nacional de Clubes?

Es un torneo que va de menor a mayor. Arrancás jugándolo casi como de pretemporada porque es muy temprano en el año, los equipos no están aceitados y les cuesta arrancar. A medida que pasan los partidos y se va intercalando con el Top 12 vas llegando cada vez mejor.

- Ya era histórico ser el primer tricampeón del Nacional. ¿Qué significa haberlo ganado por cuarta vez seguida?

Para nosotros es espectacular. Después de cada torneo uno se desconecta y hace borrón y cuenta nueva para el próximo. A la distancia termina siendo algo lindo. Hoy nos toca disfrutar pero mañana ya tenemos que ponernos a pensar en el Top 12.

- ¿Sienten que están por encima del resto, que los otros juegan con la presión de ganarles?

- No pienso en eso, nosotros nos preocupamos por jugar bien y en ganar a partir de eso. El torneo es muy parejo, todo está apretado, el año es muy largo y hoy nos tocó a nosotros.

Ezcurra tiene un largo recorrido en los seleccionados nacionales. Participó con los Pumitas de los mundiales de 2012 y 2013, en el cual fue capitán. Si bien ahora está en Hindú, jugó en Jaguares e incluso sigue entrenando con ellos. "Estar ahí es mantenerte en el nivel más alto al que se puede aspirar. Solo tenés que entrenar y pensar en los partidos. En el rugby amateur los tiempos son cortos, entrenás menos días y menos tiempo. Es incomparable" explica el joven, que este año también jugó para Argentina XV.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.