Córdoba: el padre del secretario de Seguridad tiene 14 causas penales

Diego Hak, secretario de Seguridad de Córdoba
Diego Hak, secretario de Seguridad de Córdoba Crédito: @diegohak
Gabriela Origlia
(0)
3 de julio de 2018  • 14:14

CÓRDOBA.- Ricardo Hak, padre del secretario de Seguridad de Córdoba , quien pidió licencia luego de denunciarlo ante la Justicia para que lo investigue por supuestos vínculos con el narcotráfico , tiene 14 causas penales en su contra.

En 2001 fue acusado por coacción calificada, tenencia ilegal de armas de uso civil, abuso de armas y lesiones leves. Entre 2011 y 2016 sumó otras causas por violencia familiar y de género.

Después de recibir un video en el que se ve a su padre con el dueño de un boliche cordobés denunciado por posibles vínculos con la droga, Diego Hak se presentó ante la Justicia y pidió que lo investiguen. Luego, requirió una licencia en su cargo hasta tanto se resuelva la cuestión.

Por su lado, el gobernador Juan Schiaretti apoyó la decisión de Hak: "Vamos ratificar nuestro compromiso de lucha a muerte con el narcotráfico, contra la inseguridad, y me parece que la actitud de Hak está enmarcada en esa decisión del gobierno provincial".

Hak, quien afirmó que hace más de un año que no tienen relación con su papá, sostuvo: "En la denuncia pido que se investigue la posible relación de mi padre con algunos hechos que vengo denunciando; lo que se ve es una charla entre él y una persona que mencioné en mis presentaciones anteriores. Será la Justicia la que deberá determinar qué hay, si existen vínculos".

El boliche lleva años funcionando bajo distintos nombres; aunque tradicionalmente es conocido como Rapoza, abrió también como Full Night y Crazy Bar. Desde hace años acumula clausuras e inhabilitaciones por diferentes infracciones a las normas municipales. Ante cada inhabilitación el dueño presenta alguna medida de reconsideración e incluso alguna acción judicial y, tiempo después, reabre bajo otro nombre.

A fines de enero de este año, aunque no estaba habilitado, funcionaba y volvió a las crónicas policiales porque desde allí salieron dos personas buscadas por el crimen de un joven de 19 años en el barrio Marqués Anexo.

"Vino a explicarme su decisión después de recibir un pendrive con las imágenes -apuntó Massei a LA NACIÓN-. Es una conducta ética, moral y de compromiso. Como funcionarios tenemos una sola arma, que es la credibilidad. Su resolución va en este sentido y por eso avalo su licencia y que la investigación vaya hasta el hueso".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.