Primer cónclave entre Dujovne, Vidal y Rodríguez Larreta por el traspaso de servicios públicos, subsidios y obras

Francisco Jueguen
Francisco Jueguen LA NACION
(0)
2 de julio de 2018  • 21:16

En medio de la turbulencia cambiaria y luego de que algunas medidas económicas no lograran restablecer la confianza inversora en el país, la política comenzó su juego. El Gobierno presentará a mediados de septiembre un presupuesto con un ajuste significativo para el año que viene -temporada electoral- y para convencer a los gobernadores peronistas de que la ley de leyes sea consensuada primero debe entregarles algo a cambio. Quid pro quo.

Por eso, comenzó el revisionismo interno en Cambiemos . El primer gran cónclave fue el último de ayer. El ministro de Hacienda y Finanzas, y coordinador del equipo económico, Nicolás Dujovne , se reunió con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , y su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta . El encuentro no estaba previsto en la agenda oficial de Dujovne, según sus voceros. Fue una primera reunión en la que, según contaron tres fuentes a LA NACION, se habló de todo, pero principalmente de obras, subsidios energéticos y del transporte, y de transferencias de servicios. Esos son algunos de los puntos que reclaman los gobernadores peronistas que dialogan frecuentemente con el Gobierno.

La reunión, de la que también participaron los ministros de Economía Hernán Lacunza (PBA), Martín Mura (CABA), el jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai, entre otros técnicos de Hacienda (Nicolás Gadano, Agustín Bruno y Rodrigo Pena), fue el primer contacto para que el ajuste -de modo ejemplar- comenzara en las grandes provincias que controla el PRO.

Sin embargo, el segundo cordón del recorte ya parece estar también definido: en los próximos días desfilarán los gobernadores radicales por el Ministerio del Interior (esperan recibir por ejemplo a Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Alfredo Cornejo). Mañana incluso, los ministros provinciales se reunirán en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para debatir lo que viene.

Según los participantes del cónclave a los que contactó este medio, no hubo definiciones aún. Habrá una nueva reunión esta semana, quizás el jueves. "Vamos a hacer el esfuerzo que sea necesario. Lo que pida el Presidente", dijo uno de los presentes en el encuentro Palacio de Hacienda. La reunión terminó a eso de las 19.20.

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, se reunieron con la mirada puesta en el Presupuesto
El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, se reunieron con la mirada puesta en el Presupuesto Fuente: LA NACION

En mayo, el bloque que lideran Diego Bossio y Pablo Kosiner, con venia de los gobernadores peronistas racionales, amenazó con enviar la transferencia a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires de las empresas Aysa, Edesur y Edenor. A esto incluso se le sumaron los subsidios al transporte. El Gobierno lo analiza pese a la negativa de Vidal y Rodríguez Larreta, que verían golpeados sus presupuestos en tiempos electorales.

"Fue una primera reunión. Por ahora, se tiraron sobre la mesa todos los temas", estimó otro de los presentes en el cónclave, que mencionó a los subsidios y los traspasos de empresas públicas. "No se tomaron definiciones. Volveremos a juntarnos", agregó otro.

No fue la única reunión de ayer sobre el tema. Más temprano el propio Mauricio Macri recibió a Dujovne, Marcos Peña, Gustavo Lopetegui, Mario Quintana y Rogelio Frigerio. "Estuvimos hablando en general de temas fiscales y la preparación del presupuesto", contó uno de los presentes a este medio. Advirtió además que el año que viene se hará un esfuerzo similar al de este año, aunque el déficit debe llegar a un tumultuoso 1,3% del PBI.

"Todavía quedan dos meses y medio para tratar el presupuesto y llegar con un preacuerdo con las provincias. Lo que estamos haciendo ahora es mirando fuerte adentro. Después veremos para afuera", caracterizaron desde Casa Rosada.

Pero la primera reunión del día, luego de una call conference con cerca de 600 inversores, fue entre Dujovne y los ministros. La mirada hacia adentro quedó más que clara: allí se decidió congelar toda medida con costo fiscal que no esté aprobada por el propio Dujovne de cualquier ministerio hasta que no termine de dibujarse el presupuesto 2019.

"La prioridad absoluta es reducir el déficit. Tenemos una meta muy exigente que cumplir", bajó el mensaje Hacienda al resto de ministros del Gobierno. Incluso sufrirá la obra púbica. "Se hará la que demuestre máxima prioridad", completaron en Hacienda a este medio, donde dijeron que Gadano y Pena ya trabajan en esos números finos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?