Un royal multifacético: Pierre Casiraghi se convierte en guerrero medieval

En una nueva fecha que apuntar en el calendario de festividades del principado, Beatrice Borromeo hizo su primera aparición pública desde que fue madre por segunda vez para acompañar a su marido. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress
3 de julio de 2018  • 17:51

Los Grimaldi volvieron a divertirse juntos antes de salir de vacaciones y compartieron un nuevo fin de semana festivo: la primera edición del Encuentro de los Sitios Históricos Grimaldi, una cita abierta a toda la población del principado que recorre los lugares más emblemáticos de la historia de Mónaco con motivo de las celebraciones de San Juan. Y por eso el último fin de semana la familia se reunió en la plaza del palacio para disfrutar de este primer encuentro dedicado al marquesado de Baux y al condado de Carladès, títulos con los que el príncipe Alberto (60) distinguió a sus hijos, Jacques y Gabriella (3), así como a la ciudad de Menton, que durante cinco siglos formó parte del principado.

SIN PRECEDENTES

Estos antiguos feudos presentaron la historia que los vincula a Mónaco y a la dinastía Grimaldi, así como su patrimonio cultural, todo a través de danzas típicas, espectáculos folclóricos, juegos y talleres para chicos. Pero, sin duda, uno de los platos fuertes de la fiesta popular fue la batalla medieval, un espectáculo sin precedentes en Mónaco que tuvo como gran protagonista a Pierre Casiraghi (30).

Minutos antes del duelo, Pierre posó como un verdadero guerrero en la plaza del palacio. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress

Convertido en un atractivo caballero con armadura y escudo, el menor de los hermanos Casiraghi interpretó el rol de guerrero de los Grimaldi en un combate contra los famosos Bécut de Gascuña. Tal fue el realismo que la princesa Carolina (61), su madre, y Beatrice Borromeo (32), su mujer, animaron al héroe junto al príncipe Alberto y Louis Ducruet, su primo, y se llevaron un susto cuando lo derribó su contrincante.

Beatrice Borromeo; la princesa Carolina de Mónaco y el hijo de la princesa Estefanía, Louis Ducruet, animan a Pierre quien, como su antepasado Charles Grimaldi (siglo XIV), luchó con los Grimaldi Milites contra los Bécuts de Gascuña. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress
La princesa Carolina vivió con intensa emoción los combates. A su lado, el príncipe Alberto parece tranquilizar a su hermana en el momento en que derriban a Pierre. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress

EL REGRESO DE BEATRICE A ESCENA

Beatrice no quiso perderse la oportunidad de apoyar a su marido en esta gesta, y eso supuso su regreso a la escena pública tras dar a luz a su segundo hijo, Francesco Carlo Albert. Su última aparición había sido en marzo pasado, en el Baile de la Rosa, cuando todavía estaba embarazada. Hoy, a dos meses de haber sido mamá, Beatrice reapareció completamente recuperada y con su espectacular figura de siempre. Junto a ella estaba también su hijo mayor, Stefano Ercole Carlo (1), quien participó por primera vez junto a la familia Grimaldi en uno de sus compromisos oficiales.

Beatrice Borromeo reapareció en público recuperada del parto de su segundo hijo, Francesco Carlo Alberto. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress

La joven condesa italiana, que asumió por amor una nueva vida en el principado, está completamente volcada a su faceta de esposa y madre. Así lo contó en una reciente entrevista con Vanity Fair: "Fue un sacrificio abandonar mi trabajo e instalarme en Mónaco, pero lo hice porque mi marido vive aquí, gestiona sus empresas desde acá y él es el que gana más dinero de los dos. Antes daba prioridad al trabajo, pero desde que me casé, eso ya pasó a un segundo plano".

Stéfano, el primogénito de Pierre y Beatrice, acompañó por primera vez a la familia Grimaldi en un compromiso oficial. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress

EL NUEVO MÓNACO

Este último paso del príncipe Alberto -haber incluido en el calendario de Mónaco una fecha más para celebrar junto al Baile de la Rosa o el Día Nacional- se une a los grandiosos proyectos que el soberano puso en marcha con la idea de volver a situar a Mónaco como cumbre del lujo.

Beatrice, Carolina y el príncipe Alberto celebran la performance de Pierre en la recreación de la batalla. Mientras, Louis Ducruet mira asombrado. Fuente: HOLA Crédito: Lookpress