Las grandes reformas tendránel camino allanado en el Congreso

López Obrador obtuvo la mayoría absoluta en Diputados y en el Senado; el PRI, en tercer lugar
Laura Serra
(0)
3 de julio de 2018  

CIUDAD DE MÉXICO. El fenómeno electoral que protagonizó ayer el candidato del Morena, Andrés Manuel López Obrador , arrasó también con las bancas en juego en el Congreso. Según los datos preliminares difundidos por el Instituto Nacional Electoral (INE), la coalición que lidera el flamante presidente electo será la primera fuerza política en ambas cámaras, al obtener en las urnas la mayoría absoluta tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.

Detrás de la coalición triunfante Juntos Haremos Historia se ubicó, en un lejano segundo lugar, la alianza Por México al Frente, que tiene al Partido de Acción Nacional (PAN) como principal pivote. En tanto, el otrora hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI) quedó sepultado en un inédito tercer lugar.

La mayoría de escaños que cosechará el partido de López Obrador en ambas cámaras le permitirá contar con los votos suficientes para las reformas legales; sin embargo, la tendencia no lo colocaba con el poder de reformar la Constitución sin el consenso con el resto de las fuerzas políticas.

En cambio, este triunfo legislativo sí le permitirá al futuro presidente encarar las reformas estructurales prometidas durante la campaña. Por caso, el líder del Morena anticipó que revisará políticas claves que instrumentó el actual gobierno de Enrique Peña Nieto, desde la centralización del sistema de enseñanza hasta la liberalización del sector energético.

Entre las iniciativas que López Obrador pretende instrumentar por vía legislativa figuran, además, trasladar las secretarías de Estado de la Ciudad de México y llevar sus sedes a otras entidades. Además, en su primer discurso como presidente electo, confirmó que se aumentará al doble la pensión a los adultos mayores del país.

La conformación del futuro Congreso le daría luz verde para llevar adelante sus iniciativas sin mayor oposición. Según los datos preliminares, de las 96 bancas en juego del Senado la alianza Juntos Haremos Historia obtenía 54, al alcanzar el primer lugar de las votaciones en 25 estados del país. Le seguía la alianza Por México al Frente, con 29 escaños. Tercero, lejos, se ubicaba el PRI: luego de 70 años de hegemonía, no obtenía ninguna senaduría ganada de mayoría, pero sí 12 de primera minoría.

En tanto, en Diputados López Obrador se alzaba con el triunfo en 208 de los 300 distritos, seguido por la alianza Por México al Frente, con 70 distritos, y hundido en el tercer lugar el PRI con solo 13 bancas, aunque ayer todavía había decenas de distritos donde el escrutinio avanzaba lentamente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?