Cómo dar un curso online y ganarte unos pesos sin salir de tu casa

Crédito: Latinstock
(0)
28 de septiembre de 2018  • 12:20

Ahora nuestro conocimiento puede perdurar en el tiempo, sólo tenemos que identificar cuál es el valor agregado de cada uno, ese detalle que nos hace únicos. Nuestra experiencia nos aporta ese diferencial que sólo nosotros podemos enseñar a los demás. Podés empaquetar todos esos datos, convertirlos en un infoproducto y venderlos en cualquier parte del mundo sin salir de tu casa. ¿Cómo? Creando un curso online. Además, utilizando los recursos gratuitos disponibles en Internet, los costos de creación y de distribución terminan resultando muy económicos. Entonces, si estás con ganas de empezar tu propio negocio virtual, acá te dejamos los consejos de Sol Verdier, creadora de Chicas Pymes, para crear tu propio curso online:

1. Elegir un tema:

Buscá un nicho. Una propuesta de valor que combine nuestra pasión (lo que nos gusta) con nuestro talento (lo que sabemos hacer) y las necesidades del mercado. Una de las cosas mas difíciles de este proceso es aprender a valorarnos. Para poder comenzar, tenemos que entender que nuestro conocimiento es importante y que mucha gente estaría dispuesta a pagar por tenerlo.

2. Organizar el contenido:

Dividí la información en módulos y éstos en clases, yendo desde lo más simple hasta lo más complejo. Hay que tener en cuenta que el tiempo de atención de un alumno es más corto en el mundo virtual, por eso las clases no deben ser demasiado largas para facilitar el seguimiento.

3. Definir formatos:

En la actualidad contamos con una infinidad de opciones para desarrollar nuestros cursos. Podemos armar un eBook (libro virtual), un audiobook (información en audios), screencast (video de la pantalla de la computadora) o videos tutoriales donde podemos aparecer nosotros o simplemente mostrar nuestras manos realizando alguna tarea. Solo debemos elegir la opción que mejor se amolde a nuestras necesidades.

4. Producción:

  • No hace falta tener un estudio de grabación para generar contenido de calidad. Actualmente, las cámaras de los smartphones logran resultados bastante parecidos a los de cualquier cámara de fotos profesional. Sólo debemos buscar un lugar libre de ruidos y con una buena iluminación natural.
  • En cuanto a la etapa de edición, existen muchísimos programas gratuitos que podemos descargar y son muy fáciles de usar. Acá es donde nuestra creatividad juega un rol muy importante. Un contenido claro y un diseño atractivo son la clave de un curso bien logrado.
  • Youtube y Vimeo son dos sitios gratuitos donde podemos subir nuestros videos. Ambos cuentan con distintas opciones de privacidad para las publicaciones.

5. Alojamiento

  • Hay dos caminos posibles. Uno es usar alguna de las miles de plataformas preparadas especialmente para alojar cursos virtuales. Existen pagas y gratuitas.
  • La otra opción es guardarlo por nuestros propios medios.
  • La forma mas sofisticada podría ser alojarlos en nuestra propia web.
  • Otra forma, para los que no entienden mucho de tecnología, puede ser guardar nuestros archivos en una carpeta de Dropbox o Google Drive y compartir el link cuando compran nuestro curso.
  • Incluso los podemos armar en un correo electrónico que enviamos a nuestros alumnos cuando se anotan.

6. Promoción

Es sabido que "santo que no se ve, no es adorado", así que por más que hayas descubierto la pólvora, o enseñes a convertir el agua en vino, si nadie sabe que existe tu curso, no vas a lograr vender nada.

Podemos usar el email marketing, las redes sociales, incluso crear alianzas con marcas o con influencers que nos ayuden a difundir nuestro trabajo.

Los materiales gratuitos a cambio de emails tambien puede ser una buena estrategia para generar una base de datos de posibles compradores.

Crédito: Latinstock

7. Venta

Una vez que completamos los puntos anteriores, sólo nos queda vender.

Seguramente empecemos a recibir muchísimas consultas pidiéndonos más información sobre nuestro producto. Es fundamental mantener la paciencia y lograr una comunicación alegre y cordial con todos nuestros potenciales clientes.

Existen métodos de pago online y offline. Transferencias, depósitos, o pasarelas de pago como paypal nos dan la posibilidad de elegir la opción que se amolde mejor a nuestras necesidades y a las de nuestros clientes.

8. Protección y registro del curso

Nosotros somos dueños de nuestro material en el momento en el que terminamos de escribirlo, pero eso no detiene a quien tenga la intención de copiarlo y venderlo con su nombre.

Algunas consejos para evitar este tipo de problemas, pueden ser agregar marcas de agua o nuestros logos en el material. También podemos convertir los textos en pdf para evitar que los modifiquen y mostrar nuestra cara en los videos.

No está de más explicar nuestra política de derechos de autor en alguna parte del curso.

9. Certificados

Un detalle muy acertado es generar diplomas que reconozcan el esfuerzo y acrediten que nuestros alumnos han adquirido ciertos conocimientos o habilidades nuevos.

Experta consultada: Sol Verdier, creadora de Chicas Pymes, que ofrece cursos para emprendedoras de todo tipo en su sitio web.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.