El ciclón #MeToo complica ahora a Justin Trudeau, el más feminista de los líderes mundiales

Trudeau se defendió de las acusaciones
Trudeau se defendió de las acusaciones Fuente: AFP
(0)
3 de julio de 2018  • 16:46

NUEVA YORK.- El ciclón #MeToo pone en la mira al premier de Canadá , Justin Trudeau , por un caso de supuesto abuso de una periodista hace 18 años, cuando su padre Pierre era el primer ministro.

Intransigente a la ahora de apartar aliados y legisladores en el centro de abusos sexuales, el premier canadiense, que se define feminista, fue denunciado por haber manoseado a una periodista que lo entrevistaba cuando tenía 28 años.

"No recuerdo", respondió a otra reportera que le preguntó sobre la acusación durante un encuentro con los metalúrgicos de una fábrica en Regina, en Saskatchewan, oeste del país.

"Recuerdo bien ese día. Era un evento en apoyo de la Fundación Avalanche. Me divertí y no recuerdo absolutamente alguna interacción negativa", respondió Trudeau.

La Fundación Avalanche Foundation es una organización cercana a la familia Trudeau que se compromete con ella cuando, dos años antes del supuesto abuso, el hermano del futuro premier, Michel Trudeau, murió debajo de una avalancha.

En esa época Justin era maestro y había asistido a un festival de música cuya recaudación era para la citada fundación. Las acusaciones emergieron cuando un popular comentarista y rival de Trudeau, Warren Kinsella, publicó en Twitter la foto de un editorial del diario local, Creston Valley Advance, en el cual se reporta el hecho y las disculpas del día posterior del propio Trudeau.

"Lo lamento, si hubiera sabido que trabajabas para un diario nacional nunca hubiera sido tan directo", reaccionó Trudeau a la reportera que trabajaba además para el National Post y el Vancouver Sun. El artículo no reveló la identidad de la periodista ni precisó detalles de los hechos.

El tuit di Kinsella, encabezado por el hashtag #MeToo, fue replicado por varios medios entre ellos Breitbart, el sitio de Steve Bannon. El editor del Advance entonces, Brian Bell, dijo que creyó en el relato de la reportera y que "cualquier cosa que haya sucedido, era claramente no bienvenida e inapropiada".

Antes de octubre pasado, cuando se desató la ola de acusaciones de abusos y violación en contra de Weinstein, Trudeau fue intransigente en la política de tolerancia cero a las molestias sexuales. En diciembre, su asesor Claude-Erc Gagné fue suspendido después de que varias mujeres lo acusaron de tener un comportamiento indecente. En 2016 Justin expulsó a dos parlamentarios del Partido Liberal por haber acosado a mujeres de la oposición.

Agencia ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.