Robin Wright rompió el silencio acerca de las acusaciones contra Kevin Spacey

La actriz que encarna a Carrie Underwood en House of Cards dijo no conocer personalmente a su compañero de elenco por cinco temporadas
La actriz que encarna a Carrie Underwood en House of Cards dijo no conocer personalmente a su compañero de elenco por cinco temporadas Fuente: Archivo
(0)
9 de julio de 2018  • 13:13

Durante cinco temporadas, House of Cards se ocupó de mostrar los vericuetos de la política estadounidense pero, también, los claroscuros en la relación de Frank y Carrie Underwood. Y, si bien el personaje de Robin Wright venía creciendo a pasos agigantados dentro de la trama, durante la sexta y última temporada de la serie todo el peso recaerá sobre sus hombros : luego de una serie de denuncias por acoso y abuso sexual, Kevin Spacey fue despedido por los productores de la ficción, obligando a darle un inesperado giro a la historia.

House of Cards, el avance de la nueva temporada sin Kevin Spacey

00:30
Video

Lo cierto es que, durante las grabaciones de los nuevos episodios -que estarían disponibles hacia fin de año en Netflix-, Wright mantuvo un estricto silencio sobre lo sucedido. Pero la actriz consideró que ya era momento de hablar: en una entrevista con el programa Today, fue muy clara al ser consultada sobre cómo reaccionó frente a los alegatos que salieron a la luz en contra de su compañero de trabajo. Una de los testimonios más fuertes, de hecho, fue el del actor Anthony Rapp, quien contó en noviembre que había sido abusado por Spacey cuando él tenía apenas 14 años.

"Creo que todos estábamos sorprendidos, por supuesto, y finalmente entristecidos", dijo Wright durante la entrevista televisiva. Además, aseguró no haber mantenido ningún tipo de diálogo con Spacey desde que estalló el escándalo. "Ni siquiera sé cómo contactarlo. Kevin y yo nos conocíamos entre 'acción' y 'corte', y entre tomas solíamos reirnos. No conocía al hombre; sólo conocí al increíble artista que es".

Luego, Wright se refirió al modo en que el acoso y el abuso sexual opera dentro de la industria del entretenimiento y en los ambientes laborales en general. "Este es un problema más grande y más amplio, creo, que es la seducción. No me importa quién eres. Se trata de poder, y una vez que dominas a alguien, esa persona se vuelve vulnerable. Y este año que pasó, creo, ha dado lugar a comenzar una nueva manera de pararnos frente a estas situaciones", finalizó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?