srcset

3 referentes del mundo fitness comparten sus consejos

María Soledad Cotelo
Ayelén Di Leva
(0)
5 de julio de 2018  • 00:38

¡Se viene la explosión Fitness!

0:56
Video

Fit is the new healthy. Entre las acepciones que "fit" tiene en inglés, hay una que viene ganando terreno y es la que significa estar "bien de salud". La tendencia fitness no tiene que ver con desarrollar los músculos al extremo u obsesionarse con la ingesta de proteínas. No se reduce solo a un tipo de alimentación o clase de entrenamiento . Se trata de una búsqueda de bienestar y de la elección de una vida más saludable.

Equilibrar los malos hábitos

Las buenas elecciones alimentarias y la creciente oferta de entrenamientos físicos llegaron para paliar los efectos del mercado de comida hiperindustrializada y el sedentarismo. La comunidad médica se dedicó a profundizar en estudios referidos a las afecciones que sufrimos como consecuencia de lo que servimos en nuestro plato y se tornó importante el análisis cuali y cuantitativo del ejercicio físico. Una parte cada vez más amplia de la sociedad comprendió que comer sano y ponerse en movimiento poco tenía que ver con el propósito obsoleto de "prepararse para el verano": se trata de elecciones que nos ayudan a vivir mejor desde el plano físico y, también, desde el emocional.

La balanza ya fue

Hablar de peso es vintage. No es lo mismo tener exceso de peso que exceso de grasa. Para determinar que una persona sufre de obesidad, el indicador es el exceso de grasa, que es lo que trae factores de riesgo asociados, como hipertensión, hígado graso, síndrome metabólico y colesterol alto. Si se toma solo el índice de masa corporal (que es el peso en kilos sobre la altura al cuadrado), le diagnosticarían sobrepeso a más de una deportista de alto rendimiento.

El porcentaje de grasa en nuestro cuerpo tiene que ser de entre 18% y 28%, y entre 10% y 20% en los hombres. Tené en cuenta que no solo el exceso es malo: poseer menos grasas que las normales trae aparejados distintos trastornos, como la dificultad de menstruar. Por eso, hay que llevar un control médico cuando el entrenamiento físico es intenso.

El binomio saludable

Para perder grasa, hay que hacer balance calórico negativo: ingerir menos calorías de las que se gastan. Pero no es cuestión de andar haciendo cuentas ni mirando el packaging de lo que comés, sino de una alimentación con cantidades razonables, combinaciones inteligentes e ingredientes variados. Por otro lado, para aumentar la grasa muscular, hay que hacer ejercicio. Alimentación y actividad física son el dúo fit para sentirnos más livianas y enérgicas, lograr que nuestro físico funcione mejor y, además, vernos saludables. Se trata de un círculo virtuoso: elegir de manera consciente lo que nos metemos en el cuerpo y lo que hacemos con él, da cuenta de que nos valoramos y queremos.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig y Félix Busso. Producción de Julia Kovadloff.

Menos excusas, más adeptas

Hoy crecen los profesionales con vasto conocimiento en alimentación y deporte, así como el caudal de información al que podés acceder. También aumentaron las fitinfluencers; mujeres que, en muchos casos, son deportistas, nutricionistas, profesionales gastronómicas o health coaches, y que encontraron en las redes sociales un medio para compartir sus saberes y experiencias. Cada vez hay más almacenes naturales, restaurantes y bares que incluyen lo saludable, supermercados con estanterías con amplia variedad de legumbres y productos integrales y sin TACC y kioscos con barras de semillas y bolsitas con frutos secos. Un placer para las que ya están subidas a la ola fit y un ticket de fácil acceso para las que quieren arrancar.

Primeros pasos del cambio

Por Gabriela Cosentino, Health coach.

  • 1. Fijate objetivos a corto plazo y realizables: por ejemplo, hacer ejercicio dos o tres veces por semana. Empezá de a poco.
  • 2. Tené en cuenta la regla 80-20: tratá de comer sano el 80% de las veces y el 20% date los gustos. No se trata de comer cualquier cosa, sino de compartir una pizza un sábado a la noche, no ir con una vianda al cumple de una amiga ni faltar a un after office.
  • 3. Reemplazá los productos refinados, procesados y con aditivos por otros más saludables: a. Azúcar común por mascabo o stevia/ b. Harina blanca por harina integral de buena calidad / c. Arroz blanco por arroz yamaní /d. Leche de vaca por leche de semillas o frutos secos.
  • 4. Tené tiempo para vos: agendate tus entrenamientos. Lográ que sean momentos que no se negocian.

  • 5. Hidratate más: e incorporá nuevos vegetales y frutas.
  • 6. Diferenciá la comida primaria de la secundaria: los alimentos secundarios son los que efectivamente ingerimos, pero los primarios son los que nos amigan con nuestro entorno y con nosotras mismas.

Celeste Failache

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig y Félix Busso. Producción de Julia Kovadloff.

Tiene 34 años y nació en Necochea. Vivió hasta los 30 años allá, tenía locales de ropa y, si bien entrenaba, no sabía mucho de la importancia que tiene relacionar la alimentación con el entrenamiento. El clic se dio cuando, debido a un cuadro de estrés, Celeste perdió mucho peso y se tuvo que poner en campaña para recuperarlo: "Le pedí ayuda a mi entrenadora para ganar masa muscular y empecé a entender de proteínas, qué hay que comer después de entrenar, que si querés aumento de masa, va acompañado de alimentación, y si querés perder kilos, también".

En ese momento, su vida hizo un quiebre y Celeste sintió la necesidad de un cambio: "Decidí venir a probar suerte a Buenos Aires. Venía de haber estado en pareja durante 13 años y de repente me encontré viviendo sola, bancándome sola. Llegué dentro de una nube de tristeza y me tuve que adaptar a una ciudad como Buenos Aires, donde sos una más del montón. Era una hoja en blanco". Cuando descubrió que podía unir su nuevo estilo de vida con su alma emprendedora, no lo dudó y lanzó su marca Protein Project, dedicada a la venta de proteínas naturales: "Mi idea era crear una marca más amigable para las mujeres, para la gente que no entrenaba tanto o que no conocía qué era", dice.

El mundo fitness impactó de lleno en Celeste. Cada vez entendía más acerca de alimentación y comenzó a prepararse comidas saludables. Luego, subía las fotos a Instagram, solo porque quería mostrar el plato de una manera estética. De a poco, le empezaron a pedir que escribiera las instrucciones para realizarlos y así, un poco de casualidad, comenzó a ser una referente en materia de alimentación y entrenamiento. Hoy, tiene más de 47.000 seguidores y planea ir por más.

  • Su mejor consejo: "Podemos tener adentro de una vida un montón de posibilidades. La gente se queda donde está y eso no es sano, hay que salir, hay que laburar, hay que pensar mucho, proyectar y visualizar. Si visualizás, todo se va dando. Mucha gente abandona, pero siempre es posible lograr lo que quieras".
  • Alimento estrella: "La palta siempre está, es riquísima. Y tampoco puede faltar el aceite de coco".
  • Ejercicio preferido: "Boxeo, guantear. El entrenamiento de boxeo me hace muy bien a la cabeza".
  • Rutina semanal: "Por lo menos, entreno una hora por día de lunes a viernes. El finde trato de relajar, el sábado hago yoga o meditación y el domingo me relajo al 100%. Dos días hago sala de máquinas. Luego, son dos o tres días de boxeo, y después alguna clase de funcional".
  • Mantra fit: "Es posible lograr lo que quieras".
  • IG: @celestefailache

Ileana Agüero

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig y Félix Busso. Producción de Julia Kovadloff.

"En toda mi vida siempre fue muy importante el movimiento", arranca contando Ileana Agüero (29). Es que, claro, ella nunca se quedó quieta: a los 11 empezó a practicar danzas, a los 15 se anotó en un gimnasio para hacer clases aeróbicas: "De chica les hacía rutinas a mi mamá y a sus amigas", recuerda. Luego se metió de lleno a estudiar Comercio Exterior y la falta de tiempo le abrió las puertas a un mundo que no conocía: las clases online. Fue entonces cuando su vida dio un giro: "Me empezó a cambiar el cuerpo y me fasciné. Ahí descubrí la disciplina, la automotivación", dice Ile, que, no bien se recibió, arrancó a estudiar el profesorado de Educación Física, siguiendo, ahora sí, su verdadera pasión y para brindarles a otras personas lo mismo. Su experiencia como entrenadora y como profesora de spinning y de boxeo le dio los conocimientos para desarrollar clases muy innovadoras: "El método MAT, FITCHAIR, HIIT, con cualquiera de ellos prometo resultados rápidos y cambios visibles. Busco un cuerpo saludable, sano, con resistencia cardíaca y una musculatura tonificada y no abultada".

  • Su mejor consejo: "Vos tenés que pensar que si tenés una hora, esa hora hay que maximizarla. Si te gusta entrenar en tu casa y estás haciendo sentadillas, agarrá una mancuerna y hacelas con flexiones de brazos. Siempre hay que encontrar la forma de sumar la mayor cantidad de grupos musculares a la vez".
  • Alimento estrella: "Castañas de Cajú. Me llenan mucho y para mí es importante comer cosas que tengan pequeño tamaño y una alta tasa calórica".
  • Ejercicio preferido: "Cualquier cosa que tenga que ver con diferencia de altura: te hace las piernas mucho más fuertes y produce un salto de ritmo cardíaco rápido".
  • Rutina semanal: "Dos o tres horas por día seguro. Intento descansar el fin de semana haciendo stretching o yoga".
  • Mantra fit: "El secreto de la vida es estar completamente comprometido con lo que estás haciendo y, en lugar de llamarlo trabajo, darte cuenta de que es un juego".
  • IG: @ile.fitness

Triana Maida

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig y Félix Busso. Producción de Julia Kovadloff.

Triana Maida (31) es modelo desde hace 13 años y está segura de que la mayoría de las personas imaginan que se metió en el mundo fitness por su profesión, para estar perfecta genéticamente. Lo que no saben es que, gracias a un viaje y a una necesidad de cambiar de página, Triana encontró un estilo nuevo de vida que la completaba mucho más. "Cuando tenía 24 años, viajé a Estados Unidos a trabajar y estando allá empecé a conocer este mundo, estaba de moda el fitness, se empezaron a usar los smartphones, apareció Instagram y yo empecé a seguir algunas cuentas especializadas en esto; conocí a una de mis mejores amigas (que es venezolana) y ella me daba algunos consejos porque tenía un poco de idea. Yo no sabía nada, no entendía de alimentos, no sabía lo que era una proteína, una grasa. De a poquito, lo fui incorporando a mi rutina y me empecé a sentir mejor, en mi interior, empecé a descubrir cosas nuevas dentro de mi cuerpo".

Ese mismo año -2012- volvió a vivir a Argentina y, sin planearlo, se convirtió, de a poco, en una influencer del mundo fitness. "Me hice un Instagram y empecé a subir recetas de pancakes. La gente decía: 'Qué raro', porque eran saludables, pero los veías en una foto y parecía que no. Con eso atraía a los seguidores: la imagen de tener un panqueque gordo, pero que en realidad no tenía nada refinado ni azúcar. Empecé a compartirlo y mis redes empezaron a crecer. A su vez, arranqué a entrenar un poco más. Fue todo de la mano, porque una cosa lleva a la otra. Cuando ves los primeros cambios, te empezás a sentir mejor. Fue todo muy espontáneo", explica Triana, y agrega: "Mi cuenta ahora es motivación para la gente. Y eso me anima a mí, me estimula lo que le provoca a la gente, la recepción, la respuesta. Me siento orgullosa de lo que aprendí y lo que soy capaz de compartir. Motivar es mi manera de motivarme a mí".

  • Su mejor consejo: "Lo principal es tener ganas y paciencia. Además, ser consciente de que no es de un día para otro. Hay que concentrarse siempre en el proceso, no en ver resultados rápidos. Es como una reeducación global, casi. Hay que tener paciencia. Mucha".
  • Alimento estrella: "Huevos. Los consumo, sobre todo, en el desayuno. En pancakes, revueltos, con avena, solos, con las tostadas".
  • Ejercicio preferido: "Sentadillas, porque trabajan más las zonas de las piernas y de los glúteos. Me gusta de todas las maneras. Con carga, sin carga, con peso corporal".
  • Rutina semanal: "Generalmente, entreno cuatro o cinco veces por semana, no más de una hora por día".
  • Mantra fit: "Empezar por aceptarse, por quererse a uno mismo, es la clave para ser feliz".
  • IG: @serfitnessoficial

Expertas consultadas: María Florencia Fernández. Profesional gastronómica y autora de The healthy book. Janine Gross. Health coach nutricional y autora de TotalFit. Florencia Raele. Médica especialista en medicina ortomolecular y obesidad y autora de TotalFit. Laura Romano. Licenciada en Nutrición. Directora de Integral Nutrición. Gabriela Cosentino. Health coach y autora de Health coach: elegí bien-estar.

Agradecemos a Open Park Rosedal su colaboración en esta nota.

Además te mostramos Basta de modelos serias: la alegría es la nueva belleza

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.