srcset

10 ideas para pintar de gris, el tono que hace brillar todos los estilos

Viviana Alvarez
(0)
4 de julio de 2018  • 15:38

Antes de elegir el blanco por default, hay un tono de gris para cada efecto que se quiere lograr en decoración. Acá, ideas para incorporarlo –con mayor o menor intensidad– a cada uno de nuestros ambientes.

1. Al tope de la paleta

Crédito: Pompi Gutnisky

Todo comenzó con el porcelanato oscuro de la pared. No bien lo vio, la nueva dueña supo que, tarde o temprano, toda la cocina sería de ese color. Dicho y hecho: cuando dio las primeras pinceladas a los muebles laterales, que eran blancos, sintió que todo en el ambiente quedaba integrado, se ampliaba y ganaba un efecto magnético. Luego, sumó colores vibrantes en las ollas amarillas (Essen), la vajilla verde y la figura de la cebra flúo. A la cocina y la campana existentes les agregaron los muebles con frente y cajones de acero inoxidable (Johnson Acero).

2. En el aire

Crédito: Pompi Gutnisky

Bienvenido el gris oscuro para potenciar detalles y efectos. Como ejemplo, este vanitory colgante de petiribí con amplio espacio de guardado (Mesopotamia BA), parece estar flotando en el aire gracias al color de la pared, que además le da un halo de intimidad y elegancia a todo el antebaño. En el espejo circular con marco de hierro (Mesopotamia BA) se refleja la luz que se cuela a través del vidrio esmerilado de la puerta que cierra los sanitarios.

3. ¿Salimos?

Crédito: Daniel Karp

La pared completamente cubierta con pintura de pizarrón fue el puntapié para darle a este comedor diario toda la onda de un bistró. El dibujo con tiza alrededor de los estantes de la pequeña bodega, la mesa de madera con tapa de mármol (Lodd) apoyada contra la pared con la luz de una lámpara amurada. Magia de sábado que se enciende en cualquier momento.

4. En calma

Crédito: Celeste Najt

El arquitecto Agustín Goldenhorn quería que su propia casa fuera un oasis de calma, brisas frescas y mucha luz. El gris suave en las paredes le dieron esa sensación de serenidad que buscaba. Con sillones 'Wassily' en cuero blanco, el tabique de madera de saligna, la mesa de lapacho y los sofás tapizados en tonos claros, le dan más calidez al ambiente.

5. Recreo

Crédito: Daniel Karp

Más allá del clásico dúo con el rojo, el gris es uno de los colores más indicados para potenciar el verde, tal como se ve en este jardín diseñado por el Estudio Bulla, en el que las gradas sirven como acceso a la pileta y, también, para sentarse a charlar o disfrutar de la sombra, claro.

¿Cuál preferís?

6. Mente en blanco

Crédito: Javier Picerno

Tenues y armónicos, distintos tonos de gris en la pared, el respaldo y la ropa de cama (Falabella) hacen de este dormitorio un espacio perfecto para el descanso. Los almohadones amarillos, uno de los colores que crecen cuando está junto al gris, suman serenidad y tibieza al ambiente.

7. Bien, de entrada

Crédito: Santiago Ciuffo

La buena energía se siente al entrar a casa. La pared del recibidor en gris azulado es una excelente opción para poner en primer plano los elementos de inspiración zen que están apoyados sobre la consola de lapacho: los cuadros firmados por Mariana Pussacq, el arreglo floral con sauce eléctrico y ciruelo y la escultura.

8. El fondo y las formas

A veces no hay un ambiente aparte para una oficina en casa. Si lo que tenemos disponible es una pared, podemos acentuar nuestro sentido territorial pintando una sección con color. A partir de ahí, hagamos que todo juegue a favor de nuestra inspiración y concentración. En este caso, el efecto se logra con un gris que levanta todo lo que toca. Para completar, la mesa de hierro con pequeños estantes para garantizar el orden de los elementos de escritorio (Monograph.dk), un calendario, siempre útil, el tablero y la silla giratoria de madera. A trabajar.

9. Al frente

Crédito: Daniel Karp

El paisajista australiano William Dangar le puso la firma a la fachada de esta casa. "Al margen de que no se notan las salpicaduras del riego ni el avance del verdín, los frentes oscuros hacen que, por contraste, las plantas se luzcan más", compartió con nosotros frente a esta casita en Bondi Beach. Sumado a una iluminación direccionada con inteligente intención y un jardín tan bien pensado como atractivo, este chalet se destaca entre la uniformidad que lo rodea. Desde arriba, clarísima la diferencia con su tímido vecino.

10. Íntimo y personal

Crédito: Gentileza Enrique Menossi

La pared y las puertas en negro destacan el blanco de la bañera y el piso de mármol. En el vestidor, con todo el aire de una sobria tienda masculina, al placard abierto se le agregaron cortinas roller en gris plomo. Además de ser elegantes sirven para preservar el color de las prendas.

Crédito: Greg Cox

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?