Cómo el vuelo de una cigüeña polaca terminó en una factura de celular de 2700 dólares

La cigüeña Kajtka con el transmisor
La cigüeña Kajtka con el transmisor
(0)
3 de julio de 2018  • 09:45

La cigüeña blanca se llamaba Kajtka. Vivía en Polonia pero emigraba al continente africano, como el resto de sus congéneres. Para documentar su periplo de casi 6000 kilómetros, una ONG polaca, EkoLogiczna, le puso un rastreador en el lomo, con un GPS y una conexión de telefonía celular para que fuera enviando su posición a medida que el pájaro volaba.

Esto fue en abril de 2017, cuando voló al África; en febrero de este año emprendió el regreso y, en su camino, hizo una parada en Sudán. El 26 de abril de este año los científicos polacos recibieron el último contacto del ave.

No sabían qué pasaba hasta que el 7 de junio les llegó la factura de la compañía teléfonica que provee el servicio, por unos 2700 dólares (10.000 eslotis polacos), una cifra muchísimo mayor a la prevista. Cuando investigaron un poco más, encontraron que eran 20 horas de llamadas por teléfono.

Alguien vio a Kajtka en Sudán, notó que llevaba un dispositivo, lo abrió, se encontró con una tarjeta SIM... y la sacó y la puso en un teléfono normal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?