Mauricio Macri recibió a los padres de Justina Lo Cane tras la sanción de la ley de trasplante de órganos

El primer mandatario también recibió a los hermanos de la nena fallecida el año pasado a los 12 años
El primer mandatario también recibió a los hermanos de la nena fallecida el año pasado a los 12 años Crédito: Presidencia
(0)
10 de julio de 2018  • 20:37

El presidente Mauricio Macri recibió hoy a los padres de Justina Lo Cane, la nena de 12 años que falleció en noviembre cuando se encontraba en lista de espera para un trasplante de corazón.

El primer mandatario los "felicitó" por la campaña de concientización sobre la donación de órganos que llevaron adelante para lograr la sanción parlamentaria de la ley que dispone que todas las personas son donantes salvo que expresen de antemano su voluntad contraria.

Ezequiel Lo Cane y Paola María Stello concurrieron a la audiencia en la Casa Rosada junto a los hermanos menores de Justina, Cipriano y Ceferino.

También participaron del encuentro el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein; el senador Juan Carlos Marino (autor del proyecto de ley), y el diputado nacional Daniel Lipovetzky.

Justina tenía 12 años cuando falleció el año pasado, en noviembre
Justina tenía 12 años cuando falleció el año pasado, en noviembre Fuente: LA NACION

"El Presidente nos recibió muy amablemente. Nos felicitó y nos sentimos muy apoyados por él. Fue un encuentro muy cálido, muy emotivo, sobre todo para mí que, como madre, cuando me hablan de Justina, de la ley Justina y todo lo que tiene que ver con eso me emociono hasta las lágrimas", dijo Paola en declaraciones a la prensa tras la reunión.

Ayer, en su mensaje por el Día de la Independencia en la Casa Histórica de Tucumán, el presidente Macri celebró la sanción de la "Ley Justina" y señaló que el acuerdo alcanzado entre todos los bloques en el Congreso fue una demostración de "lo que podemos lograr los argentinos cuando dialogamos y trabajamos con la mirada puesta en mejorar la vida de la gente".

Macri recibe a la familia de Justina tras la aprobación de la ley de donación de órganos - Fuente: P

0:33
Video

"Tenemos el apoyo del Presidente para que esto se reglamente respetando la esencia de la ley", expresó el padre de Justina. "Hay que reglamentarla rápido, porque cada día que pasa mueren entre seis y siete personas porque no reciben los órganos que necesitan" a tiempo.

Estimó que en las listas de espera hay "alrededor de 8.000 personas en órganos y 3.000 en tejidos", pero previno que "hay cerca de 30 mil que están en proceso de diálisis y en otros procesos", por lo que el volumen de las personas que esperan una oportunidad de vida puede crecer progresivamente.

Por su parte, el senador Marino, informó Presidencia, sostuvo: "Hablamos con el Presidente de lo que significa trabajar en una ley a partir del dolor más profundo, que es la pérdida de una hija", y destacó el valor que tuvieron los padres de Justina "para transformar ese dolor en esperanza y en lucha".

"Desde el primer día que nos conocimos con Ezequiel y con Paola dijimos que teníamos que trabajar para que cada vez que hubiera menos Justinas en Argentina", expresó. Y agregó que a partir de esta norma "va a haber un cambio de paradigma".

El caso de Justina

Justina Lo Cane , de 12 años, murió el 22 de noviembre pasado, mientras esperaba por un trasplante de corazón. El caso de Justina, que padecía una cardiopatía congénita, despertó interés nacional desde que la niña hizo una campaña (MultiplicateX7) para incentivar a la gente para que se inscriba como donante voluntario mientras estaba internada esperando un corazón.

Justina tenía una cardiopatía congénita. Se la habían descubierto cuando tenía un año y medio. Desde entonces vivió normalmente, con medicación y tratamiento. Pero en julio empezó a padecer descomposturas, dolores de cabeza, náuseas. A principios de septiembre la internaron en la Fundación Favaloro y le diagnosticaron la necesidad de un trasplante urgente.

La campaña de Justina elevó sustancialmente la cantidad de donantes en el Incucai
La campaña de Justina elevó sustancialmente la cantidad de donantes en el Incucai Fuente: LA NACION

Cuando Justina entró en la lista de espera para un corazón en el Incucai, le pidió a su familia iniciar una campaña para concientizar sobre la importancia de la donación de órganos . Su papá, Ezequiel, la ayudó a crear la campaña "Multiplicate por Siete" que se viralizó con el hashtag #LaCampañaDeJustina. "El concepto detrás del nombre es que si uno es donante, su vida se multiplica por siete al momento de partir", habían explicado.

La campaña que impulsó Justina junto con sus padres, desde las redes sociales, para incentivar a los argentinos a que se inscribieran como donantes voluntarios, aumentó el número de inscriptos como nunca antes: de 80 inscritos por día se pasó a 330 en estos últimos cuatro meses. El proyecto que la semana pasada se convirtió en ley fue una iniciativa que impulsó su familia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.