srcset

5 aplicaciones para los amantes de lo retro

Dana Pascal
(0)
3 de julio de 2018  

Huji Cam

Para: iOS y Android

Instalaciones: 1.000.000+

Gratis

Fuente: Archivo

Ofrece filtros y funciones para darles un estilo retro a las imágenes actuales. Entre otros hits, se puede poner la fecha al costado, y las fotos quedan datadas con día y mes aleatorios, pero siempre de 1998. También es posible crear un efecto de arcoíris que parece una falla linda de revelado, como las que tenían algunas imágenes de tu viaje de egresados, mucho antes de las cámaras digitales.

/////

ICQ

Para: iOS, Android y Windows Phone

Instalaciones: 10.000.000+

Gratis

Fuente: Archivo

Con intención de un gran regreso con gloria que desbanque a WhatsApp, el coloso mensajero de fines de los 90, florcita mediante, ofrece, como siempre, chat y llamadas de voz. Pero a eso le añade los adelantos tecnológicos del siglo XXI: videochat, emojis y todo lo que quieren los nostálgicos de ley, pero modernizados. Para volver a pasarse noches, de puro chat, en vela.

VHS Camera Recorder

Para: Android

Instalaciones: 10.000+

Gratis

Fuente: Archivo

Para que los videos luzcan como VHS. Se puede, además, cambiar la fecha para que se date en el pasado, y permite ir visualizando el efecto mientras graba. Entre otros chiches, también ofrece la opción de aplicar un ruido de fondo que recuerda al de las tomas hechas con camcorder. Si estás inspirado, hasta podés intentar hacer una remake de la icónica película El proyecto Blair Witch.

Pac-Man

Para: iOS y Android

Instalaciones: 50.000.000+

Gratis

Fuente: Archivo

¡Turirurirururi! Acá no hace falta ficha, pero vas a flashear igual, porque este emulador recrea uno de los juegos de Arcade más populares de la historia. Los fantasmas Blinky, Pinky, Inky y Clyde, que corren al héroe tragón. El juego clásico con nueve laberintos, tres niveles de dificultad y, por cada 10.000 puntos, una vida extra. De plus, un simulador de joystick. Para viajar de nuevo a los fichines de la costa.

MiType-writer

Para: iOS

Instalaciones: 10.000+

Gratis

Fuente: Archivo

La vieja Olivetti ahora es digital. Esta aplicación es un bloc de notas que simula una máquina de escribir. Hoja en blanco, tipografía y hasta los sonidos al teclear o cambiar de línea. De bonus actual, al terminar de redactar, se puede enviar por correo (electrónico). Para jugar un ratito a ser Ernest Hemingway, Rodolfo Walsh o el querido Fabián Polosecki.

El compilado de música dedicado

Fuente: Archivo

Con lo mejor del pasado y las amenities del futuro, el Mixxtape es un reproductor de música bluetooth que se ve (y reproduce) como una cinta de casete. O sea: funciona en la mayoría de los reproductores de cinta estándares. Viene en el tamaño tradicional y en minitape. Hay en blanco o en negro. Ideal para hacer de las playlists un viaje nostálgico y también para ofrendar, al menos, el contenido. Porque, además, tiene pantalla, conector para auriculares, ranura para la tarjeta de memoria, puerto USB y todo lo que requiere el siglo XXI. mixx.im

La nostalgia tech

El año pasado, Nintendo volvió al NES Classic, con una consola todo en uno que trae 30 de sus juegos más emblemáticos. También en 2017, volvió BlackBerry, con su modelo KEYone, que tiene muchas de las funciones actuales de los smartphones, pero el hit de lo pasado, que fue mejor: un teclado real. A principios de este año, Kodak anunció que volvía, adaptada (claro), su clásica cámara Super 8, que revolucionó el cine amateur cuando se lanzó originalmente en 1965.

"Yo veo al futuro repetir el pasado", cantaba el brasileño Cazuza y muchos otros lo versionaron. La nostalgia es una condición humana que, llegando al final de la segunda década del siglo XXI, también invade la tecnología. El tiempo no para, y hay cada vez más aparatos retro modernos. Es una retroalimentación, claro. No solo jugar con el ayer. Lo vintage, además de estéticamente, viene influyendo en el presente y planeando un futuro tocado por lo anterior.

Mientras la humanidad coquetea con exprimidores de jugo conectados a wifi y baños con asistentes digitales, entre otras realidades que parecen sacadas de un capítulo de Los Supersónicos, la nostalgia tech avanza a la par de lo ultramoderno. Y, a pesar de la tecnología, en constante mejora, las personas no dejan de mirar hacia atrás. Así, vivimos en loop.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.