May se queda sin negociador del Brexit y enfrenta una grave crisis

Esta madrugada renunció su ministro, David Davis, en lo que significa un duro portazo a la estrategia del gobierno
Esta madrugada renunció su ministro, David Davis, en lo que significa un duro portazo a la estrategia del gobierno Fuente: Reuters
Silvia Pisani
(0)
9 de julio de 2018  • 10:20

MADRID.- Corren horas muy difíciles para el gobierno de la primer ministra británica Theresa May y eso genera enorme expectativa en Bruselas, ante el curso incierto que puede tomar la negociación para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), en el proceso denominado Brexit .

Esta madrugada renunció su ministro para el Brexit, David Davis, en lo que significa un duro portazo a la estrategia del gobierno de May y un inquietante compás de espera para la UE.

La dimisión expone el duro enfrentamiento de May con una parte del Partido Conservador, que lidera, y pone en jaque su continuidad en el gobierno así como la necesidad de que su plan para el Brexit sea aprobado en el Parlamento.

La crisis no está acotada

La crisis no está acotada. Los esfuerzos de May por unir al Partido Conservador tras su estrategia para el Brexit han fracasado.

En su carta de renuncia David Davis lanzó un ataque de fondo a ese plan respaldado por el gobierno en una tensa reunión cde gabinete que la primer ministra convocó el pasado viernes en la residencia oficial de verano de Chequers Court.

"Grandes sectores de la economía quedarán bajo el control de la Unión Europea (UE)", sostuvo Davis. Da la impresión de que es menos probable que el Reino Unido vaya a dejar la Unión Aduanera o el Mercado Único del bloque, protestó.

Davis sostuvo en voz alta lo que muchos diputados y miembros del Partido Conservador vienen sosteniendo en privado desde el pasado viernes.

Rebelión contra May

El líder de un importante sector euro escéptico del bloque Tory advirtió esta madrugada a May que los diputados votarán contra su plan.

"Esta propuesta de la primera ministra tiene que pasar por la Cámara de los Comunes para ser legislada y la cuestión es si tendrá el apoyo de los diputados conservadores y sin el sello de David Davis es muy difícil que tenga ese apoyo. El mejor consejo es que May lo reconsidere", sostuvo.

La expresión fue una amenaza. El liderazgo de May peligra en estos momentos. Su futuro está en duda.

La primera ministro tenía previsto hacer una declaración hoy sobre esta propuesta y reunirse después con sus parlamentarios, que están furiosos. En ese ambiente debe hacer ahora una remodelación de urgencia de su gabinete.

Ha dimitido también un secretario de Estado del Ministerio del Brexit y se habla de otras posibles dimisiones, aún no confirmadas.

Mutismo y cautela

En Bruselas se mantenía esta mañana mutismo, cautela y preocupación ante la bomba política que acaba de estallar en Londres.

Aunque, claro está, si May logra imponerse a la nueva crisis, la renuncia de Davis reforzaría la tesis de Bruselas en el sentido de un Brexit acotado y negociado.

A media mañana comenzaba una reunión de técnicos para evaluar la situación pero en modo de compás de espera, a la expectativa de que lo que surja de Londres.

Davis, de 69 años, es un veterano de la política británica. Fue secretario de Estado para Asuntos Europeos entre 1994 y 1997 y en 2005 fue candidato para liderar el Partido Conservador pero fue derrotado por el ex primer ministro David Cameron.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?