¿Importa cada cuánto comemos?

Crédito: Shutterstock
Daniel Tangona
(0)
8 de julio de 2018  

Es una duda muy recurrente. Al momento de comenzar a preocuparnos por nuestro físico y salud, la pata del entrenamiento es apenas una parte de la ecuación. La otra, y quizá la más importante (no en vano se dice que los abdominales se hacen en la cocina), es la de la alimentación . Y, en ese campo, una de las consultas que más suelen hacerse es cada cuánto se debe comer cuando se busca cuidar el peso y mejorar el estado físico.

En tanto que algunos profesionales piensan que es mejor realizar muchas comidas durante el día -se suele sostener que lo ideal es comer cada dos horas para acelerar el metabolismo y así quemar más calorías-, otros no están de acuerdo. Aunque la ingesta calórica debería ser siempre la misma, lo que se genera en el medio es un debate y una confusión constantes.

Para entender mejor el asunto, entonces decidí consultar al doctor Alejandro García, un médico especialista en deporte, quizá más conocido por su cuenta @gymextremo en Instagram.

"A pesar de que podemos encontrar muchas personas debatiendo el tema, debemos entender que las recomendaciones de un profesional siempre deben basarse en evidencia científica", comienza explicando el especialista. Para él, debe leerse tanto lo que está a favor como en contra de nuestra postura inicial, porque solo así podremos sacar conclusiones con la mente abierta y basadas en datos duros.

En principio, sin embargo, pareciera que existen más estudios que sugieren que comer más frecuentemente es efectivo para modificar el peso y/o la composición física que los que indiquen lo contrario.

Pero en los últimos años hubo una interesante revisión de estos papers que detalló que tras analizar todas aquellas publicaciones a favor, se encontró solo una bien diseñada. El resto, en cambio, cometía errores estadísticos, y por ende llegaba a conclusiones erradas. "La verdad es que cuando se toman los datos en forma correcta, la evidencia científica no sustenta la idea de que comer más seguido juegue un papel significativo en el descenso de peso", revela García.

Pero este no es el fin del asunto, porque para los deportistas, comer con más frecuencia sí tendría beneficios. ¿Cuáles? Contrarrestar la pérdida de masa muscular, aumentar la masa magra, disminuir la grasa corporal y mejorar el rendimiento general. Un combo nada desdeñable.

Pero "al final, y como siempre, lo más importante es nutrirnos de forma adecuada, optimizando la cantidad y calidad de los nutrientes", sintetiza el especialista.

También, claro, es importante mejorar el descanso y realizar actividad física. Y así, la frecuencia de la ingesta de comidas deberá evaluarse en cada caso según el contexto de los gustos y las necesidades de cada uno. Tal como antes de comenzar cualquier actividad recomiendo hacerse un chequeo médico; para optimizar qué y cuándo comer también será necesario recurrir a un especialista.

Si te gusta sentirte único y especial, ¿cómo no considerar que tu plan físico y de salud debe ser diseñado a tu medida?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.