Un "blooper" de Carrió desató una ola de abucheos en Diputados

El blooper de Elisa Carrió en Diputados - Fuente: YouTube

1:38
Video
(0)
4 de julio de 2018  • 16:34

Un blooper que protagonizó la diputada Elisa Carrió ( Cambiemos ) desató esta tarde, en el recinto de la Cámara de Diputados , una ola de abucheos y de críticas a viva voz desde la oposición. El incidente ocurrió luego que el diputado Daniel Arroyo ( Frente Renovador ) reclamara el tratamiento de un proyecto para ampliar el programa de micro créditos con el propósito de facilitar el financiamiento para la compra de máquinas y de herramientas.

"Estamos de acuerdo con esta propuesta de Arroyo. Pido que se trate en comisión para poder discutirlo a nivel del Poder Ejecutivo. A propósito, quisiera aclarar una situación cuando dije que era necesario mantener las propinas y coimas (sic)", dijo Carrió .

De inmediato estalló una ola de abucheos desde la bancada kirchnerista. Carrió no se amilanó. "¡Fue un lapsus -enfatizó- Lo miré a usted (en alusión al jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi ), y me acordé del hermano de Rossi, me acordé de las coimas.!" Carrió se refería al exdiputado Alejandro Rossi, importante empresario del transporte de Santa Fe.

Nos guste o no lo que diga una diputada, resulta impropio de este cuerpo abuchearla. Por consideración a nuestra propia investidura
Graciela Camaño (Frente Renovador)

La líder de la Coalición Cívica continuó. "En otros momentos de crisis sociales nos llamaban y me están llamando cartoneros, cartoneros que trabajan; manicuras que trabajan, la gente que corta el pasto, y es necesario que las clases medias no supriman estos gastos, es una forma de solidaridad en momentos de crisis". Ante las críticas a viva voz que se escuchaban desde la bancada del kirchnerismo, Carrió remató: "¡El progresismo estúpido no sabe lo que son los pobres!".

El incidente provocó que la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador) saliera en defensa de Carrió . "Nos guste o no lo que diga una diputada, resulta impropio de este cuerpo abuchearla. Por consideración a nuestra propia investidura", sostuvo.

Carrió pidió la palabra y advirtió que nunca como ahora, en sus 22 años como diputada nacional, había tenido tantas dificultades para expresarse en el recinto. "Esto es violencia. Hay una ira inexplicable", enfatizó. "Yo no tengo un problema con no hablar en la Cámara de Diputados. Tengo 40 minutos en un programa de televisión, les guste o no les guste".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.