Las aplicaciones, blockchain y bitcoin están cambiando la manera en que se gestiona el dinero

Las compañías tecnológicas utilizan herramientas digitales para la inclusión financiera; el avance de la billetera digital y de las transacciones online
Las compañías tecnológicas utilizan herramientas digitales para la inclusión financiera; el avance de la billetera digital y de las transacciones online
(0)
11 de julio de 2018  

Argentina es, para Uber , el país que más crece hoy en el mundo", confirmó Federico Chester, director de Desarrollo de Negocios para Uber en Latinoamérica, quien viajó exclusivamente desde México para formar parte de la cuarta edición del Financial Summit de LA NACION. "Lo más interesante es dónde: estamos creciendo en las zonas menos privilegiadas de la Ciudad de Buenos Aires, como Mataderos, Villa Lugano y Villa Soldati, y del Gran Buenos Aires, como La Matanza", especificó.

Aunque por política de la empresa no pudo dar cifras oficiales, el ejecutivo de la firma batallada por los taxistas de todo el mundo, sobre todo en la Argentina, aclaró que el servicio crece en el país con una distancia fuerte entre los segundos y los terceros. Ante la pregunta de Carla Quiroga, periodista de LA NACION y moderadora del panel, sobre si el contexto económico ayudó al crecimiento de Uber, Chester prefirió evitar la coyuntura: "Me parece que hay algo de fondo. Nosotros brindamos una alternativa segura y confiable en cualquier contexto y eso es lo que está generando el crecimiento", explicó.

De esta manera, dijo, Uber no solo se convirtió en un servicio de transporte, sino también en una entrada a la bancarización, tanto para los conductores como para los usuarios del servicio. "Es interesante ver cómo somos una puerta de inclusión financiera a través del socio conductor que necesita abrir una cuenta para manejar con nosotros y de los usuarios que empiezan a bancarizarse para contratarlo", contó, aunque reconoció que la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito sigue siendo una cuenta pendiente en el país.

"Hay cosas en las que nos tenemos que adaptar a la realidad local y eso es el mecanismo de pago. Hay mercados de tarjeta de crédito, de tarjeta de débito y de efectivo principalmente; la Argentina es un caso primordialmente de efectivo", dijo, y aclaró que la compañía se encuentra trabajando y abierta al diálogo con los entes reguladores para normalizar la operación local.

Aunque evitó dar datos del negocio, el ejecutivo reconoció que el objetivo es que el servicio crezca en la Argentina en la misma escala en que lo hizo en países como Brasil o México. En el primero ya poseen 500.000 socios conductores, mientras que en el segundo, 250.000. Este nivel de choferes le permite a Uber lanzar productos específicos. Por ejemplo, en Estados Unidos ya poseen alianzas con tarjetas de débito que les facilitan descuentos en combustible.

El caso Uber llegó a boca de todos, pero hay argentinos que desde hace años trabajan por la digitalización de la economía local. Diego Gutiérrez Zaldívar, CEO de RSK, la primera plataforma de contratos inteligentes asegurada por la red bitcoin, describió: "Nuestra sociedad tiene un lenguaje de programación que es la ley, una computadora que hace que lee los programas escritos en ese lenguaje, que son los contratos legales se ejecuten de manera certera. Lo que hicimos con RSK fue construir el mismo concepto de un lenguaje de programación y un sistema descentralizado que haga que los contratos inteligentes se ejecuten de manera fiable", describió.

Gutiérrez Zaldívar fue el primer abanderado del bitcoin en el país. En 2013, fundó las ONG Bitcoin Argentina y Bitcoin Latinoamérica. La primera ya tiene más de 2000 miembros que se encuentran de manera presencial y más de 20.000 en la comunidad online. "No hay que comparar el bitcoin con las monedas tradicionales, hay que compararla con el oro: es el oro digital", detalló.

Actualmente, se encuentra trabajando con el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) para crear el primer ecosistema financiero inclusivo en la Villa 31. "No usamos bitcoin como moneda, pero usamos toda su tecnología para generar un sistema donde la gente desbancarizada pueda tener una cuenta sin costo de mantenimiento", explicó.

Para Gutiérrez Zaldívar, el impacto de la tecnología está en la posibilidad de darles a las personas una identidad digital fiable a través de la cual construyan reputación. "El trabajo es parecido al que Uber hace con los viajes, pero llevado a otra dimensión, dado que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quiere dar usufructo a la tierra en la que se vive y que se pueda, de alguna manera, pagar por ella", explicó.

Matías Dajcz es CFO de Ripio, una billetera digital. Se formó y trabajó en distintos bancos internacionales en la Argentina. Veintidós años después, vislumbró que las finanzas tradicionales tenían vida finita en el corto y mediano plazo, y decidió pasar a la start up.

"La industria financiera en los últimos 100 años no ha cambiado su negocio. En la Argentina, con las crisis que tuvimos, la gente está accediendo a otro tipo de activos, los digitales, y esto está creciendo", aclaró. El principal producto de la firma es su billetera digital. "Damos acceso a criptomonedas, por ejemplo, de manera accesible", describió. Actualmente existen 200.000 billeteras activas y operan en la Argentina, Brasil y México.

Uno de los principales puntos que se les cuestiona a las criptomonedas es su volatilidad. "Es un tema de oferta y demanda, de miedo a lo desconocido", dijo Dajcz, y también reconoció que el lobby contra este tipo de herramientas existe, pero llamó a hacer una comparativa con el mundo de internet de los 90: "Primero entró el mundo corporativo y después llegó el retail; con las cripto sucede lo contrario", aclaró. Gutiérrez Zaldívar fue más allá y explicó que la volatilidad del bitcoin está bajando. "La mensual histórica era de un 10% hace cuatro años y hoy se ubica en el 5%, y va bajando", explicó, y aclaró que la última gran burbuja se dio luego de que Japón estableciera la moneda como método de pago en sus comercios.

Aunque las tres firmas se enfocan en un core distinto, confluyen en un punto: la inclusión de nuevos actores en el sistema financiero a partir del uso de la tecnología. Así lo vio Dajcz: " Blockchain vino para quedarse, va a ayudar a democratizar las finanzas y está transformando todo en software, los contratos actuales y el dinero va a ser en software". El único problema que trae aparejado la tecnología es el uso de contraseñas. "¿Si la pierdo?", preguntó, a modo de cierre, Quiroga. "Es oro hundido en el fondo del mar, no hay recuperación", remató Gutiérrez Zaldívar.

Tecnología y finanzas

Federico Chester

"Es interesantes ver cómo somos una puerta de inclusión financiera, porque el socio conductor necesita abrir una cuenta para manejar con nosotros"

D. Gutiérrez Zaldívar

"No hay que comparar al bitcoin con las monedas tradicionales, hay que compararlo con el oro: es oro digital"

Matías Dajcz

"Blockchain vino para quedarse, va a ayudar a democratizar las finanzas y está transformando todo en software, hasta el dinero y los contratos"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.