4 herramientas para estimular la fertilidad

Si estás en la búsqueda, algunas herramientas pueden potenciarte. ¿La clave?: Equilibrar las emociones y estar receptiva para la concepción. Crédito: Papercut de Agostina Álvarez.
13 de julio de 2018  • 14:45

Cuando tenés más de 30 años y tomás la decisión de tener un hijo, a veces surge la pregunta sobre la fertilidad. Pero dejás de cuidarte, pasan los meses y las dos rayitas del test se hacen desear. Los nervios y la ansiedad se instalan, la cosa no fluye. "¿Ahora qué hago?", "¿seremos fértiles?" y "¿por qué tardo tanto en quedar?" son algunas de las preguntas que se pueden colar en tu mente. Pero antes de que se instalen los miedos, la propuesta es poner en acción un plan que incluya tu cuerpo, tu mente y tus emociones al servicio de prepararte para una buena concepción. Eso es lo que propone la fertilidad consciente.

¿Qué es la fertilidad consciente?

Según la medicina tradicional, la dificultad en la concepción tiene múltiples causas, incluso, en muchos casos, ni siquiera se llega a un diagnóstico claro del problema. A veces pasa que está todo en parámetros normales pero el embarazo no se concreta. Entonces -sea de forma natural o con ayuda de la reproducción asistida- la propuesta de la fertilidad consciente es conectarnos con nuestros deseos y miedos más profundos para que la búsqueda nos encuentre serenas y confiadas.

Instructores de yoga , terapistas florales, médicos homeópatas, acupunturistas, doulas, entre otros, abordan de manera integral -y desde distintos aspectos y disciplinas- a la mujer y su fertilidad. Proponen transitar este proceso contactando con las capacidades interiores que tenemos todas las mujeres para gestar una vida. Es la manera de encarar la maternidad y paternidad, desde antes del embarazo, conectándose y conociendo las preocupaciones y las potencialidades físicas, emocionales y mentales que intervienen al momento de convertirnos en padres. Estas terapias ofrecen cobijarnos en un entorno amoroso y equilibrado que nos ayude a mejorar los resultados y revertir la ansiedad. ¿Cómo lo hacen? Las herramientas son variadas, la idea es que cada una elija desde sus particularidades y preferencias. Hay propuestas individuales y grupales, pero lo principal -y también más sanador y valioso- es el encuentro con alguien que nos ofrece su escucha especializada. Un otro que conoce y entiende el proceso por el que estamos pasando, nos acompaña y ayuda a conectarnos con nuestra potencia interior.

4 herramientas para estimular la fertilidad

1. EJERCICIO FÍSICO Y ARMONÍA ENERGÉTICA Yoga, mindfulness, arte terapia, meditación, respiración y visualizaciones son algunas de las opciones que ayudan a registrar nuestra condición física, favorecen las secreciones glandulares y el funcionamiento de los órganos en general. Además, disminuyen y contrarrestan los procesos de ansiedad y frustración porque nos permiten ocupar el tiempo y las energías en otra actividad que no sea "la espera". Potencian la fertilidad desde lo físico y, a su vez, lo integran con lo emocional y espiritual. Por ejemplo, la biodecodificación -indagar en las herencias que recibimos de nuestro árbol genealógico-, los grupos de mujeres, o de parejas, donde se comparten experiencias y la ginecología natural, que nos conecta con el ciclo femenino y su órgano principal, el útero. Como es nuestro órgano creador, es necesario empezar a sentir su energía e investigar si hay dolores o bloqueos. Una visualización para hacer en casa

Si estás acostumbrada a meditar, podés grabar esta visualización con tu voz y repetirla a diario para conectarte con tu fertilidad, luego de una inhalación profunda: "Llevo toda mi atención a los órganos reproductores, siento los ovarios, los visualizo, siento el útero y lo visualizo, las trompas, la vagina y los pechos. Forman parte de mi fertilidad, la acepto y confío en ella, en mi propio poder para engendrar vida. Visualizo mis ovarios rodeados de una luz blanca brillante. Observo cómo va madurando un óvulo al inicio del ciclo y hacia la mitad está listo para comenzar su viaje. Esta pequeña luz sale del ovario y baja por la trompa de Falopio. Visualizo cómo mi óvulo se encuentra con un espermatozoide, se unen y juntos llegan al útero. Siento que el proceso de la vida ya comenzó en mi interior y me siento feliz por la posibilidad de albergar una vida en mi cuerpo".

2. NUTRICIÓN FÉRTIL

La alimentación puede ser una aliada o jugarnos en contra al momento de buscar un embarazo. Hay alimentos que potencian la fertilidad y otros que la disminuyen o dificultan. Cualquiera que sea nuestra dieta, siempre se puede producir un cambio, a partir de la toma de conciencia y la modificación de los hábitos. Lo importante es que pensemos la nutrición en un sentido más amplio: es más que ingerir alimentos, es cómo y en qué circunstancia lo hacemos. Tal vez estamos eligiendo alimentos buenísimos para la fertilidad pero el cuerpo no absorbe sus nutrientes porque los comemos nerviosas, angustiadas o en momentos de ansiedad.

3. ACUPUNTURA

La acupuntura tiene un enfoque holístico de la persona: para la medicina china, la salud física y mental depende del equilibrio de nuestra energía. Cuando esta se desorganiza, el cuerpo pierde su armonía y su correcto funcionamiento. La formación de la vida es un proceso bioenergético; muchas veces desde la medicina occidental se deja este concepto de lado. La acupuntura tiene larga experiencia, de miles de años, en regular todo lo referido al funcionamiento del ciclo ovárico y endometrial. También ayuda a disminuir el estrés y a mejorar la calidad de vida de manera global, con lo que se logra un equilibrio físico y anímico. Podemos recurrir a ella como única terapia o incluirla para complementar las probabilidades de éxito en la búsqueda (sea natural o asistida).

4. TERAPIA FLORAL

Además de los cambios en el estilo de vida -alimentación, hábitos, sueño, actividad física- y de la incorporación de alguna técnica de relajación, también esta propuesta incluye la terapia floral. Las flores de Bach pueden tomarlas todas las personas -no tienen ninguna contraindicación- porque actúan a nivel energético, no tienen principios activos como las plantas. Según Bach, somos una unidad cuerpo-alma-espíritu, protegida por energía vital. Cuando se produce un desequilibrio entre las tres partes, la energía vital disminuye, lo que afecta a nivel mental, emocional y, finalmente, físico. Por eso, desde la terapia floral no se tratan afecciones físicas. Al igual que en varias terapias y medicinas alternativas, lo que se busca es restablecer el equilibrio. Se arma un preparado especial para cada persona y, mientras avanza el tratamiento, se pueden quitar o agregar otras flores.

Sanar en lo profundo

Transitar la fertilidad de manera consciente implica un compromiso y un trabajo de autoconomiento que, sea cual sea el resultado, nos permite salir fortalecidas. Animarnos a ir a lo profundo de nosotras para sanar es de mujeres valientes. Aunque las expectativas estén siempre presentes (y sí, querés que llegue el embarazo), durante el camino se abren tantas puertas nuevas que, muchas veces, termina quedando en segundo plano el motivo original de la consulta. Porque, como dice Julieta Paine, doula, terapista floral y una de nuestras expertas consultadas, "la mujer (y pareja) que transita todo esto llega al embarazo y al parto con mucha confianza y seguridad. Livianos, en armonía consigo mismos, sin obstáculos, sin miedos".

Alimentos: los que ayudan y los que no

Ayudan No ayudan

¿Dónde hacerlo?

Cuatro espacios para hacer talleres de fertilidad consciente, sola o en pareja.

NIDRA MATER

Talleres, encuentros individuales y de pareja.

Próximas fechas: el 7 y el 14/7 a las 16:30.

Cuánto: de $500 a $600.

www.nidramater-blog.com . CASA RUMINA

Espacio de actividades, charlas y talleres para la mujer gestante, madres y familias.

Próxima fecha: 01/07 a las 11.

Cuánto: $500.

FB: Casa Rumina.

MUJER PULPO

Ginecología natural y ayurveda.

Próximas fechas: viernes y sábados de julio.

Cuánto: $550 (individual) o $1200 (2-3 encuentros grupales).

www.mujerpulpo.com . NA SER

Terapia floral, alimentación natural y yoga.

Cuánto: $500 la consulta individual.

FB: NaSerJulieta

¿Cómo te resultó?

Romina Pagani, 34 años, empleada administrativa: "En la previa de un tratamiento de fertilidad asistida, busqué algo para trabajar la ansiedad y silenciar la mente. Me conecté con la fertilidad desde otro lugar, con la mirada puesta en mi interior. Hoy tengo a Nina, mi beba de 6 meses". Verónica Casati, 39 años, Lic. en Comercialización: "Hice un taller de parejas que me sirvió para aprender nuevas herramientas. Pude identificar lo que me estaba afectando en cuerpo y mente, además de compartir una actividad con mi pareja. Hasta recibir la llegada de nuestro bebé, en camino". Eugenia Brignani, 25, profesora de tenis: "Como estamos en la búsqueda de nuestro segundo hijo, me propuse trabajar desde otro lugar este embarazo. Estas terapias me están ayudando mucho a encontrar nuevas herramientas para conectarme conmigo misma. Muy sanador". ¿Te está costando o te costó la búsqueda de un hijo? ¿Cómo lo tomaste? También consultá: ¿Cómo transitar el dolor por la pérdida de un embarazo? y Ovodonación en primera persona: ?La maternidad no se dona, los óvulos, sí Expertos consultados: Jorgelina Galera, fundadora de Nidra Mater; Julieta Maine, doula, terapeuta floral, instructora de yoga; Dr. Daniel Gabioud, médico, homeópata y especialista en acupuntura y medicina tradicional China, acupuntor.com.ar .