srcset

El icónico Audi Q5 se posiciona entre los importados

Ariel Basile
(0)
6 de julio de 2018  

Hay modelos que son referencia del mundo premium. Un mundo que tiene su capital en Alemania, donde se concentran las principales marcas del segmento. Y los modelos que se convirtieron en referencia tuvieron la virtud de posicionarse entre el público más allá de las tendencias y modas del mercado. El Audi Q5 ganó su prestigio mucho antes de la explosión de los SUV que se registra hoy, una explosión que llevó a inaugurar subcategorías y que obligó a todas las automotrices a tener representantes para competir en un universo en el que nadie puede estar ausente.

El Q5 es el SUV más icónico de Audi en todo el mundo y llegó al país el año pasado importado desde México. El origen es un punto a favor: por el convenio bilateral de Argentina con ese país tiene una reducción impositiva en comparación con rivales que se embarcan en Europa. Su llegada fue parte del rearme al que apostaron las marcas alemanas cuando se abrió la importación. En el caso de la firma de los cuatro anillos, el último Salón de Buenos Aires fue el evento que sirvió de pista de lanzamientos de varias novedades, entre ellas el Q5. La versión probada tiene el motor naftero 2.0 TFSi de cuatro cilindros con 252 CV y 370 Nm.

Sobrio

El diseño de este SUV mediano también se convirtió en un clásico. El público Audi prefiere la sobriedad, nada de rasgos exagerados, y eso es un punto a favor del modelo. Que sea lindo, sí, pero sin sobrecargas.

Buen despegue, una parrilla con todo el ADN Audi, hexagonal, enmarcada con bordes cromados le dan su toque distintivo, entre elegante y moderno. Las nervaduras del capó, las tomas de aire, la caída del techo que parece más pronunciada por el marco de las ventanas traseras aportan ese touch más deportivo. También contribuye la doble salida de escape y la antena tipo cola de tiburón.

Respecto de la generación anterior, creció en todas sus dimensiones, con una rebaja en el peso. Es unos 90 kilos más liviano que su antecesor. Dependiendo de la posición del asiento trasero, el volumen del baúl oscila entre 550 y 610 litros. Cuando el banco trasero está plegado, este volumen crece a 1.550 litros.

En el interior también predomina esa ida minimalista: menos botones, mejor. Tampoco hay grandes contrastes de materiales, que no obstante son de calidad premium, al igual que las terminaciones.

Buena parte de las funciones se manejan desde una pantalla central flotante, tipo tablet de 8,3 pulgadas. El sistema MMI, sin embargo, tiene algunas desventajas: no es táctil y se controla desde una especie de joystick que está al lado de la palanca de cambios de la caja automática STronic (una de las maravillas del Q5). No resultó tan cómodo en el uso, en especial cuando se ingresa en el navegador y hay que buscar letra por letra con una perilla giratoria. Tampoco tiene cámara de visión trasera, ítem que está en autos chicos de marcas generalistas. A no desesperar: Audi la ofrece como un opcional.

Las butacas son cómodas, de cuero, con ajustes eléctricos y memoria para llevar la posición a las seteadas previamente. Detalles interesantes: el tablero digital en el que se puede ajustar el tablero con el tamaño de los relojes y donde incluso se puede observar la navegación en 3D, con una cartografía simpática, idéntica a la que se ve en la pantalla. También se refleja sobre el parabrisas información del velocímetro. Cuenta con techo solar y climatización de tres zonas.

Predictivo

El motor naftero TFSi con turbo 2.0 de 252 CV es un viejo conocido de Audi, y una garantía de confiabilidad. Nadie le va a errar cuando se lleve este propulsor, que de yapa por bajar cilindradas puede contener consumo (6,8 litros en 100 km) en relación con competidores con motores más grandes. La tracción es quattro permanente, pero funciona de forma predictiva para llevar torque a las ruedas. El sistema lee datos de la red del vehículo hasta 100 veces por segundo, evaluando diferentes señales para anticiparse a la acción.

El andar es impecable y el selector funciona a la perfección. En modo dinámico es más deportivo, las suspensiones se endurecen y la reacción es mayor. Tiene una gran tenida incluso a altas velocidades. La caja STronic de siete marchas es el aliado exacto, con la virtud adicional de levas detrás del volante para el uso secuencial. Nunca tarda en el pase de marchas y ante cambios bruscos de velocidad encuentra fácil el cambio indicado. Cifras: Acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanza los 237 km/h.

Llega con tracción permanente a las cuatro ruedas, pero en el momento en que el sistema detecta que no es necesaria la tracción total, la unidad de control desconecta la tracción quattro. El modo 4x4 se activa cuando la temperatura o el coeficiente de fricción están bajos. En días de incertidumbre cambiaria es difícil analizar qué tan caro puede ser un premium alemán. El precio en pesos por supuesto subió, ya que Audi, al igual que sus competidores, tiene la lista dolarizada. El Q5 cuesta U$S73.100.

Otros lanzamientos

Peugeot 308 "Roland Garros"

En la previa del abierto de tenis francés Roland Garros, que terminó a inicios de junio, Peugeot lanzó una serie limitada 308 Roland Garros de 300 unidades.La edición especial refuerza el vínculo de Peugeot con el tenis y retoma una tradición en la marca: las versiones "Roland Garros" vienen desde 1989 en Europa con continuidad hasta nuestros días.

Fuente: Archivo

Esta nueva serie está desarrollada sobre la base de las versiones Feline THP Tiptronic y Feline HDi, denominadas 308 Roland Garros THP y 308 Roland Garros HDi, que se ofrecen en un mix de 210 y 90 vehículos respectivamente.

El equipamiento se desarrolló sobre la versión blanco nacré y consta de logos personalizados RG en los laterales del vehículo, en los tapizados de cuero claro perforado y en los cubrealfombras. Se incluyeron en esta serie limitada partes cromadas como los espejos retrovisores, los proyectores de máscara, los faros antiniebla y la grilla del paragolpes. Además, está equipado con llantas de Aleación 17" Horus diamantadas con el centro de la rueda con detalle anaranjado. La nueva serie especial Peugeot 308 Roland Garros ofrece una garantía de tres años o 100.000 kilómetros. Los precios son: $624.030 el THP y $618.932 el HDi.

Mercedes - AMG E63 S MATIC

Mercedes-Benz presentó en Argentina el AMG E63 S MATIC, el Clase E más potente de todos los tiempos. Esta característica se da gracias a su motor V8 biturbo de 4.0 litros que genera una potencia de 612 CV.

Fuente: Archivo

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,4, tiene caja automática de nueve velocidades combinada con un embrague húmedo, lo que permite una respuesta más ágil.

Otro aspecto destacado es la tracción completamente nueva AMG Performance 4MATIC capaz de adaptarse a la situación de conducción. La distribución del par entre los ejes delantero y trasero es variable por primera vez.

El diseño exterior es agresivo y toma fuerza la nueva parrilla y un capó característico de cupé. La nueva generación del E 63 tiene desconexión selectiva de cilindros y significa la introducción de un superdeportivo en el mercado local. El valor del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC es de US$196.000.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.