Disney Junior Express en concierto: un show efectivo con desniveles

Un capitán y sus tripulantes
Un capitán y sus tripulantes Crédito: Rodriguez Mansilla
Juan Garff
(0)
7 de julio de 2018  

Disney Junior Express en concierto / Elenco: Diego Topa, Brian Cazeneuve, Joel Cazeneuve, Hugo Rodríguez, Julio Graham y Enzo Ordeig / Dirección de actores: Osqui Guzmán / Música: Federico Montero y Mauro Cambarier / Coreografía: Gustavo Carrizo / Vestuario: Jorge López / Iluminación: Renzo Salces / Autoría y dirección: Natalia del Castillo y Santiago Fernández / Sala: Teatro Ópera / Funciones: sábados y domingos a las 14 y 17, en vacaciones de invierno también martes a viernes a las 15 / Nuestra opinión: buena

El Capitán Topa y su tripulación emprenden un nuevo viaje teatral para el encuentro con sus pequeños fans de la pantalla chica. Arranca con la presentación de cada uno de los personajes, desde el solícito y un tanto torpe Francis, pasando por el atolondrado Natalio y el trío de Los Rulos, hasta el mismísimo Topa y, algo más adelante, de su álter ego, el cocinero Arnoldo.

El show, esa cita anual de vacaciones de invierno, se convierte en un momento de comunión festiva entre el conductor y los chicos. Y también con sus padres, como se encarga de destacar el mismo Topa en más de una ocasión y queda en evidencia con el entusiasmo con que algunos progenitores cantan y se menean con las canciones. "Llegó el momento de encontrarnos, juntos somos invencibles", dice Topa desde el escenario.

Se trata en esta ocasión básicamente de un show con una quincena de las canciones más populares de Topa, quien le imprime sobre todo en la primera parte un ritmo de creciente intensidad. Parte desde el solitario juego de Francis pidiendo disculpas por un retraso por un supuesto problema técnico, que se transforma en un toma y daca clownesco en su lucha casi de espadachín con el micrófono. La dirección de actores de Osqui Guzmán se nota en estos pequeños detalles, que se lucen aún sin toda la parafernalia de luces y sonido que hacen brillar los números musicales de mayor despliegue.

En paulatino crescendo, el show gana sus momentos más atractivos después de que Natalio inunda la escena apretando un botón equivocado de los controles, introduciendo así el pintoresco cuadro musical del tema "Fiesta bajo el mar".

Se queda un tanto en la segunda mitad, con interludios de Princesita Sofía y Doctora Juguetes, personajes de otras series del canal Disney Junior intercalados casi a modo de corte publicitario, ¿un globo de ensayo para algún show en vivo en la próxima temporada? El aplausómetro en la sala a pleno indica al menos que el público presente prefiere la vitalidad de su ídolo antes que los muñecotes que remedan al dibujo animado. Es que Topa suele aportar algo más que una copia de su imagen televisiva cuando se presenta en vivo, y eso se lo agradecen sus seguidores.

Termina el show nuevamente con un despliegue de color en la fauna que evoca "El baile de la selva" y con toda la platea moviéndose al ritmo del clásico "Me muevo para aquí, me muevo para allá, no hay nadie que me quite esas ganas de bailar". Y menos aún, a los chiquitines en los pasillos de la platea.

Por: Juan Garff

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.