En la Italia dura con los migrantes, la foto de un triunfo deportivo crea revuelo

La imagen de cuatro atletas italianas que ganaron una medalla de oro en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona se volvió viral
La imagen de cuatro atletas italianas que ganaron una medalla de oro en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona se volvió viral
Elisabetta Piqué
(0)
2 de julio de 2018  • 15:23

ROMA.- Cuando una imagen vale más que mil palabras. En una Italia marcada a fuego por la nueva política antiinmigrante del vicepremier y ministro del Interior, Matteo Salvini, la foto de cuatro atletas italianas que ganaron ayer una medalla de oro en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona se volvió hoy viral en el país.

En pose "ángeles de Charlie", la imagen de las cuatro deportistas -que triunfaron en la posta de 400 metros- con la tradicional camiseta "azzurra" de Italia, pero evidentemente de familias de origen inmigrante, se volvieron un símbolo.

La foto demostró que, más allá de la retórica antiinmigrante y la política de cierre de puertos y mano dura puesta en marcha por Salvini, líder de la xenófoba Liga, en Italia también hay otra realidad.

Raphaela Boaheng Luduko (la primera desde la izquierda en la imagen) nació en Aversa, al norte de Nápoles, en 1994, en una familia originaria de Sudán.

Maria Benedicta Chigbolu (la segunda desde la izquierda), nació en Roma en 1989 de mamá italiana y papá nigeriano; su biografía cuenta que su abuelo paterno, Julius, fue una celebridad en Nigeria en el salto en alto.

La más famosa, Libania Grenot (la tercera desde la izquierda), nació en 1983 en Santiago de Cuba, pero después de casarse con un italiano adquirió la nacionalidad en 2008. Como Chigbolu, participó de las Olimpíadas de Río.

Ayomide Folorunso (la cuarta y última en la foto), es la más joven: nació en Nigeria, pero vive en Italia desde 2004 y fue semifinalista en Río.

Su foto festejando una victoria deportiva para Italia, al margen de volverse viral en las redes, también desencadenó revuelo político, con la oposición de centroizquierda saliendo al ataque de la política del nuevo gobierno populista liderado por Salvini. Así, el Partido Democrático contrapuso el hashtag #primerolasitalianas a la política nacionalista-populista de Salvini, cuyo lema es #primerolositalianos.

El escritor Roberto Saviano -a quien recientemente Salvini amenazó con quitarle la escolta molesto por sus críticas-, también aprovechó para denunciar la política actual. "Sus sonrisas son las respuesta a la Italia racista de Pontida (lugar donde ayer Salvini protagonizó un tradicional mitin político de la Liga). La Italia multicultural nacida del sueño republicano no va a ser detenida", tuiteó.

Como no podía ser de otra manera, tras las críticas, también Salvini -un fanático de las redes sociales-, se vio obligado a comentar la victoria de las chicas italianas de origen inmigrante.

"Buenísimas las atletas, me gustaría reunirme con ellas y abrazarlas", escribió en Facebook. "Como todos han entendido -menos algún buen pensador de la izquierda-, el problema es la presencia de centenares de miles de inmigrantes clandestinos que no escapan de la guerra y la guerra nos la traen a casa, no los chicos y chicas que, más allá del color de la piel, contribuyen a hacer nacer nuestro país. ¡Aplausos chicas!".

Grenet respondió más tarde que estaba dispuesta a encontrarse con Salvini, pero después del campeonato europeo, por el que se está entrenando. Dijo que no le interesaba meterse en juegos políticos y que se siente "100% italiana".

El sindicalista ítalomarfileño Aboubakar Soumahoro, que defiende a los inmigrantes explotados en la agricultura, tuiteó: "Esta imagen es al mismo tiempo sueño y esperanza. Es testimonio de una Italia de la recomposición mestiza que ninguna esquizofrenia político-cultural podrá nunca cancelar, justo en tiempos en los que se trata de esconder el sol en su esplendor con la mano del engaño".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.