El realizador Luc Besson enfrenta nuevas denuncias por abuso sexual

(0)
10 de julio de 2018  • 18:11

Una nueva denuncia por abuso sexual vuelve a sacudir al cineasta francés Luc Besson. El realizador de El quinto elemento, quien había sido acusado en el mes de mayo de violación ante la justicia por una joven actriz que trabajó con él en dos oportunidades , vuelve a ser señalado por otras mujeres.

En un extenso informe publicado por la revista francesa Mediapart, Besson es acusado de atacar a una directora de casting, acosar sexualmente a una empleada de su compañía cinematográfica y a una actriz que conoció en Los Angeles y luego fue a verlo a París por cuestiones laborales. Las mujeres que hicieron la denuncia pública, pidieron mantener el anonimato.

El realizador ya había negado la denuncia de violación, hecho que se encuentra bajo investigación, y no quiso dar declaraciones al respecto de estas nuevas declaraciones. Según su abogado, Besson está guardando su respuesta para las autoridades, para que de esa forma su inocencia sea comprobada.

En la nota publicada, la primera actriz que lo denunció, Sand Van Roy, relata cómo un pequeño romance con el hombre terminó en violación. El hecho habría ocurrido en el hotel Bristol de París. Según relata la mujer, Besson comenzó a coquetear con ella durante la filmación de Valerian and the City of a Thousand Planets, y ella no lo rechazó ya que veía que era algo que hacía con varias mujeres y no quería parecer como que lo estaba juzgando. Además tenía miedo de que la despidiese.

Unos días después se encontró con él para una prueba de vestuario, en donde el realizador la invitó a una reunión privada para conocerla más a nivel profesional. El encuentro, que fue el primero de muchos que vendrían, se dio en una habitación del hotel Fouquet's, en donde el hombre realizaba sus reuniones. "Usó uno de mis proyectos para verme seguido, y cuando estableció la base para una relación amistosa y sincera, comenzó sus movimientos de forma manipuladora. El hablaba de otra mujeres y me dio la sensación de que si me retiraba iba a entrar en una lista negra que me impediría trabajar, porque ya lo había hecho con otras chicas. Cada vez que me negaba a ir me castigaba directa o indirectamente para hacerme sentir culpable".

"Una termina bajando la guardia, porque él es como la reencarnación de Winnie The Pooh: bebe té, nunca usa drogas, habla de su mujer y de sus hijos, le gusta abrazar y se viste de forma modesta", contó Van Roy. "Y cuando te reusás a tener sexo con él, te hace sentir terrible, como un pedazo de basura porque el único motivo por el cuál lo rechazás es porque no se parece a Brad Pitt".

La actriz reveló que durante los encuentros sexuales, en los cuáles ella no quería participar, él se comportaba de una forma oscura. "Le gusta hacerte sufrir, llevar el control y lastimarte cuando menos te lo esperás. Me convertí en su muñeca privada". Los encuentros se estaban volviendo cada vez más violentos, sobre todo después de que los abusos de Harvey Weinstein salieron a la luz.

El 17 de mayo de este año Van Roy se juntó con Besson en el hotel Bristol, en donde según relata ella fue violada mientras estaba inconsciente. Un reporte médico en donde se detalla el abuso está actualmente en manos de la policía que investiga el caso.

En la nota también se menciona a otra victima bajo el nombre de Mona, una actriz que vive en Los Angeles y que tuvo un encuentro con Besson para ver la posibilidad de trabajar en una de sus películas. "Cuando lo visité en Paris para una segunda prueba me pegó como si fuese un oso". La mujer cuenta que logró escaparse gateando de la habitación, y que no volvió a escuchar del realizador nunca más.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios