El Gobierno lanzó créditos subsidiados para las pymes por hasta $26.000 millones

Dante Sica, ministro de Producción, anunció préstamos con tasa a 29% Fuente: Archivo
3 de julio de 2018  • 15:25

La salida de Francisco Cabrera fue política. Tanto es así que la continuidad económica entre el exministro de Producción y su sucesor, Dante Sica , es casi tan perfecta que parece que no hubiera cambios.

El 12 de junio pasado, ya en medio de la crisis cambiaria y las elevadísimas tasas del Banco Central (BCRA) y el sistema financiero, el exministro había anunciado que el Banco Nación lanzaría créditos subsidiados por $10.000 millones. Por esos mismos días, el Ministerio de Producción de Cabrera ya le había adelantado a los sectores del calzado y la marroquinería -los más golpeados- que tenía pensado renovar los programas Ahora 12 y adelantar beneficios de la reforma tributaria, sobre todo los vinculados con el elevado costo laboral.

La semana pasada, en el Día Internacional de la Pyme festejado en la CAME, el presidente Mauricio Macri presentó las mismas medidas y agregó que trabajará en una nueva ley pyme. Ayer, el Ministerio de Producción anunció que lanzará créditos subsidiados para pymes a una tasa de 29% por $26.000 millones (entre ellos, los ya presentados un mes y medio atrás de $10.000 millones del Banco Nación).

En un ampliado lanzamiento de las medidas, el secretario pyme, Mariano Mayer, aclaró ayer que se alcanzó un convenio con doce bancos públicos. Los préstamos serán para descuento de cheques hasta 90 días y estarán disponibles hasta fin de año (o hasta agotar el cupo de 26.000 millones). Las tasas llegarán al nivel indicado gracias a una bonificación de 3% del Ministerio de Producción (que aportará $150 millones del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo).

"Esto está consensuado con el Ministerio de Hacienda y Finanzas. Los montos vendrán del Fondep. Eso no altera nada", explicó Mayer ante la pregunta de LA NACION por la orden que bajó anteayer Nicolás Dujovne al resto de los ministros de no tomar ninguna medida con costo fiscal.

Mayer afirmó que están "negociando" con los bancos privados, aunque estimó que un acuerdo con el sector es más difícil.

El anuncio se realizó luego de un almuerzo entre Sica y los presidentes del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla; del Banco Provincia, Juan Curutchet; el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, y Daniel Tillard, presidente del Banco de Córdoba. Las entidades que serán parte de esta iniciativa hasta el momento son el Nación, el Provincia de Buenos Aires, Ciudad, Córdoba, de La Rioja, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, de Corrientes, de Tierra del Fuego, de Neuquén y Credicoop.

"El esfuerzo será compartido", dijo Mayer. Aclararon que los bancos públicos otorgarán a sus clientes pymes una tasa bruta máxima de 32% y Producción bonificará tres puntos porcentuales, por lo que la tasa neta quedará en 29%. "Es una tasa competitiva", dijo Mayer. Sica aclaró varias veces en los últimos días que las pymes están atravesando un fuerte estrés financiero por las elevadas tasas del BCRA y que, aunque aún no se rompió la cadena de pagos, ya hay cheques rechazados. Las pymes se quejan además del alargamiento de esa cadena de pagos; los cheques pasaron de ser a 30 o 60 días a 90 o 120 días.

El presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, aclaró que en el caso de la entidad que conduce, las tasas serán menores, de entre 27% y 28%. "El trabajo conjunto con el Ministerio de Producción nos permite brindar financiamiento accesible para las pymes, logrando potenciar la cadena de pago con una reducción significativa sobre la tasa de interés, que será en nuestro caso de 28% TNA para capital de trabajo, a través de la línea de descuento de cheques de pago diferido", afirmó. Y agregó: "A su vez, los proveedores de la ciudad de Buenos Aires tendrán una bonificación adicional, quedando dicha tasa en un 27%".

"El país entró en una turbulencia financiera de la que está saliendo", dijo González Fraga. "Es importante que los bancos públicos tengamos una actitud contracíclica ante el enfriamiento de la actividad para mantener la actividad y el empleo", explicó, en tanto, Curutchet.