Procesados por el caso de Marcela Coronel

Seguirán presos el novio y el cuñado de la enfermera
Gustavo Carabajal
(0)
7 de julio de 2018  

Los hermanos Gabriel y Pablo Guevara, pareja y cuñado de Marcela Coronel, seguirán detenidos, acusados del femicidio de la enfermera, de 33 años, ocurrido el 28 de mayo pasado en su casa de Longchamps.

Ayer la Justicia de Garantías de Lomas de Zamora procesó con prisión preventiva a los hermanos Guevara al considerarlos presuntos responsables del homicidio calificado en el contexto de violencia de género .

La resolución fue dictada por el juez Gabriel Vitale, quien aceptó el pedido presentado por la fiscal Marcela Juan. A partir de la reconstrucción del sangriento episodio, los investigadores determinaron que Gabriel Guevara, posiblemente, en medio de una discusión le pegó tres golpes en la cabeza a su pareja.

Luego, aprovechando que Marcela estaba indefensa en el piso, el acusado Gabriel Guevara la habría ahorcado con una soga hasta matarla. Esta presunción se habría fundado en la autopsia que indicó que la muerte se produjo entre la 1.30 y las 4.30 del 28 de mayo pasado. A esa hora, los únicos que estaban en la vivienda de Roberto Arlt al 100 eran la víctima, su novio y la hija de la pareja, de un año y medio.

La reconstrucción del crimen realizada por los responsables de la pesquisa no ubicaría en el lugar del hecho en el momento del homicidio a Pablo Guevara, cuñado de la víctima. Se habría determinado que el sospechoso llegó a la casa, después de las 8.

En su indagatoria afirmó que su hermano lo llamó y le pidió: "Venite para casa que me mande una cagada. Algo groso", expresó Pablo Guevara en su indagatoria. Para la Justicia, habría colaborado para modificar la escena del homicidio y fue acusado de partícipe secundario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?