#UnidosPorElTurf, otra protesta a la vera de la ruta en Areco

Sin cortes, veterinarios, criadores y trabajadores reclamaron la continuidad de la ayuda estatal
Mariana Reinke
(0)
11 de julio de 2018  

SAN ANTONIO DE ARECO.- Las mismas caras de preocupación, pero en otro escenario. A la vera de la ruta 8, en el kilómetro 113, con frío aunque con un sol que empezaba a asomarse entre las nubes, se repetían los protagonistas, con iguales motivos y la misma zozobra por un proyecto de ley de la gobernadora María Eugenia Vidal para quitarle un subsidio al turf, una actividad que emplea a más de 80.000 personas y mantiene a 300.000 familias. En esta ciudad, como hace unos días en el Hipódromo de San Isidro, se realizó ayer una protesta con el lema: #Unidosporelturf. La medida se replicó en Azul y en Tandil.

A menos de una semana del dictamen de mayoría en el Senado de la provincia de Buenos Aires del proyecto de ley que recorta el Fondo de Reparación del Turf, la hípica volvió a manifestarse para expresar su rechazo. San Antonio de Areco es cuna de los grandes campeones de los caballos pura sangre de carrera y tiene los haras más prestigiosos del país. "Decidimos hacer esta convocatoria en Areco porque aquí está la mayor concentración de nacimientos de potrillos [hay 18 haras en la zona]. En los partidos aledaños hay cerca de 41", destacan en el sector.

Federico Pont Lezica es veterinario de caballos y trabaja tres veces por semana en el haras El Paraíso, que tiene 54 empleados. En su plantel posee 400 yeguas madres. Además alquiló un campo en donde tiene un pensionado con 100 caballos a cuida y cuenta con diez empleados: "Solo en el radio de Areco hay 60 veterinarios y ahí hay que sumar otros trabajadores", señaló.

Quienes defienden esta actividad creen que en el imaginario popular y en el gobierno bonaerense está instalado que la quita del fondo, progresiva hasta diciembre de 2019, afectaría solamente a los hipódromos y studs donde se cuidan los caballos en competencia. Pero el verdadero perjuicio se produce dentro de los haras donde nacen los potrillos. El turf consta de tres etapas: la cría, el entrenamiento y la competencia, y todo comienza con la reproducción. En la Argentina nacen 8000 potrillos por año.

Para Pont Lezica, el enfoque que le está dando al tema el gobierno bonaerense es el del juego, el último eslabón de la cadena productiva, pero no está viendo la industria que hay detrás. "Antes que a un caballo le juegues un boleto hay un capataz, un peón, un partero, veterinario, herreros, transportistas y los comercios que venden productos veterinarios", dijo.

El 14 de febrero pasado, Vidal recortó del 12% al 9% la ayuda. Ahora, si la ley se aprueba (se trata hoy en el Senado bonaerense) se reduciría a razón de un punto por bimestre hasta llegar a cero en diciembre de 2019. "Bajaron los premios, decayó el precio de los potrillos y se enfrió el mercado", contó, preocupado, Pont Lezica.

En este contexto, el titular de Red Solidaria, Juan Carr, respaldó el reclamo hípico y, como profesional veterinario, señaló: "Me enteré hace una semana de la cuestión y no tenía conciencia del número de familias que mueve la actividad. Gente que llenaría cinco estadios de fútbol se vería afectada si esta ley sigue su curso", razonó Carr.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.