López Obrador juega fuerte y promete un referéndum revocatorio a mitad de mandato

El presidente electo de México dijo que someterá su presidencia al veredicto popular: "Así como me eligieron, me pueden quitar"
El presidente electo de México dijo que someterá su presidencia al veredicto popular: "Así como me eligieron, me pueden quitar" Fuente: Reuters
(0)
3 de julio de 2018  • 11:35

CIUDAD DE MÉXICO.- En una movida que es a la vez apuesta y desafío, el presidente electo mexicano, Manuel López Obrador, afirmó que someterá su gobierno a la revocación popular a mitad de mandato, dentro de tres años, en un plebiscito en el que se anticipa vencedor por su buena gestión.

"Es un compromiso que voy a cumplir: me voy a someter a una revocación del mandato cada tres años para que los ciudadanos decidan si quieren que continúe el presidente", dijo en una entrevista con la cadena TV Azteca.

"Así como me están eligiendo, me pueden quitar. Estoy seguro de que voy a ganar esa consulta porque van a haber resultados", agregó el dirigente triunfante.

Tras dos intentos fallidos de acceder a la presidencia, en 2006 y 2012, López Obrador tuvo su revancha el domingo con un arrasador 53% de los votos, 31 puntos por encima de su inmediato seguidor, Ricardo Anaya, del PAN, y del oficialista José Antonio Meade, del PRI, víctima del desgaste y las deficiencias del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El candidato de la alianza Morena será el primer presidente izquierdista de México desde que Lázaro Cárdenas gobernó entre 1934 y 1940 implementando una reforma agraria y nacionalizando el petróleo y el ferrocarril.

Los seis años de Peña Nieto se le hicieron largos a los mexicanos, que al menos desde hace un año tenían a López Obrador al frente de las encuestas, montado en un discurso contra la corrupción, la violencia del crimen organizado y la desigualdad que sacó provecho del desprestigio de los partidos tradicionales, sobre todo del PRI.

Los votantes de López Obrador castigaron a los partidos tradicionales y esperan un alivio a la corrupción, la violencia y la desigualdad
Los votantes de López Obrador castigaron a los partidos tradicionales y esperan un alivio a la corrupción, la violencia y la desigualdad Fuente: Reuters

Conocido por su afinidad con los movimientos de la izquierda populista de la región, López Obrador buscó ofrecer garantías con un acercamiento al empresariado local, y el lunes también llamó al presidente norteamericano, Donald Trump, dos países vinculados por la fuerte relación comercial y atravesados por la tensión que representa el fenómeno migratorio.

El eventual plebiscito revocatorio era una de las promesas de campaña al electorado mexicano, ofreciéndole la posibilidad de revocar su mandato si no avanza en la agenda de las preocupaciones más profundas de los mexicanos.

En su ambicioso proyecto de gobierno, que comenzará el 1 de diciembre próximo, pretende un rescate del campo, revisar millonarios contratos derivados de la reforma energética, una gestión austera "sin lujos ni privilegios", y reducir los sueldos de altos funcionarios hasta en un 50%.

Todo para incrementar programas sociales y reducir la pobreza en México, que alcanza a más de 53 millones de personas, incluidas más de siete millones en la extrema pobreza.

Agencias Reuters y AFP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.