Un multimillonario chino se mató por accidente sacando una foto y dejó un imperio de herencia

Wang Jian
Wang Jian Fuente: AFP
(0)
4 de julio de 2018  • 09:54

MARSELLA.- El multimillonario chino Wang Jian murió ayer a los 57 años tras una caída accidental mientras hacía turismo en el macizo de Luberon, en el sudeste de Francia , y dejó tras de sí un importante conglomerado presente en el turismo, la logística y el transporte aéreo.

El fundador de HNA murió en la localidad de Bonnieux, explicaron los gendarmes franceses. "Se había subido a un parapeto en altura para hacerse una foto y se cayó", precisaron los gendarmes. Los bomberos no lograron reanimarlo. Los problemas de su conglomerado, sin embargo, dispararon algunas teorías conspirativas.

Según una fuente cercana al caso, el empresario chino quiso sacar una foto panorámica trepando un pequeño muro. Para ello, tomó impulso, y acabó siendo propulsado por su propia fuerza, cayendo 10 metros.

El canal público France Bleu, un hombre chino cuya descripción coincide con la de Wang murió ese día tras caer de un muro de unos diez metros de altura mientras intentaba hacer fotos del paisaje.

La brigada local de la gendarmería que se encarga de la investigación apunta a un accidente.

"Lloramos la pérdida de un dirigente excepcionalmente talentoso y de un modelo, cuya visión y valores seguirán sirviendo de guía para todos los que tuvieron la suerte de conocerlo", indicó HNA en un comunicado, en el que explicó que Wang se encontraba en un viaje de negocios a Francia.

Se calcula que la riqueza de este discreto empresario es de 1700 millones de dólares, según la revista estadounidense Forbes.

Wang se había especializado en aviación civil en la Universidad de China. Desde principios de los años 1990, participó en la fundación de la aerolínea Hainan Airlines.

Según The New York Times, Wang Jian pudo transformar la pequeña empresa regional en un gran conglomerado gracias a una colaboración, mantenida en secreto durante mucho tiempo, con su hermano Wang Wei, quien vendía servicios y material a Hainan Airlines.

Actualmente, HNA, que se desarrolló sobre todo en los sectores de la logística y el turismo, es percibido como un "rinoceronte gris", según los términos de la prensa china, es decir, una de esas empresas que están en la mira de las autoridades chinas por su preocupante endeudamiento.

De hecho, HNA multiplicó las inversiones en el extranjero y en mayo de 2017 se convirtió en el primer accionista del banco alemán Deutsche Bank, con 9,9% de las acciones.

Asimismo, el conglomerado anunció en octubre de 2016 la adquisición de un cuarto del capital de los hoteles Hilton, por 6250 millones de dólares.

Agencias AFP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.