Mario Vargas Llosa, impecable y de buen humor, reapareció con Isabel Preysler

Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sábat
Fue su retorno a un acto público desde que padeció doble traumatismo de cráneo y de cadera; tiene en preparación un nuevo libro
Silvia Pisani
(0)
10 de julio de 2018  

MADRID.- El susto quedó atrás. Mario Vargas Llosa se recuperó totalmente del doble traumatismo de cráneo y de cadera que obligó a internarlo y se mostró nuevamente volcado a sus proyectos y a su actividad preferida: la literatura y la política.

Impecable y sonriente, el creador de La ciudad y los perros y Conversación en la catedral compareció primero en la Casa de América, de esta ciudad, donde presidió un foro sobre temas políticos organizado por la Fundación Internacional por la Libertad (FIL), que él mismo preside. Luego, cerró la actividad con un cóctel en la embajada argentina. Allí, entre copa y copa, no solo se lo vio plenamente en forma, sino que se supo que está trabajando ya en una nueva novela.

"La actividad siempre lo mantiene a flote. Es inagotable", dijo a LA NACION uno de sus colaboradores.

El pasado 21 de junio, Vargas Llosa, de 82 años, tuvo que ser internado por el doble traumatismo de cadera y de cráneo que le produjo una caída en su casa de esta ciudad.

"Fue impresionante. Nos llegaron mensajes de todo el mundo. Hubo un gobierno de la región que hasta emitió un mensaje de solidaridad", dijo, conmovido, Álvaro Vargas Llosa, el hijo mayor del premio Nobel y con el que comparte tanto su afición por la literatura como por la política.

Una recuperación que celebraron muchos. El embajador Ramón Puerta, a la cabeza. Pero también Gerardo Bongiovanni, el titular del capítulo argentino de la FIL; el economista y exdirectivo del Banco Nación Luis Secco, y la hispano-argentina Cayetana Álvarez de Toledo Peralta Ramos, una exdiputada que trabajó junto al presidente José María Aznar y que hoy es una de las voces críticas del independentismo catalán.

No cabe duda de que la recuperación fue total. Por la mañana, Vargas Llosa estuvo todo el día en el plenario y por la tarde se lo vio conversador y entretenido en el cóctel para el que el embajador Puerta abrió la sede argentina.

El día mostró también la buena sintonía de la mediática Isabel Preysler, la actual pareja de Vargas Llosa, con el hijo mayor del escritor. También, con su agenda de actividades, ya que irrumpió en plena conferencia para situarse a su lado, en primera fila y frente a los disertantes que desglosaban los males del populismo, en medio de los flashes que no dejaron de apuntarle.

Durante el seminario se habló de la Argentina y Vargas Llosa se mostró muy atento a los desafíos que enfrenta el gobierno de Macri.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.