Mundial Rusia 2018- Brasil comparte su "mundo virtual" para mejorar su "mundo real"

Neymar sonrie en un entrenamiento de Su equipo en Sotchi
Neymar sonrie en un entrenamiento de Su equipo en Sotchi Fuente: AP
Marcelo Gantman
(0)
5 de julio de 2018  • 09:43

MOSCU, Rusia.- "Spasiba, Sochi..", publicó la Confederación Brasileña de Fútbol en su cuenta oficial de Twitter. Brasil ya abandonó esas playas para empezar el recorrido por las ciudades según le toque jugar. El arribo del equipo a Kazán también fue registrado en una transmisión en vivo por las redes sociales. Los jugadores belgas Nacer Chadli y Thomas Meunier hicieron otra transmisión por Facebook en la noche del miércoles desde su cuartel general del Moscú Country Club, una zona conocida como la "periferia verde" de la capital rusa. Su traslado a Kazán, sede de los cuartos de final, también fue seguido por las plataformas sociales.

Los entrenamientos abiertos oficiales pautados por la FIFA antes del inicio del campeonato son un recurso para tomar contacto con los fanáticos. Es un aire fresco para los propios futbolistas que están a punto de ingresar por los laberintos del torneo de los que saldrán eliminados o campeones.

Con sus perfiles bien definidos, los dos equipos tienen concentraciones abiertas y amigables. Incluso los jugadores de Bélgica , en días libres, han salido a caminar por parques y se mezclaron con la gente que estaba disfrutando de su tiempo libre. Alemania también lo hizo el poco tiempo que estuvo en Rusia .

Brasil tiene ese escenario muy claro. Es probable que no pueda "soltar" a Neymar en medio de un parque público porque su condición de celebridad le resta ciertas libertades. Pero lo que no se logra con lo presencial, se consigue a distancia. La CBF hizo un acuerdo con Twitter para la creación de contenidos que le permita alimentar el fanatismo de sus hinchas casi a todo momento. Los entrenamientos de Brasil son trasmitidos en vivo y las conferencias de prensa oficiales también. Millones de brasileños que siguen a su equipo en el Mundial se encontraron con entrevistas exclusivas hechas con integrantes del plantel y distribuidas por las redes sociales.

Marcelo, entre Philippe Coutinho y Gabriel Jesus
Marcelo, entre Philippe Coutinho y Gabriel Jesus Fuente: AP

En Sochi, frente al Mar Negro, Brasil permaneció 22 días hasta la partida hacia Kazán. La idea de recurrir al "mundo virtual" para conectarse con los brasileños que están lejos, se complementó con nuevos comportamientos en el "mundo real": Tite dio autorización para que el hotel donde se alojan los jugadores y el cuerpo técnico esté abierto al ingreso de familiares y allegados en los días libres.

"Alemania lo hizo en 2014 y no fue por eso que ganaron. Pero cuando se crea un buen ambiente de trabajo estas cosas ayudan a mejorar y a corregir los errores. Siempre intento equilibrar lo profesional con lo humano. Cuando es hora de trabajar, se trabaja. Pero en la hora de descanso entiendo que un jugador quiera estar con su novia, sus padres o su familia", explicó Tite cuando abrió las puertas de Sochi por primera vez.

Los fanáticos en masa no pueden acceder a una concentración. Pero Brasil resolvió esa lejanía con pequeñas miradas sobre su intimidad y la elección de momentos distendidos para espiar por las redes sociales. El mejor antídoto contra el ambiente viciado que a veces acompaña a los equipos que se cierran sobre ellos mismos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.