Por qué Brasil se escapa de las trampas del Mundial y agranda su candidatura

El festejo de Neymar es el de todo Brasil; el crack fue determinante una vez más
El festejo de Neymar es el de todo Brasil; el crack fue determinante una vez más Fuente: Reuters
Javier Saúl
(0)
2 de julio de 2018  • 23:59

MOSCÚ.- Gary Lineker estaría en condiciones de modificar su famosa frase. La que patentó hablando del fútbol y el permanente triunfo alemán, pero ahora con otros protagonistas. El fútbol es un deporte de once contra once donde la ilusión de México suele encontrar el límite en la realidad de un rival más poderoso. O donde Brasil es siempre Brasil. Ese equipo que puede dar más o menos espectáculo, que puede despedirse de su Mundial con un 7-1 histórico o que se pasea por los estadios mundialistas como el dueño de cinco coronas. El que siempre aparece en las definiciones más allá de un resultado. En Rusia , su andar tiene mucho de esto último. Esta vez lo hizo en el Cosmos Arena de Samara. En el Mundial donde ya dijeron adiós Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Andrés Iniesta, Neymar sigue con vida y pide un espacio en la consideración general, más allá de que los flashes se vayan con jóvenes como Mbappé. "Tenemos que aprender a sufrir", destacó el crack brasileño tras el partido. Brasil no brilla, pero sentencia. Es la fórmula del éxito marca registrada de su entrenador.

El conjunto dirigido por Tite apeló a la paciencia y así pudo quebrar a un México que terminó bloqueado mentalmente por su karma: sufrió otro traspié en octavos, el séptimo en forma consecutiva. Mientras todos buscan un finalista sorpresa por la otra parte de la llave, el seleccionado brasileño camina a paso firme por el cuadro más difícil, y ahora espera a Bélgica, en un duro examen el próximo viernes, en Kazán, la tierra donde claudicó la Argentina.

Resumen del partido México - Brasil en el Mundial de Rusia 2018

01:20
Video

Ante un México que propuso y que contó con oportunidades para ponerse el frente, le alcanzó con goles de Neymar y Roberto Firmino para llevarse el triunfo. Un 2-0 que lo ubica en los cuartos de final. Brasil se apoya en Neymar y Coutinho, pero también en un atleta como Willian. Un velocista que oxigena a la canarinha. Aunque prefiera cierto anonimato: "El protagonismo es de todo el equipo y no solo de un jugador, y, por suerte, el equipo está apareciendo cuando las individualidades no lo hacen naturalmente".

Tite es cauto. Sabe que nadie puede verse vencedor en un Mundial donde abundan las sorpresas. "El nivel que hemos alcanzado son los cuartos de final. El equipo tiene que establecerse. No voy a decir que somos favoritos. Este equipo (por México) le ganó bien a Alemania. Rusia jugó muy bien el domingo, controlando a España, no pasaron por demasiadas adversidades... Todo está abierto", avisó el entrenador. Y añadió: "No vamos a decir que somos favoritos". Tras un fin de semana de sacudones que dejaron sin Mundial a la Argentina, Portugal y España, Brasil respiró tranquilo ayer en el estadio que se asemeja a una nave espacial. Fue paciente y tuvo su beneficio. El gol de Neymar en el comienzo del segundo tiempo finalmente rompió la muralla que había construido Guillermo Ochoa en el arco azteca; Roberto Firmino sentenció en el cierre y Willian redondeó una gran actuación.

Ronaldo y Matthäus ven a Brasil como candidato

01:37
Video

Eso sí, para Neymar y compañía llegaron dardos envenenados desde el vestuario rival. "Es una vergüenza para el fútbol que se pierda tanto tiempo en un jugador, la pérdida de la vehemencia que tuvimos en el primer tiempo fue gracias al arbitraje. Eso no fue un gran ejemplo para el fútbol, esto es un juego de hombres que se juega con intensidad y no con tanta payasada", dijo Juan Carlos Osorio, en la conferencia de prensa tras el partido. "Si quiere estar en el piso, que se vaya a acostar a su casa", disparó Miguel Layún. El apuntado fue el delantero de PSG. El tiro por elevación tenía mucho de bronca contenida por el desempeño del árbitro italiano Gianluca Rocchi. Lo cierto es que pocos reconocen que Neymar ya fue víctima de varias faltas fuertes durante el Mundial. Los números marcan que ningún futbolista recibió más golpes que los 23 que soportó el atacante en los cuatro partidos de su selección. "No me importa la crítica porque eso podría incidir en mí. Hay mucha gente hablando. Yo solo quiero jugar, ayudar a mi equipo y a mis compañeros. Para eso estoy aquí: para ganar", respondió Ney, que volvió a hablar con la prensa tras dos partidos en silencio.

Brasil supo contener el intenso despliegue de un México al que le faltó peso en ataque. Después, el trámite del encuentro pasó por llegar al área rival, una y otra vez, hasta quebrar al hasta entonces invencible Ochoa. La presión inicial de los mexicanos se fue desvaneciendo, lo que abrió el campo y le cedió la pelota a los brasileños. A partir de ahí llegaron las jugadas de peligro y cierta sensación de tener contra las cuerdas a un rival que no sabía ni podía dar un golpe que lo rescate. A México le costó reaccionar pese a algunas intervenciones de Hirving Lozano y Andrés Guardado.

En un Mundial traicionero, la selección brasileña evitó caer en las trampas que podían aparecer en Samara. En una sede que supo ser la segunda capital soviética y que hace gala de la carrera aeroespacial, Brasil llegó con su libreto y lo supo poner en práctica ante un rival atado por su historia mundialista. Ante la posibilidad del final del duopolio Messi-Cristiano, Neymar se pone en camino para poner su nombre en lo más alto. Y Brasil se prueba, una vez más, el traje de favorito.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?