Otro dato negativo en la economía: en junio se derrumban 18,2% los patentamientos de autos 0km

La caída interanual obedece a la suba del dólar y el aumento de tasas de interés, según el sector; esperan un segundo semestre malo
La caída interanual obedece a la suba del dólar y el aumento de tasas de interés, según el sector; esperan un segundo semestre malo Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Carlos Manzoni
(0)
3 de julio de 2018  • 00:22

El golpeado consumo recibió otro duro mazazo en junio, sobre todo porque le llegó de la mano de un sector que hasta ahora arrojaba buenas noticias: el automotor . El mes pasado se patentaron 64.140 vehículos , lo que muestra una caída del 18,2% en comparación con el mismo mes de 2017, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Así, el sector sufrió su primera baja de ventas interanual en dos años.

Así, el acumulado del primer semestre del año asciende a 500.500, que mantiene un crecimiento del 10,4% comparado con el mismo período de 2017, cuando se habían registrado 453.463 vehículos.

Dante Álvarez, presidente de Acara, dice que estas cifras son una paradoja, porque muestran el mejor primer semestre de la historia, superando al de 2013 por 500 unidades, pero con un mercado que se está cayendo. "Esto se explica por dos grandes factores. El primero, el impacto que ha tenido la devaluación de la moneda, con un fuerte aumento en el precio de los vehículos, y el segundo, la estrepitosa caída de la financiación bancaria por el aumento de las tasas de interés, que la ha reducido prácticamente a cero", comenta.

Además, los concesionarios tienen un nivel de stock que es el más alto de la historia, debido a la gran oferta de modelos y a una demanda que es escasa y selectiva. "Habrá que ver qué mercado tendremos en la segunda mitad del año, pero lo que es seguro es que será con cifras sensiblemente inferiores. En este contexto, urge atender el acoso impositivo, que debe ser analizado para que podamos tener operaciones con márgenes básicos de rentabilidad y asegurar nuestra subsistencia", destaca Álvarez.

Lo llamativo de este dato es que se da en un sector que venía siendo uno de los mercados estrellas dentro del consumo de bienes durables (junto con motos e inmuebles). Según precisa Guillermo Oliveto, presidente de la Consultora W, en 2017 tuvo un aumento de 27% respecto de 2016. "Se terminó con un mercado muy sólido, donde había una proyección de que se llegaría al record histórico de un millón de autos", acota.

Con este escenario, habrá que hacer de nuevo las cuentas. Cerrar el semestre en 500.000 unidades, como se hizo, es bueno, pero Oliveto advierte que ahora se abre la duda sobre lo que pueda pasar en la segunda mitad del año. "Habrá que ver si esta caída del 18% va a ser el estándar o no. La cifra es muy dura, pero puesta en perspectiva hay que señalar que en un mes muy malo igual se vendieron 63.000 autos, que no es lo mismo que no vender nada", subraya el consultor.

En el Ministerio de Producción la visión es más optimista: "Era esperable tras la inestabilidad cambiaria, en parte por el aumento de precios y porque la gente retrae consumo ante esa situación. Sí es para destacar el récord del primer semestre. Si bien es esperable una caída en el segundo semestre, el nivel de ventas será muy alto. Nuestra expectativa es que se mantenga la tasa de crecimiento de la producción porque Brasil sigue tirando, los proyectos para exportación están bien; no vemos un impacto en la producción importante", señalaraon en off the record.

Por su parte, Camilo Tiscornia, director de C&T Consultores, dice que las ventas de autos informadas por Acara son el primer dato disponible de actividad en junio. "Era esperable que fuera malo, dada toda la turbulencia financiera que se viene viviendo desde fines de abril", afirma el economista.

Tiscornia analiza que, en un contexto en el que el dólar no termina de estabilizarse, se hace difícil saber el valor que van a tener las cosas en el corto plazo, lo que complica hacer transacciones, sobre todo las de un valor importante como la compraventa de un auto. "Por otro lado, la incertidumbre existente hace postergar gastos de envergadura, sea por temor o por especulación", concluye el consultor.

Para Rodrigo Álvarez, socio y director de la consultora Analytica, lo que se ve es que la velocidad de la crisis y el cambio de escenario están siendo demasiado violentos. "El salto del tipo de cambio del nivel de los últimos meses paraliza todas las decisiones de compra de bienes durables", destaca el economista.

Álvarez señala dos explicaciones para que se produzca esta caída. "Por un lado está el parate del comprador, que se contrae ante un escenario de incertidumbre, y por otro lado están los precios de los autos, que se fueron por las nubes. Hasta que no haya un equilibrio en los precios esta situación se vuelve inmanejable", subraya el especialista.

Las motos, también en baja

Las motos tampoco traen buenas noticias para la economía: sus patentamientos cayeron 18,2% en junio respecto de igual mes de 2017, cuando se habían registrado 45.581 unidades, según datos de la Acara. En tanto, si se hace la comparación con mayo de este año, se ve que la baja fue de 36,1%. La devaluación del peso y una demanda en retroceso son las principales razones de este mal momento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.