Chiara Parravicini: la ex chica Disney que es furor en Instagram

Tras el éxito de Soy Luna, fue invitada por Karl Lagerfeld al front row de Chanel y se hizo íntima de Pierpaolo Piccioli, el diseñador de Valentino Fuente: HOLA Crédito: Matías Salgado
4 de julio de 2018  • 15:20

Cumplió uno de los sueños de su vida hace tres años, cuando Disney la fichó para integrar el elenco de Soy Luna, su último hit televisivo. "Fue muy fuerte. De un día para el otro todos los ojos están puestos en vos y te convertís en una estrella. Es una locura empezar a vivir la vida que siempre soñaste", cuenta Chiara Parravicini (22), cuya interpretación de Yamila "Yam" Sánchez -una de las mejores amigas de Luna, la protagonista- le abrió las puertas del mundo del espectáculo de par en par.

Son las seis de la tarde de un día frío de junio y la sesión de fotos en la casa que comparte con su madre ya terminó. Chiara está feliz con el resultado. Lo suyo no es la pose ni el divismo: es serena y educada y tiene en claro lo que quiere. "Ya de muy chiquita decía que quería ser actriz, cantante y famosa. En ese orden", confía la hija menor de un asesor de finanzas apasionado por la música y el esquí y una restauradora de pinturas, que siempre la apoyaron en su deseo de brillar. "Mi viejo tenía una banda tributo a Génesis [el grupo se llamaba Genetics] y fue él quien me inculcó la pasión por la música. Creo que canté antes de hablar", dice Chiara, que perdió a su papá unos pocos meses antes de zambullirse en la maquinaria televisiva. "Cuando empezamos a grabar habían pasado sólo dos meses y medio de su muerte [su papá murió en enero de 2015, en un accidente de esquí]. Me tuve que armar una especie de bloqueo emocional para ir todos los días al trabajo y poner una mega actitud", explica la joven actriz.

La joven artista habla de la fama en tiempos difíciles: a tres años de haber perdido a su padre, decidió "bajarse" del tren para cumplir su sueño de ser cantante. Fuente: HOLA Crédito: Matías Salgado
-¿Qué te llevó a bajarte del "tren Disney"?

-Sentí un llamado muy fuerte de hacer mi música. Desde hace dos meses estoy produciendo mi primer disco con Tomás Merello [fue su profesor de canto en el colegio y ahora es su manager y productor] y voy a lanzarme como solista. Soy Luna fue como entrar al colegio de nuevo y ahora que soy yo, con mi música, me siento libre, empoderada, ansiosa y muy movilizada. Recién ahora estoy pudiendo transitar el duelo de mi viejo y siento que todo se alineó para que pueda entrar en esta profundidad emocional que estoy viviendo. Todos los sentimientos que tengo están potenciados y tengo en claro que es un momento muy importante. El disco está dedicado a papá y es por eso que quiero hacerlo de la manera más vulnerable y real posible. Quiero mostrarme al mundo tal como soy.

Tengo tiempo para enamorarme pero poca disponibilidad en mi cabeza. Me parece que este momento no es para eso
Chiara Parravicini

-Además de la música, ¿qué otras cosas heredaste de él?

-Soy cabrona y laburadora como él. Papá se rompía el lomo para darnos lo mejor a las tres [Chiara tiene una hermana mayor, Camila] y no decía ni mu, ni perdía el foco. La canción más importante es la única que escuchó él. Se llama "Wilder". Papá siempre me apoyó y estuvo dispuesto a dar todo de sí para que yo siga mi vocación.

Así como la música es una pasión heredada de su papá, su estilo sofisticado está influenciado por su madre. "Mamá fue mi roca durante todos estos años. Con su propio dolor, ella supo acompañarme para que pudiera cumplir mi sueño", cuenta Chiara, que invirtió sus primeros sueldos en ropa buena. Fuente: HOLA Crédito: Matías Salgado

DE MODA, SEGUIDORES Y AMOR

En abril, Chiara concluyó una gira que la tuvo por Europa durante varios meses con sus compañeros de elenco. "Me encantó. Como música, es la vida que quiero tener. Si bien es cierto que el último mes ya estaba muy cansada, tu fuerza de voluntad es tal que no te enfermás. Es una ola inmensa y recién cuando parás te das cuenta de la magnitud que tuvo todo", explica. Y agrega que no ve la hora de salir al mundo para volver a conquistar a todos. Esta vez con las canciones que compuso ella misma.

-¿Cómo vivís la fama?

-Al moverme en un mundo más adulto, no soy muy consciente de ella.

-Tenés 2,3 millones de seguidores en Instagram.

-Es muy loco. Creo que si hubiera empezado como blogger, de cero, habría sido imposible llegar a tener esa cantidad de followers. Ahora que los tengo, ¡no quiero perderlo! [Se ríe].

Es muy loco tener 2,3 millones de seguidores en Instagram. Ahora que los tengo, ¡me da miedo perderlos!
Chiara Parravicini

-¿Cómo gestionás tu cuenta?

-Soy muy tranca. Subo cosas que me inspiran, fotos vintage de cantantes [Joni Mitchell es su referencia máxima] y obras de artistas, mezcladas con las mías. Es como un moodboard. Después, todo lo que es más del día a día lo subo a los stories.

-Tenés un perfil de moda muy marcado.

-Es algo que heredé de mamá. Me gusta estar cómoda, canchera, y siempre con un toque personal. Si elijo un jean y una remera blanca, por ejemplo, entonces el cinturón o los zapatos tienen que tener una magia, "algo". Cuando empecé a ganar mi plata, invertí en ropa y, al mismo tiempo, me empezaron a contactar las marcas y se me abrió un mundo que me fascina.

A fines de enero, pisó el Grand Palais por primera vez. Fue para dar su presente en un desfile de Chanel, al que la invitaron en carácter de celebrity influyente. Se sentó justo detrás de la ex primera dama de Francia Carla Bruni. Fuente: AP
-Lograste lo que pocas inf luencers pueden: ser amiga de Pierpaolo Piccioli, el diseñador de Valentino, y que Karl Lagerfeld te invite a un show de Chanel.

-Jamás imaginé que podría llegar a ser amiga del diseñador de Valentino, pero al final todos somos humanos y fans de alguien, ¿no? La hija de Pierpaolo, Stella, es fanática de Soy Luna, y yo soy fanática de su papá. Es alucinante conocer a una persona que admirás tanto. Estar invitada al desfile de Chanel fue surreal. Cuando llegué a mi asiento, empecé a observar todo a mi alrededor. De repente la veo a Carla Bruni, que viene hacia su lugar con una nube de paparazzi a su alrededor, respondiendo preguntas y sonriendo para las cámaras con toda la naturalidad del mundo. Acomodó sus cosas en el asiento delante del mío, me miró, me dijo: "Hola, ¿cómo estás?" y se sentó. Quedé impactada, ¡es muy grosa! Hay un par de fotos en las que se la ve a ella y a mí sentada atrás, con mi pelo rubio y mi boca roja. [Se ríe]. Lily Allen también me saludó. La que estaba más en la suya era Keira Knightley.

-¿Estás saliendo con alguien?

-No, tengo tiempo pero poca disponibilidad en mi cabeza. Me parece que este momento no es para eso.

-¿Cómo es una millenial enamorada?

-Creo que el amor se vive igual en cualquier generación. Lo único que cambió es que ahora podés stalkear al chico que te gusta y saber más de él. [Se ríe].

-¿Cómo imaginás tu próxima historia amorosa?

-Me gustaría que sea seria y que dure un tiempo. Me encantaría tener la experiencia de compartir mi vida con alguien.

Su último noviazgo terminó de manera abrupta, en 2016. "Me sirvió para escribir varias canciones", se ríe Chiara. Y cuenta que le resultó difícil "engancharse" en una relación seria trabajando tanto. Fuente: HOLA Crédito: Matías Salgado