Suscriptor digital

Rafael Correa dijo que no se entregará tras la orden de detención: "Es un plan maquiavélico totalmente ilegal"

El expresidente habló desde Bélgica
El expresidente habló desde Bélgica Fuente: AFP
(0)
4 de julio de 2018  • 12:16

QUITO (AFP).- A un día del pedido de captura internacional a Interpol, el expresidente de Ecuador , Rafael Correa , habló desde Bélgica , país al que llegó en 2017 tras dejar el gobierno luego de la victoria de Lenín Moreno , y aseguró que no se entregará a la Justicia dado que la democracia en su país está rota y la denuncia no tiene fundamento, es persecución política, "un plan maquiavélico totalmente ilegal".

En diálogo con una radio colombiana, el exmandatario advirtió que la acusación de intento de secuestro del exdiputado opositor Fernando Balda que recae sobre él no cuenta con pruebas: "Lo único que pueden presentar es falso testimonio pero como en Ecuador no tenemos estado de derecho van a hacer que eso baste".

Correa denuncia "complot" de Ecuador detrás de orden detención - Fuente: AFP

00:14
Video

Asimismo, apuntó contra los medios de comunicación: "Hay mucha manipulación que confunde a la gente (...) Es la nueva estrategia. Ya no son las botas militares para vencer a la izquierda. No las necesitan. Necesitan ciertos medios de comunicación y la judicialización de la política".

En el marco de la investigación del intento de secuestro de Balda, una jueza determinó que Correa debía presentarse el lunes último y en adelante cada 15 días en la Corte Nacional de Justicia en Quito . Sin embargo, Correa cumplió con la diligencia en el consulado de Ecuador en Bélgica y la Fiscalía consideró que no hizo caso a la disposición, por lo que pidió su prisión preventiva por los delitos de asociación ilícita y secuestro y solicitó a la Interpol su ubicación con fines de captura y extradición.

Rafael Correa habla tras el pedido de captura - Fuente: Facebook

00:38
Video

"No es que sea soberbia, no es que esté confiado, obviamente esto me preocupa. Pero no tiene ninguna probabilidad de éxito en países democratizados como Bélgica. Van a quedar en ridículo porque es evidente que es un caso político. De hecho, muy probablemente ni siquiera pase lo de interpol, es tan absurdo que lo va a rechazar", dijo el exjefe de Estado, que explicó que el organismo no tiene facultad para intervenir en cuestiones de "persecución política", como él califica la situación.

"Cómo me van a pedir que me presente cada 15 días en Ecuador si estoy en Bélgica. Era un imposible para tener el pretexto y sacar la orden de detención. Es un plan maquiavélico totalmente ilegal", agregó.

"Estoy con mi familia haciendo parrilladas los fines de semana. Estoy retirado de la política, tuve que volver para defenderme de tanta difamación", respondió al ser consultado de si se trata de un intento de hacer tambalear al gobierno del actual mandatario Lenín Moreno, quien ganó las elecciones bajo su ala pero luego se mostró disidente.

Correa insistió en que tiene "la conciencia tranquila" porque "Bélgica jamás se va a prestar a esta payasada" y en que es un caso más de "judicialización de la política con el apoyo de los medios de comunicación", al igual que a su entender ocurrió en Brasil y en la Argentina. " Cristina Kirchner no está presa porque tiene inmunidad por ser senadora", alertó.

Antes de finalizar, el expresidente se postuló como el único opositor del actual gobierno: "Yo soy el único opositor que tiene Lenín, que ha logrado repartir el país. La única verdadera oposición es la revolución ciudadana a la que traicionó Lenín Moreno. Es evidente que el gobierno está detrás de esto, pero también fuerzas extranjeras porque se trata de una estrategia regional".

El caso

El exdiputado opositor Fernando Balda acusa a Correa de ser el autor intelectual de su fugaz secuestro en 2012, mientras estaba refugiado en Bogotá. El exlegislador del Partido Sociedad Patriótica (PSP) sostiene que cinco personas lo subieron a la fuerza a un automóvil, pero la Policía colombiana interceptó el vehículo y logró su inmediata liberación.

Por esta investigación, Correa fue convocada para que se presente ante la Justicia cada quince días, algo que incumplió.

Correa junto a Lenín Moreno
Correa junto a Lenín Moreno Fuente: AP

Apoyo internacional

Correa recibió hoy el apoyo de dos viejos aliados bolivarianos, el venezolano Nicolás Maduro y el boliviano Evo Morales. Maduro pidió que "cese la persecución" contra Correa, y comparó su situación a la de otros expresidentes de izquierda que están con problemas judiciales, como Cristina Kirchner y Lula da Silva.

En tanto, Morales denunció la "politización" de la justicia de Ecuador y la "injerencia" de Estados Unidos para encarcelar a "un inocente".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?