Los gestos de diferenciación de María Eugenia Vidal

10 de julio de 2018  • 21:15

A continuación, los principales conceptos:

  • La construcción política de María Eugenia Vidal está estrechamente vinculada al gobierno nacional. Sin embargo, ella encuentra modos de marcar un estilo propio.
  • En un momento en que al oficialismo no le va bien en imagen pública, Vidal hace pequeños guiños.
  • Tras la misa por el 9 de julio, Vidal se sacó una foto con el pañuelo celeste con un militante pro vida. Sienta postura, no rompe, pero deja clara su posición en este tema.
  • Sus gestos también se ven en la relación con la Iglesia y el Papa Francisco . Vidal se reunió con Carolina Stanley y Federico Salvai en un momento en que se reconoce que es el peor entre el Gobierno y la Iglesia. Vidal mantiene el puente, es una constructora de vínculos donde el gobierno nacional los empieza perder.
  • En la relación con la Iglesia, tiene el puente todavía abierto.
  • Vidal, semana tras semana, construye un perfil propio con recorridas o anuncios vinculados a la salud, la educación y la tarea social.
  • Ha sido una de las más preocupadas por el impacto de la inflación y la inminente recesión en el conurbano bonaerense.
  • La gobernadora pide que se recompongan los trabajos informales que complementan a las ayudas sociales.
  • Su construcción en esa faceta social es un activo claro que le pertenece y lo cuida.
  • Vimos una colonización amarilla en el conurbano. En términos políticos, el PRO no es una fuerza desconocida.
  • En provincia de Buenos Aires, los intendentes peronistas pugnan por Cristina Kirchner como la imagen capaz de enfrentar a Vidal; saben que la gobernadora juega con herramientas propias del peronismo.
  • Vidal es una negociadora férrea para defender lo propio. Ella y Horacio Rodríguez Larreta están a la defensiva porque el resto de los gobernadores piden traspasar a la Provincia el costo de los servicios de agua y de transporte.
  • Con el PJ, Vidal y Larreta son dos puentes de contención, en un momento en que el diálogo está desgastado.
  • Vidal nunca destruyó los puentes con el peronismo en la Provincia. Eso contribuye cuando el gobierno nacional necesite algún apoyo. Trata de no crear enojos que estratégicamente no le convengan.