Macri debería recordar a Einstein para evitar el retorno al kirchnerismo

Pablo Fernández Blanco
(0)
3 de julio de 2018  • 14:32

Einstein tenía su propia definición de la locura. "Es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes", decía el genio de la física. El ex ministro de Energía, Juan José Aranguren , la usaba como referencia habitual al momento de hacer diagnósticos, y en base a esas líneas construyó una crítica consistente hacia el kirchnerismo, que repetía en materia económica el esquema de pensamiento al que hacía referencia Einstein y cosechaba los mismos efectos que anticipaba el alemán.

La definición podría servirle a Mauricio Macri para evitar caer en errores con los que amenaza tropezar su gestión en medio de la turbulencia cambiaria y la pérdida de confianza frente a los ojos del mundo. Quizás está a tiempo, ya que hasta ahora el Gobierno obtuvo los resultados negativos de anuncios o rumores que instalaron sus funcionarios, pero ningún efecto positivo derivado de la aplicación de medidas concretas, que hasta ahora no se tomaron.

Esta mañana el jefe de Gabinete, Marcos Peña , le puso su rostro a algo que hasta ahora no pasaba de una sospecha: la Casa Rosada analiza aumentar un impuesto para quienes compren pasajes al exterior. En la práctica, se trata de algo que el Gobierno ya había hecho en enero de 2017, aunque con mucho menos escándalo. Es razonable. A diferencia de lo que ocurría en aquella época, el dólar pareció en los últimos meses inmune a los antídotos del Banco Central y del Ministerio de Hacienda, por lo que una medida como la que reveló Peña hace acordar a los inicios del cepo cambiario , el 28 de octubre de 2011, cuando una comunicación de la AFIP obligaba a pedir permiso para comprar dólares.

Hasta ahora el Gobierno cosechó los resultados negativos de anuncios o rumores que instalaron sus funcionarios, pero ningún efecto positivo derivado de la aplicación de medidas concretas

Para tranquilidad de los ahorristas, nada de eso está en el pensamiento económico que, con matices, se impone en el Gobierno. Aunque tampoco lo estaba la intención de controlar los precios, algo que amenazó con aplicar el mes pasado el también ex ministro Francisco Cabrera (Producción), una práctica con la que justificó su salario el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno , pese a que no tuvo resultados en el objetivo de controlar la inflación. La mejor muestra de ese fracaso fue la intervención de las estadísticas. Ante la evidencia de que los números no tomaban el camino que él quería, optó por operar directamente sobre el Excel.

Para aumentar las certezas sobre las dudas, el propio Macri debió confirmarles cara a cara a los productores que no iba a moderar la baja paulatina de las retenciones a la soja. La enemiga simbólica de Cristina Kirchner (en términos materiales fue su mejor socia, ya que le garantizó ingresos generosos en tramos largos de su gestión). Pesaron más las promesas de campaña y los ruegos del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere , que los números de Nicolás Dujovne , quien evaluaba que un sector favorecido por la devaluación podía aportar fondos para compensar la fisiología fiscal.

Los rumores no aumentan la recaudación ni bajan los precios en las góndolas, aunque descalabran la creencia del mundo en la consistencia del plan diseñado por el mejor equipo del último medio siglo, según la etiqueta que le puso Macri

Hasta ahora, sólo en el sector petrolero se implementó un acuerdo laxo y ya incumplido para moderar las subas de los combustibles, algo que el kirchnerismo llevó al paroxismo y con malos modales.

La práctica tiene reminiscencias del pasado, aunque sus promotores la implementaron perjurándoles a los empresarios de la energía que la Casa Rosada estaba comprometida a sostener el libre mercado al que se había llegado el primer día de este año, pero debía pedirles una tregua porque no acompañó la situación internacional.

Los rumores no aumentan la recaudación ni bajan los precios en las góndolas, aunque descalabran la creencia del mundo en la consistencia del plan diseñado por el mejor equipo del último medio siglo, según la etiqueta que le puso Macri.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?