srcset

contentLab para Galicia Éminent

Justina Bustos y Pablo Massey inauguraron la temporada de nieve en Bariloche

(0)
12 de julio de 2018  • 12:40

Un mundo de sensaciones. Eso es lo que asegura transmitir el cocinero Pablo Massey cada vez que elige con cuidado los ingredientes para preparar una receta. Eso es lo que sintió la actriz Justina Bustos cuando volvió a calzarse los esquíes después de 12 años sin deslizarse por un cerro nevado. Y eso es lo que viven los clientes de Galicia Éminent cuando disfrutan de los beneficios exclusivos en Bariloche o Las Leñas. Justina y Pablo lo comprobaron.

Ella llegó a Bariloche con su novio, Mariano Bustillo, bisnieto del arquitecto Alejandro Bustillo quien dejó su huella imborrable por toda la región andina. Y al igual que Pablo, se alojaron en el Pire Hue, el exclusivo lodge de montaña en la base del cerro Catedral, para disfrutar de un fin de semana perfecto: esquí, amigos y relax.

Galicia Éminent inauguró la temporada de esquí en Bariloche.

1:39
Video

El sábado arrancaron temprano trepando el cerro por la séxtuple, a pasos del Pire Hue, para ir directo hasta el refugio Lynch y bajar desde allí esquiando hasta Punta Nevada. Después de las selfies de rigor, siguieron camino abajo hasta el refugio Barrilete donde se tomaron un descanso para charlar y compartir unas cervezas como previa a un almuerzo necesario para cargar la energía suficiente y continuar la jornada de esquí en Piedra del Cóndor.

Justina Bustos disfrutando del paisaje blanco en Bariloche
Justina Bustos disfrutando del paisaje blanco en Bariloche

A media tarde, el spa del Pire Hue Lodge los esperaba con una pileta in and out con vista al cerro nevado y masajes reparadores para prepararse para la noche. A Pablo le tocaría lo que mejor sabe hacer: cocinar en vivo para los doscientos clientes e invitados al cóctel que Galicia Eminent organizó en el living del hotel y así dar por inaugurada la temporada de nieve 2018.

Pablo armó dos fuegos en la enorme chimenea donde cocinó lomitos de trucha a la plancha y un risotto con variedad de hongos patagónicos. "Este hotel tiene mucha historia para mí, he pasado infinidad de inviernos desde muy chiquito y cocinar en su chimenea -que tiene un tiraje perfecto porque todas las semanas se prepara un cordero en pleno living- es fabuloso", dijo Massey, Mientras las copas servidas con Malbec, Blanc de Blancs y Brut Nature, de bodega El Esteco, eran degustadas por los presentes, el setlist de Puli Demaría, junto a Chule, encendía aún más el calor de la noche.

Justina junto a su novio, Mariano Bustillo
Justina junto a su novio, Mariano Bustillo

Galicia Éminent los invitó para vivir la misma experiencia que viven sus clientes con los beneficios exclusivos que ofrecen en Bariloche, que se suman a los que también tienen en Las Leñas.

El domingo amaneció soleado para otra mañana de esquí y Pablo volvió a ser el autor del menú para un almuerzo tardío al aire libre con Justina, su novio y un grupo de amigos: sandwichitos de salchicha parrillera y papas gratinadas en el horno a leña emplazado en la nieve de Casa Babel, el bar de montaña que funciona a un costado del Pire Hue y ofrece a diario pizzas al horno de barro, sopas, empanadas y tragos.

Antes de la caída del sol, nadie quiso perderse la variedad de pizzas, cervezas artesanales y sidra tirada de Berlina al Corte, desde donde Laura Cúneo, de Galicia Eminent, resumió lo mejor de lo vivido estos días: "Por segundo año consecutivo estamos en Bariloche con increíbles beneficios para nuestros clientes Galicia Éminent, felices de que puedan disfrutar con sus familias o amigos de una escapada a la nieve con un plan perfecto: alojarse en el Pire Hue Lodge con beneficios en el hospedaje, el restaurant, el spa y el rental, así como la sede de Berlina de la villa para almorzar o hacer un after ski. Y quienes viajen a Las Leñas también cuentan con beneficios exclusivos en pases, rental, clases, estacionamiento, los hoteles Piscis y Virgo y restaurantes como Ufo Point, SushiClub, Innsbruck, El refugio, Cóndor Point, Parador Olimpo, y muchos más".

Cuando todos emprendían la caminata de regreso al hotel con ese delicioso aire fresco de las montañas rozando la cara, Justina y Pablo entendían perfectamente que las sensaciones vividas eran incomparables y las experiencias únicas son las que no se olvidan.

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios